Dalia Insights

3.6 millones de mexicanas abandonaron la escuela en el ciclo 2020-2021


salon - pixabay
Foto: Pixabay

Un total de 8.8 millones de estudiantes no se pudieron inscribir al ciclo escolar 2020-2021.

Suscríbete a nuestro newsletter / Escucha nuestro podcast…

CIUDAD DE MÉXICO. La cifra de niñas, adolescentes y mujeres en México que abandonaron la escuela en el ciclo 2020-2021 por la pandemia, por falta de recursos o porque tuvieron que trabajar, asciende a 3.6 millones, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Un total de 5.2 millones de personas de 3 a 29 años de edad no se inscribieron al ciclo referido (9.6% en relación con la población total en ese rango de edad), debido directamente a la pandemia y por falta de recursos económicos (causa no asociada al COVID-19)

Pero, de manera adicional, 3.6 millones no se inscribieron porque tuvieron que trabajar. De ese modo, un total de 8.8 millones de estudiantes quedaron excluidos de la educación en este periodo.

De los 5.2 millones no inscritos, 2.4 millones son mujeres, de las cuales 1.1 millones se vieron afectadas por la irrupción del virus y 1.4 millones por falta de recursos.

Cursa nuestro Dalia Masters edición especial: Ser Mujer: En nuestras propias palabras

El resto son hombres, 2.8 millones. De ellos, 1.3 millones por el nuevo coronavirus y 1.5 por recursos.

Por otra parte, de los 3.6 millones que tuvieron que trabajar, 1.1 millones son mujeres y 2.5 son hombres.

"De los motivos de no inscripción al ciclo escolar 2020-2021 destaca la respuesta por falta de dinero o recursos, que pueden estar intensificados dado los efectos de la crisis provocada por la pandemia, aunque directamente no se haya asociado al fenómeno de la COVID-19; en la misma condición se puede asociar la respuesta: porque tenía que trabajar", destaca el reporte de lnegi.

Cursa el programa de liderazgo de Dalia Empower: ADN, Born to Lead

De acuerdo con la Encuesta para la Medición del Impacto COVID-19 en la Educación (ECOVID-ED) 2020, de los 32.9 millones del alumnado del ciclo escolar 2020-2021, un total de 30.4 millones o 92% son población que también estuvo inscrita en el ciclo escolar 2019-2020, y 2.5 millones (8%) son inscritos que no estuvieron participando en el sistema educativo en el ciclo escolar 2019-2020.

Además, esos 32.9 millones equivalen a 60.6% de la población mexicana entre 3 y 29 años. Y la cifra de mujeres es ligeramente menor con 16.3 millones en comparación con la de hombres, de 16.6 millones.

Regreso a clases presenciales, la polémica en México

En días recientes se ha mantenido a debate el regreso a clases presenciales. Padres de familia han salido a las calles a manifestarse a favor y han llevado a las redes sociales una campaña con hashtags como #AbreMiEscuela, #presencialesesencial y #vozdeniño.

En febrero, incluso, la Asociación Nacional de Escuelas Particulares (ANEP) dijo que los planteles que son miembros abrirían a partir de marzo. Pero no sucedió. La asociación alertó de la crisis económica, educativa y emocional que podría derivarse de la ampliación de suspensión de clases presenciales.

Lee más: Mujeres líderes urgen a alentar a las niñas a estudiar carreras STEM en México

La Secretaría de Educación Pública (SEP) ha dicho que habrá regreso hasta que haya semáforo verde en los estados. Campeche ya cumple con esa condición y se ha anunciado la apertura de escuelas a partir de abril. El esquema será escalonado y voluntario.

Organizaciones como Mexicanos Primero exigen que se presente un plan nacional de reincorporación escolar con medidas sanitarias muy concretas y adecuadas, pues hasta el momento no se ha hecho, en comparación con lo que se ha llevado a cabo con la reapertura de restaurantes, bares y cines.

El 23 de marzo, la secretaria de Educación Pública (SEP), Delfina Gómez Álvarez, admitió que el retorno a las clases presenciales es ya un tema de “salud mental” y social, y no únicamente educativo.

La suspensión presencial, que ya cumple un año, ha generado no solo impactos educativos en los estudiantes sino en los padres de familia. Principalmente, las mujeres, en quienes continúan recayendo principalmente los trabajos de cuidados y domésticos, al tiempo que intentan continuar con sus trayectorias profesionales.

Recomendamos: 5 beneficios económicos que ganaremos todos si México escucha a sus mujeres

Riesgo de retraso educativo

En octubre de 2020, la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay, advirtió que 11 millones de niñas en todo el mundo corren el riesgo de no volver a la escuela cuando terminen las restricciones por el virus de COVID-19.

Meses antes, en junio, la organización humanitaria Plan Internacional, señalaba que la pandemia puede hacer retroceder varias décadas los avances alcanzados en educación para las niñas en América Latina y el Caribe.

De acuerdo con la organización no gubernamental, la cuarentena decretada hasta ese momento por los gobiernos de algunas países como medida preventiva para frenar la expansión del nuevo coronavirus había dejado "a 95% de los estudiantes alejados de los servicios de educación". Además, muchos padres han perdido sus trabajos por la crisis económica generada por la crisis sanitaria mundial, lo que hace más difícil pagar los estudios de las niñas.

La falta de acceso a la educación de las niñas "ocasionará décadas de retraso, y traerá un riesgo generacional" porque una menor que no estudia "tiene menos oportunidades y eso puede afectar a las próximas generaciones", indicó Plan Internacional en ese momento.

Lee más: Mujeres, con más afectaciones mentales en la pandemia, confirma índice de felicidad

Ellas ven en la pandemia una limitación para sus carreras

De acuerdo con una encuesta de la consultora Deloitte, 82% de las mujeres entrevistadas mencionaron que sus vidas se han visto afectadas de manera negativa por la crisis sanitaria global.

De ese conjunto, 70% ve en la crisis una limitación para su carrera profesional.

Lee más: Estrés y burnout en la pandemia son un hecho, pero impacta más a las mujeres

Además, 23% considera que en algún momento necesitará escoger entre su responsabilidad personal y su carrera, mientras que 10% está considerando un descanso temporal de su carrera o abandonar completamente el mercado laboral.

El estudio fue elaborado entre agosto y septiembre de 2020 con la participación de casi 400 mujeres de distintas industrias y jerarquías en nueve países; entre ellos Brasil, Canadá, China, India, Francia, Japón y Estados Unidos.