Las habilidades definitivas para el éxito profesional y personal: life skills

Las life skills pueden aumentar hasta en 12% la productividad de una empresa e incrementar hasta en 30% el salario del talento humano.

mujer exitosa
Foto: Shutterstock

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe en tu correo el contenido que informa, inspira y te conecta con mujeres de nuestra comunidad

CIUDAD DE MÉXICO. La irrupción de la pandemia de COVID-19 y de la inteligencia artificial en los últimos años ha dejado más clara que nunca la urgente necesidad, tanto de empresas como del talento humano, de contar con nuevas y mejores habilidades para lograr rentabilidad, sostenibilidad y éxito. Entre esas habilidades destacan no solo las digitales y tecnológicas, sino especialmente las life skills, también conocidas como soft skills.

Bautizadas también como power skills, habilidades blandas, habilidades humanas, socioemocionales, transferibles o transversales, la plataforma de educación continua Dalia Empower ha decidido nombrarlas simplemente como life skills porque son habilidades indispensables para el ser humano en cualquier ámbito de vida, incluyendo el profesional y el laboral. Los ejemplos más básicos y más conocidos de estas skills son: comunicación, empatía, resiliencia, creatividad, adaptabilidad, colaboración o trabajo en equipo.

La demanda de estas habilidades aumentará de 18% de las horas trabajadas en 2016 a 22% para 2030, de acuerdo con un estudio de la consultora estadounidense McKinsey & Company.

Lee también: Por qué no puede existir el liderazgo sin la inclusión

Habilidades humanas para negocios humanos

McKinsey las define como "habilidades no técnicas, que permiten a alguien interactuar de manera efectiva y armoniosa con los demás, son vitales para las organizaciones y pueden afectar la cultura, la mentalidad, el liderazgo, las actitudes y los comportamientos".

Las life skills tienen que ver con el dominio y la capacidad para hacer buenas relaciones humanas y no con los conocimientos técnicos que una persona posee con respecto a un área del saber. Si de por sí ya eran esenciales, hoy son apremiantes en un mundo cada vez más incierto y volátil, y ante la llamada Revolución 4.0 que ha traído la digitalización, la automatización y la inteligencia artificial. Solo con ellas pueden construirse negocios y entornos laborales cada vez más tecnológicos, pero con el ser humano al centro de ellos, ya sea como talento humano o como consumidor.

En los años 70 del siglo XX se comenzó a comenzó a hablar de estas habilidades. El ejército de Estados Unidos empezó a usar el término por vez primera tras detectar que sus mejores elementos no eran los más competentes con la maquinaria y el equipo, sino aquellos con habilidades transversales como el trabajo en equipo o la resolución de conflictos. Les llamaron soft skills en contraposición a las hard skills o habilidades duras, que son técnicas.

En pleno siglo XXI, el avance de la inteligencia artificial (IA) está generando una serie de cambios y planteando muchas incógnitas en materia de trabajo y entornos laborales; por ejemplo, la posible desaparición de ciertos puestos, pero también un hecho indiscutible: a partir de este punto, las personas tendrán que desarrollar habilidades muy específicas para lograr adaptarse a esta revolución, diferenciarse y seguir siendo atractivas en el mercado laboral. Entre ellas destacan por excelencia las life skills, que la tecnología no puede desarrollar ni remplazar.

Lee también: Habilidades blandas como la inteligencia emocional potencian el aprendizaje de las matemáticas, revela PISA 2022

Life skills para una mayor rentabilidad y mayores ingresos

Varios estudios han revelado que cuando el talento de una empresa cuenta con un buen conjunto de habilidades de vida mejora el ambiente laboral, la retención, la productividad y el desempeño de la organización.

Un estudio realizado en 2017 por Boston College, Harvard y la Universidad de Michigan, mostró que la capacitación en habilidades blandas puede aumentar la productividad en 12% y generar un retorno de inversión de hasta 250 por ciento.

Otro estudio, también de la Universidad de Harvard en conjunto con la Fundación Carnegie y el Centro de Investigación de Stanford concluyó que 85% del éxito laboral puede atribuirse a habilidades interpersonales y sociales, y el 15% de habilidades técnicas. Sorprendentemente, este análisis data de ¡1918!

Por su parte, un análisis realizado en 2021 por Adobe, LinkedIn y Civitas Learning reveló que los profesionales que poseen habilidades blandas, pueden percibir salarios iniciales hasta 16% más altos que quienes carecen de ellas. El reporte reveló que los empleados que se habían graduado recientemente de la universidad y que se desempeñban en funciones variadas aseguraron salarios iniciales más altos cuando incluyeron life skills en sus perfiles, en comparación con aquellos que no las tenían o no las promovieron.

Tania Arita, directora de reclutamiento de Talent Solutions de ManpowerGroup, confirmó a Dalia Empower en 2023 que estas habilidades pueden impulsar significativamente el valor salarial de un candidato.

“Las empresas están dispuestas a pagar un adicional del 30% [en promedio] por talento que destaque en estas áreas, dado el actual contexto de escasez de habilidades”, Tania Arita, directora de reclutamiento de Talent Solutions de ManpowerGroup.

Recomendamos: Por qué capacitar en life skills a tu talento y cómo medir el impacto

3 tipos de life skills

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha colocado, incluso, a estas skills -a las que llama habilidades transferibles- como piedra angular del aprendizaje universal porque son las que permiten desarrollar, conectar y reforzar los otros tres grupos de habilidades: las fundamentales (lectura, escritura y matemáticas); las vocacionales y técnicas para el trabajo, y las digitales.

En pocas palabras, sin life skills es más difícil aprender. Por lo tanto, su desarrollo es una prioridad.

La Unicef -en su documento Importancia del Desarrollo de Habilidades Transferibles en América Latina y el Caribe- y la consultora McKinsey, dividen estas habilidades en tres tipos:

1. Cognitivas. Se relacionan con el pensamiento. Por ejemplo, pensamiento crítico, pensamiento creativo, escucha activa, storytelling, resolución de problemas.

2. Emocionales. Se relacionan con el autodominio y la autogestión. Por ejemplo, inteligencia emocional, autoconfianza, resiliencia.

3. Sociales. Se relacionan con el trato con otras personas. Por ejemplo, colaboración, resolución de conflictos, empatía.

Diseño: Guissell Rodríguez / Dalia Empower

El círculo de la prosperidad

McKinsey también identificó los life skills que están directamente relacionados con un mayor ingreso, una mayor empleabilidad y una mayor satisfacción laboral.

Diseño: Guissell Rodríguez / Dalia Empower

Transforma tu organización e impulsa sus resultados con los programas sobre life skills/habilidades blandas, diversidad, inclusión y equidad de género de Dalia Empower para Empresas

Muy lejos de ser “blandas”

Es más que evidente que hoy en día estas habilidades no se enseñan en las escuelas y universidades de manera específica y enfocada. Lo cierto es que tampoco son fáciles de enseñar ni de aprender. Su desarrollo, de inicio, requiere de cuatro requisitos que tampoco resultan ser los más sencillos:

1.- Interacción con otras personas. La socialización es la piedra angular del desarrollo de estas habilidades y resulta obvio, al ser skills humanas y de vida. Sin embargo, socializar es tan complejo como compleja es cada persona y la relación que establecemos con cada una. Ahí está el primer gran reto y la primera gran razón por la cual, las life skills en realidad están muy lejos de ser habilidades “blandas”.

2.- Mucha práctica; mucha paciencia; mucho tiempo. Las life skills se relacionan completamente con nuestros hábitos y nuestras creencias, los cuales se forjan durante nuestra crianza. Así que, transformar esos hábitos de un día para otro es imposible. Es imposible que, de hoy para mañana, logremos una comunicación asertiva, que hagamos negociaciones efectivas en un ganar-ganar o que identifiquemos nuestros sesgos y prejuicios, por ejemplo. El desarrollo de cualquier habilidad de vida requiere práctica, y no solo constante, sino consciente, así como paciencia y tiempo.

3.- Autoconocimiento. Necesitamos conocer cuáles son nuestras life skills más fuertes y cuáles tenemos que desarrollar más. Esto depende de lo que queremos lograr profesional y personalmente, así como del entorno en el cual nos desempeñamos. Existen test serios y reconocidos que pueden ayudarnos en este trabajo de autoconocimiento.

Desarrollar habilidades de vida es un gran reto, pero sus frutos tienen un valor enorme, tanto para las personas como para las empresas.

Los mismos empleadores son conscientes del desafío que representan estas habilidades. Son difíciles de encontrar y más aún de enseñar. El reporte Se Buscan Personas, los Robots las Necesitan, publicado por Manpower en 2019, muestra que mientras 31% de las organizaciones señala que es difícil capacitar en habilidades técnicas bajo demanda, para 60% resulta todavía más difícil enseñar las habilidades profesionales necesarias (life skills) como el pensamiento analítico y la comunicación.

"Aquellos candidatos que puedan demostrar mayores habilidades cognitivas, creatividad y capacidad para procesar información compleja, junto con adaptabilidad y simpatía, pueden esperar un mayor éxito a lo largo de sus carreras. Para 2030, la demanda de habilidades humanas -competencias sociales y emocionales- crecerá en todas las industrias un 26% en Estados Unidos y 22% en Europa" Se Buscan Personas, los Robots las Necesitan, reporte publicado por Manpower en 2019

Las life skills más importantes hacia 2030

El reporte Futuro del Empleo 2023, del Foro Económico Mundial muestra que las empresas y organizaciones consideran siete life skills como prioritarias en el mercado laboral entre 2023 y 2027:

• Pensamiento creativo

• Pensamiento analítico

• Aprendizaje

• Resiliencia

• Flexibilidad

• Agilidad

• Pensamiento sistémico

Rebeca Hernández, gerente comercial regional de Manpower Group, mencionó a Dalia Empower en 2023 que durante los próximos años las empresas continuarán necesitando a personal que opere la Inteligencia Artificial y que pueda hacer otros procesos que ésta no puede realizar. De ahí que, para seguir siendo atractivo para el mercado laboral, el talento tendrá que diferenciarse a través del desarrollo de habilidades que la tecnología no puede desarrollar ni remplazar: las life skills.

“[Es] muy importante poder mejorar los perfiles de cada uno de nosotros como empleados. Tenemos que hacer un upskilling [aumento de habilidades]. Para eso, yo te diría que podemos tener distintas estrategias para llegar allá”, comentó.

Para la ejecutiva de Manpower, las más importantes son:

• Resolución de problemas

• Trabajo en equipo

• Toma de decisiones

• Pensamiento crítico y analítico

• Adaptabilidad

• Aprendizaje

Yuval Harari, uno de los filósofos actuales más reconocidos, ha dicho que para adaptarse a las nuevas realidades que plantea el mundo de manera cada vez más veloz, debemos desarrollar una mentalidad ágil. Para el historiador, escritor y profesor de la Universidad Hebrea de Jerusalén, encarar los cambios y el futuro requiere de inteligencia emocional y comunicación.

“Los profesores debemos enseñar pensamiento crítico, comunicación, colaboración y creatividad”, Yuval Noah Harari, filósofo

Cursa las eClasses, talleres, programas y masterclasses de Dalia Empower, especializadas en life skills (soft skills) como la comunicacion, la negociación o la creativad, así como en equidad de género e inclusión. Hazlo con la Membresía Dalia; descubre cómo

¿Cómo desarrollar las habilidades de vida?

PagePersonnel, a través de su eBook Upskilling y Reskilling, elaborado en 2021, recomienda, seguir algunos pasos puntuales y recomienda algunos métodos:

1.- Identifica las habilidades que necesitas. Esto, de acuerdo con el momento profesional en que te encuentras, qué oportunidades existen a tu alrededor y las futuras, así como a dónde quieres llegar.

2.- Calcula el tiempo que necesitarás. Estima cuánto tiempo deberías invertirás día a día en tu upskilling, así como el tiempo que durará el proceso. Luego, analiza cuánto tiempo tienes disponible. El objetivo es empatar lo mejor posible ambas cosas: lo que necesitas emplear y lo que realmente tienes. Si es tu empresa quien te ofrece el aprendizaje, la organización y tú deberán asumir que tendrás menos tiempo para las responsabilidades a tu cargo.

3.- Autoevalúate. Una vez finalizado tu ciclo de aprendizaje y desarrollo, evalúate. Observa si cumpliste tus metas y tus plazos establecidos. Si es tu empresa quien te ofrece el programa de capacitación, deberá avaluar junto contigo el éxito del plan y si se puede hacer de una manera diferente y más provechosa.

En cuanto a los métodos para desarrollar habilidades de vida, podemos hacerlo a través de una serie de opciones:

a) Seminarios, programas, talleres. Es lo más común en capacitación, pues son ideales para adquirir nuevas habilidades o para potenciar las existentes.

b) Mentoring. Una o un colega senior actúa como tu mentora o mentor. Puede ser una opción económica, tanto a nivel individual como organizacional.

c) Planes de Desarrollo de Personal. Aplican también en organizaciones y parten del talento interno. Estos planes deben ser pensados y ejecutados con tiempo para ser efectivos, así que no son inmediatos; pueden requerir seis meses, un año, etcétera.

d) Practicar deportes o hasta juegos de mesa. Son también buenas herramientas para cultivar las life skills. Los deportes requieren, por ejemplo, disciplina, trabajo en equipo, estrategia y comunicación.

e) Leer libros. Hay una diversidad de lecturas enfocadas en el desarrollo de distintas habilidades de vida. Aquí una lista de recomendaciones de Dalia Empower:

  1. La inteligencia emocional, Daniel Goleman
  2. El método tools, Phil Stutz y Barry Michels
  3. Franqueza radical, Kim Scott
  4. Nunca te pares, Phil Knight
  5. Frágil, Brené Brown
  6. Más fuerte que nunca, Brené Brown
  7. El líder que no tenía cargo, Robin Sharma
  8. Find Your Why: A Practical Guide for Discovering Purpose for You and Your Team, Simon Sinek
  9. Líderes comen al final, Simon Sinek
  10. El camino del artista: Un curso de descubrimiento y rescate de tu propia creatividad, Julia Cameron

Lee más: Los podcast sobre vida y carrera para un nuevo año con todo


Dalia Empower: life skills con perspectiva DEI

Dalia Empower nace en 2018 como una plataforma de educación continua y también un movimiento que busca cerrar la brecha de género a través de programas de capacitación especializados en life skills y con perspectiva de género, diversidad e inclusión.

Sus programas buscan la transformación del liderazgo a través de un esquema para personas -bajo membresía o bajo su programa principal de liderazgo ADN- y otro para empresas.

Los programas de Dalia giran en torno a seis ejes temáticos:

ejes temáticos 2.jpg
Diseño: Guissell Rodríguez / Dalia Empower
Diseño: Guissell Rodríguez / Dalia Empower

Artículos Recientes

Lo malo: las iniciativas en pro de las mujeres que se ‘congelaron’ este sexenio

Lo bueno: los avances legislativos del sexenio en pro de las mujeres

17 de mayo de 2024

Lo peor: las deudas del sexenio con las mujeres

17 de mayo de 2024

Leyes para igualdad de género: lo bueno, lo malo y lo peor del sexenio

logo dalia

Women shaping the future of leadership

Suscríbete al newsletter

Recibe en tu correo el contenido que informa, inspira y te conecta con mujeres de nuestra comunidad