Identity

5 consejos para ordenar tus finanzas personales y amortiguar mejor el 2021


finanzas personales 2021 shutterstock
Fotografía: Shutterstock

¿Has relajado tu cautela con el dinero este fin de año? Daniel Urías, fundador de Cooltura Financiera, advierte que puede ser mala idea y ofrece algunos consejos.

Suscríbete a nuestro newsletter / Escucha nuestro podcast

CIUDAD DE MÉXICO. 2020 será recordado como uno de los más complicados de la historia contemporánea respecto a la economía global y las finanzas personales.

Por eso es esencial que realices una planeación para iniciar y navegar por el 2021 de la mejor manera, ya que los pronósticos en materia económica tampoco son prometedores.

Daniel Urías, experto en finanzas personales, director y fundador de Cooltura Financiera, ve un año entrante incierto y complicado.

Pese a ello, advierte que en estos días de compras navideñas es evidente que no solo se relajaron las medidas sanitarias, sino también la cautela para administrar el dinero.

“No vemos un reflejo claro de que las personas sean más cautelosas con sus gastos”, dice Urías, en entrevista con Dalia News+Media.

Dalia Empower te invita a su taller: Define tu propósito y diseña tu vida

El experto en finanzas personales comparte algunas recomendaciones para iniciar el nuevo año con el bolsillo más seguro, que aunque son "parecidas a las que se hacen cada año para sobrellevar la cuesta de enero, en este caso, el contexto cambia por la pandemia".


1 Cubre los primeros meses

"Contempla un presupuesto que rinda, en el mejor de los casos, hasta el primer semestre, y si no es posible, por lo menos para el primer trimestre", menciona Urías, quien también es conferencista.

La clave es identificar los gastos inevitables e ineludibles durante ese periodo, por ejemplo, el pago del predial o la tenencia del auto.

Recomendamos nuestro podcast: Cómo chingaos sobrevivir a una pandemia (financieramente), con Adina Chelminsky

2 Trabaja en la elección de deudas a adquirir

“Se tiene que elegir bastante bien qué tipos de cosas vamos a adquirir. No se recomienda usar crédito para adquirir alimentos cuyo tiempo de vida es corto, como comida, regalos o viajes, pues no es conveniente sumar deudas".

Además, programa muy bien las compras de artículos duraderos que necesitarás o quieres hacer en el año, tomando en cuenta los plazos de pago e intereses. Así puedes aprovechar beneficios como promociones.

Recomendamos: 5 básicos de finanzas personales de la directora general de Biva

3 Elige las deudas a liquidar y analiza un ingreso adicional

En tu proyecto de presupuesto considera la generación de ingresos adicionales para liquidar deudas, en lugar de adquirir nuevos créditos. “Puedes enfocarte en aquellas con los intereses más altos o las que tienen menos cuotas por cubrir”, recomendó.

“Las deudas provocan inestabilidad y además, empezamos a deber más dinero por gastos de cobranza, intereses, sanciones migratorias. Por ello, la importancia de prever y organizarnos para bajarle a las deudas y subirle al ahorro”, subraya Daniel Urías.

4 Fondo de ahorro para emergencias

“Si este año nos agarró la pandemia por sorpresa, en 2021 no va a ser sorpresa para nadie que tenemos que prepararnos. Este fondo debe ser equivalente, mínimo, a tres meses de nuestros gastos mínimos que incluyen el pago de renta, hipoteca, alimentación, servicios básicos, deuda", sugiere.

Y ¿cómo hacer ese fondo? De acuerdo con el consultor en finanzas personales, para llegar a esa cantidad, tienes que determinar cuáles son tus gastos fijos, variables y de los que puedes prescindir sin mayor problema en un momento determinado como los de recreación.

Lee más: Minerva capacitará a las mujeres mexicanas en finanzas personales

5 Ahorro e inversión

“Pregúntate y responde con sinceridad: ¿En qué sí puedo, tengo, debo gastar?", menciona Urías.

De esa forma es posible identificar la capacidad de ahorro de cada persona. “Si no tengo (capacidad de ahorro), es necesario buscar todos los gastos que puedo recortar”.

Recomienda también buscar un ingreso adicional, en caso de no contar con él, con el objetivo de invertirlo en instrumentos que tengan liquidez como cuenta de débito, nómina o cetes.

Por último, aconseja utilizar un esquema estándar de gastos:

  • 60% para los egresos básicos, indispensables y relevantes
  • 25% para gustos, antojos, recreación
  • 15% para ahorro e inversión
“No tenemos que esperarnos al próximo año para poner en orden nuestra situación financiera”