Commander

3 pasos para desarrollar tu vida integral y mejorar tu carrera


vida plena
Foto: Mohamed Hassan / Pixabay

Tener una visión clara por roles de vida es la base para usar tu tiempo con intención de plenitud, escribe la consultora en liderazgo Viviana Alcocer.

Suscríbete a nuestro newsletter

Si estás interesado en ser más productivo y seguir desarrollando tu carrera profesional, es importante que procures tu bienestar y desarrolles una vida integral y balanceada. Y aunque todos sabemos la importancia de hacerlo, con frecuencia sentimos que nuestra vida va de un desequilibrio al otro, al tener que poner especial atención a las diversas situaciones que van surgiendo, ya sea sacar adelante nuevos proyectos o disminuir el impacto de crisis y retos.

Esto nos puede hacer sentir que tener una vida integral y balanceada parece más una utopía que una realidad cercana.

Dalia Empower te invita a su taller: Define tu propósito y diseña tu vida

Tener una vida integral no necesariamente significa que día a día distribuyas tu tiempo equitativamente entre las diversas áreas de tu vida. Es desarrollar tu vida y roles con la diversidad que requieres, para sentirte pleno, energizado y entusiasmado de vivir tu vida. Este entusiasmo por vivir impacta cada área, tu comportamiento, tu personalidad, actitud y estado de ánimo.

Es por eso que hoy me gustaría compartirte 3 pasos que puedes seguir para desarrollar una vida más integral:

1 Identifica tus roles y decide cómo vivirlos

Identifica aquellos roles y responsabilidades que tienes. Tanto los roles profesionales como personales. Algunos ejemplos pueden ser: emprendedor, ejecutivo, esposo, padre, hijo, hermano, voluntario, coach, profesor, etcétera.

Define cómo quieres desempeñarte en cada rol y evalúa cuál es tu desempeño actual. ¿Tus acciones están alineadas con tus valores? Diseña tu contribución en cada rol así como la experiencia que quieres que tengan las personas con las que interactúas. ¿Qué quieres crear en ese espacio?

Ya que lo tengas claro, identifica a las dos personas que más impactas en cada rol. Comparte con ellas tu visión y pregúntales qué estás haciendo bien y qué puedes mejorar. Con su feedback, identifica una o dos acciones a mejorar por cada rol y ¡pon manos a la obra!

Lee también: 5 comportamientos para fortalecer la integridad, el activo clave de tu liderazgo

2 Define tu situación ideal de vida en cada área y bájala a objetivos trimestrales

Siempre empieza por tener una visión clara de tu vida. Todos tenemos como objetivo final tener una vida plena y abundante para ser felices. La plenitud es personal, lo que me da satisfacción a mí es distinto de lo que te satisface a ti. Así que tómate un momento para definir una visión para tu vida en estas cuatro áreas:

a) Relaciones: contigo mismo (estado mental, físico, emocional y espiritual), pareja, familia (hijos y otros parientes) y amigos.

b) Contribución: plan de carrera (cómo ganas dinero y usas tus habilidades) e impacto social.

c) Recursos: manejo de tu dinero y de tu tiempo.

d) Renovación: hogar (dónde vives y descansas) y entretenimiento (cómo te diviertes)

Escribe en una hoja tu visión de vida en estas cuatro grandes áreas. Sé detallista, escribe en tiempo presente y en positivo. Baja esta visión a metas anuales que puedas desglosar en objetivos trimestrales, los cuales te servirán de guía para planear tus actividades semanales.

Tu visión de vida es tu motor y principal motivación. Con frecuencia pasa que por estar trabajando tanto, olvidamos que el trabajo y retribución económica son medios para otras cosas. ¡Mantengamos esta perspectiva!

Recomendamos: 6 lecciones aprendidas sobre productividad remota en la pandemia

3 Diseña el uso de tu tiempo con intención

Casi todos tenemos el síndrome eterno de “estoy ocupado” o “no tengo tiempo”. Aun así, sentimos que siempre estamos atrasados y cuando queremos hacer algo nuevo o que nos apasiona, lo rechazamos por falta de tiempo. ¿Te ha pasado?

¡Olvidamos que el tiempo es un recurso finito, no renovable!

Lo mejor es primero registrar cómo estás usando tu tiempo (en bloques de 30 minutos) todos los días durante una semana. Sobre esa base real, empieza a identificar las actividades no productivas y comienza a hacer cambios para incluir actividades alineadas a tus prioridades y roles de vida.

Si ves tu vida en retrospectiva notarás que lo que más recuerdas son aquellas experiencias memorables. Las actividades rutinarias las vivimos en automático y muchas veces con un bajo nivel de conciencia. Busca diseñar experiencias memorables positivas en cada área de tu vida y en cada rol que desempeñas. Esto te dará mucho más satisfacción, recuerdos y sensación de plenitud, propósito y equilibrio.

Tener una visión clara, desarrollada por áreas y roles de vida, será la base para usar tu tiempo con intención de plenitud y desarrollar una vida de manera integral. Recuerda que eres un ser humano que está presente en los diversos roles de vida que desempeñas. Si una parte de tu vida no está bien, ésta traspasará las otras áreas y afectará tu liderazgo y productividad.


Viviana Alcocer

Viviana Alcocer es ejecutiva internacional, consultora y speaker apasionada por el desarrollo integral, especializada en healthcare, liderazgo, estrategia, marketing y ventas.

Es licenciada en Administración con especialidad en Finanzas por el ITAM. Cuenta con una maestría en Marketing por EADA Business School (Barcelona España); una especialidad en Alta Dirección por el IPADE y otra especialidad en Marketing Digital por Escuela de Internet (en curso).

Tiene certificaciones en disciplinas como: Design Thinking (IDEO University), Capacitación (ASTD), Coaching (Insight Privilege), Profesora de Yoga (Kripalu) y Personal Branding (Universidad de Virginia en curso).

Puedes contactarla en: