El mundo financiero ya no es exclusivo de hombres, pero está lejos de la equidad de género

La población ocupada en el sector financiero es casi paritaria en México, pero esa proporción se pierde en los puestos más altos.

Mujeres en Finanzas / Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

CIUDAD DE MÉXICO. Tali Salomon recibió la noticia de su ascenso como directora regional de la plataforma de trading on line e-Toro hace cuatro años, cuando cursaba el quinto mes de embarazo. Uno de los mayores deseos en su carrera profesional estaba por concretarse, pero temía que ser mamá fuera un impedimento.

“Tuve mucho miedo de contarle al vicepresidente, pensé que si lo decía no me darían el cargo”. Al darle la noticia de su embarazo le dijo: “Discúlpame no lo hice a propósito”. Por el contrario, él la felicitó y le respondió: “Pero de qué estás hablando si es algo totalmente natural tener un hijo”. Sí, es natural, pero inevitablemente Salomon sintió culpa de querer hacer las dos cosas, ser mamá y avanzar en su carrera, como si no tuviera derecho a ello.

Pero su nombramiento siguió adelante, el anuncio se dio antes de irse de permiso de maternidad y cuando se reincorporó, tres meses después, tuvo flexibilidad de horario para adaptarse a sus dos nuevos roles, en el trabajo y en su vida personal.

La confianza que la empresa depositó en ella le hizo sentir un profundo agradecimiento y compromiso, lo cual se reflejó en su actividad. “Cuando volví al trabajo regresé con mucho más ‘focus’ que antes con ganas de demostrar que valía la pena todo esto y dejar a mi bebé en casa".

Como mujer, no es fácil desempeñarse en el sector bursátil, sobre todo si se tiene el deseo de tener hijos: los mercados financieros, sobre todo el de las criptomonedas, no entienden de políticas de inclusión y balance de vida, operan 24-7. “A muchas mujeres les da miedo entrar por la cantidad de horas que debes invertir”, agrega Salomon en entrevista con Dalia Empower.

Es una de las razones por las que el sector financiero, como otras industrias, está lejos de ser equitativo y de alcanzar la paridad de género; sin embargo, ya hay mucha más representación de mujeres, “más empuje y presencia”, señala Denisse Montesinos, presidenta de la Junta Directiva y cofundadora de Mujeres en Finanzas.

En términos generales, la población ocupada en el sector financiero casi es paritaria, 48% es femenina y 52% masculina, pero esa proporción se pierde al ascender. Solo 8% de los directores de finanzas de 157 empresas listadas en bolsa son mujeres, según el estudio Transparencia en Datos de Género: el Pendiente de las Empresas Mexicanas, del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco). El porcentaje está lejos aún del promedio global, de 15 por ciento.

Cursa en Dalia Empower la eClass: Perspectiva de Género

Dentro de empresas del sector financiero, solo 15% de las direcciones relevantes es ocupada por mujeres, según el Imco. “En donde están las barreras es en poder crecer dentro del sector”, dice Fátima Masse, directora de Sociedad Incluyente del instituto.

El reto según las expertas entrevistadas, está en generar liderazgos y una cultura corporativa más incluyente.

Es un ambiente duro. En la medida que vas ascendiendo se vuelve muy competido; el de a lado lo que quiere es subir y ganar más, en lugar de ayudarte. Las mujeres tendemos a ser amables y eso lo puede dificultar

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base

Las mujeres se hacen presentes

El techo de cristal en el sector financiero se ha roto paulatina, pero decisivamente y cada vez hay más ejemplos de ello, una buena parte de ellos a nivel internacional. Una mujer, Janet Yellen, presidió la Reserva Federal de Estados Unidos, y actualmente es secretaria del Tesoro de ese país; otra, Christine Lagarde, es presidenta del Banco Central Europeo, y una más, Carmen M. Reinhart, es economista en jefe del Banco Mundial. El mensaje es claro: esas posiciones también pertenecen a las mujeres.

Los asientos ocupados por mujeres en los consejos de administración de las empresas son una referencia de la participación femenina en puestos relevantes. A nivel global esta participación aumentó de 15% en 2015 a 19.7% en 2021, según el documento Women in the Boardroom: a Global Perspective, elaborado por la consultora Deloitte. El sector financiero es de las industrias con mayor participación de mujeres en sus consejos de administración con 21.2 por ciento.

También puedes entrar a la eClass: Plan de vida y carrera: ¿qué es y cómo aplicarlo?

México está muy atrás en el contexto mundial aunque hay un avance. En 2016, las mujeres tenían presencia en 6% de los Consejos de las empresas que cotizaban en bolsa, y cinco años después, 9.7 por ciento. La participación femenina en los Consejos de empresas financieras es mayor con 10.4 por ciento.

El ascenso de mujeres genera un crecimiento inercial. Antes el sector financiero era totalmente dominado por los hombres; quienes estaban en los liderazgos eran ellos, quienes participaban en los foros eran ellos y eso hacía que se estereotipara como masculino, explica Montesinos.

“Las mujeres no se veían reflejadas en ese espejo, pero en la medida que hay más líderes mujeres necesariamente se genera un ejemplo de hasta dónde puedes llegar”, agrega.

Un mundo masculino

Entre quienes participan en él existe el consenso de que es una industria con un ambiente difícil y eso ha funcionado como disuasor para las mujeres.

“Es un ambiente duro. En la medida que vas ascendiendo se vuelve muy competido; el de a lado lo que quiere es subir y ganar más, en lugar de ayudarte. Las mujeres tendemos a ser amables y eso lo puede dificultar”, dice Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base.

Siller recuerda que al empezar su carrera profesional participó en un panel y un compañero economista se burló de lo que ella exponía. “Me aguanté las ganas de llorar”, recuerda. Actualmente, con su experiencia, su respuesta sería diferente: “Si tiene una opinión distinta porque no le gusta lo que digo o porque soy mujer, está bien, es su problema”.

Más que adoptar un modo masculino o dejar de ser quien eres -advierte- debes ser fuerte en tus convicciones, saber que es un sector duro y adaptarte.

Tali Salomon coincide en que hay un ambiente masculino e incluso, machista, pero no permite que le afecte, “todo depende de cómo te posicionas”.

Cuando empezó a trabajar, hace nueve años, asistía a una conferencia a la que iban hombres principalmente, todos vestidos de traje, y uno siempre le preguntaba: “No te sientes inhibida como la única mujer”. Su respuesta era: “Discúlpame, pero en un mundo de hombres, la mujer es la reina”. Ciertamente, al ser la única sin traje, cuando hablaba era inevitable que le pusieran atención.

Recomendamos leer: Claves para contratar sin sesgos e incorporar la diversidad a tu empresa

Las mujeres que ascienden son un modelo a seguir para las que vienen abajo, por eso la organización Mujeres en Finanzas, que promueve la participación de mujeres en el mundo financiero, ha dirigido muchos de sus esfuerzos a impulsar y formar a más mujeres para que asciendan, a través de la generación de redes, alianzas, de buscar la mentoría de líderes que ya tienen la experiencia.

“El tiempo que te tome llegar depende de tu camino, de las oportunidades que vayas pidiendo y qué tanto levantes la mano”, dice Montesinos.

Discúlpame, pero en un mundo de hombres, la mujer es la reina

Tali Salomon, directora regional de la plataforma de trading on line e-Toro

La importancia de la pareja y la empresa

Casos como el de Tali Salomon y Gabriela Siller, por mencionar los que toca este reportaje, son la prueba viva de que tener una vida familiar, una pareja e hijos, no están peleados con la posibilidad de ascender en el mundo financiero.

Pero para ascender sin renunciar al sueño de ser madres, no basta que las mujeres tengan la voluntad y la preparación técnica para el puesto. La parte técnica no es una limitante. De hecho, no hay mucha diferencia entre el número de mujeres que estudiaron economía y de hombres, la proporción es de 42% contra 58%, respectivamente.

Pero sin una pareja que entienda y ejerza un rol activo en labores de cuidado y sin una empresa con políticas de inclusión y flexibilidad sería prácticamente imposible lograrlo. Además de saber pedir ayuda y generar una red de apoyo.

Lee más: 3 cosas que ganan las empresas cuando contratan a mujeres mayores de 50

El tema de los horarios como trader es retador y sin la ayuda de su pareja, Tali no habría podido asumir su nuevo cargo al mismo tiempo de ser mamá por primera vez. “Debes tener un buen compañero en la casa que comparte las tareas. Mi esposo trabaja también en el mercado financiero y nos turnamos mucho en los horarios que cada uno puede dar”, dice.

Gabriela Siller, madre de tres hijas y con 23 años de casada, está convencida de que es posible hacer una carrera y tener una familia a la vez, “con una pareja que te apoye y con la cual se compartan las responsabilidades en el hogar”.

Pero quizá el mayor reto, más allá de encontrar una buena pareja, sea que las empresas financieras también consideren factible promover a una mujer a un puesto directivo, apostando por su capacidad y dándole recursos para que pueda manejar sus tiempos y su vida familiar.

El poder trabajar desde casa durante la pandemia permitió que las mujeres pudieran organizarse mejor y evitar la pérdida de tiempo que implican los traslados. El reto, dice Tali, es que cada vez más empresas encuentren la forma de evaluar a sus empleados por sus resultados más que por el tiempo que deben estar sentados en una oficina.

Esa mentalidad es la que al final determinó que el embarazo de Tali no cambiara la decisión de su ascenso. “Mi jefe me dijo: Por tres meses que te vayas no cambia todo lo que hiciste en la empresa hasta ahora y todo lo que aún le puedes dar. No te evalúo por tus horas de trabajo, sino por tus resultados”.

Y a su regreso, esa misma flexibilidad es la que le ayuda a asignar un día a la semana a resolver temas de su maternidad y la que le permite encontrar un equilibrio.

Artículos Recientes

7.6.2022, 10:39

15 datos sobre la inclusión financiera de las mujeres en México

7.5.2022, 11:24

Alicia Arias, una 'velocista' financiera que abre la pista a otras mujeres

7.5.2022, 7:33:

La futbolista ‘Vero’ Boquete desarrolló la resiliencia en una cancha

Redes Dalia

logo dalia

Un proyecto global de educación continua que apoya a las mujeres a alcanzar sus metas personales y profesionales.

Suscríbete al newsletter

Recibe en tu correo el contenido que informa, inspira y te conecta con mujeres de nuestra comunidad