Tú eres tu máxima prioridad: el consejo de la emprendedora que dejó Google para iniciar su negocio

Juanita Órdóñez, cofundadora de Edlatam Alliance, ha regido su vida profesional bajo habilidades de vida fundamentales como el autocuidado y la autoconfianza.

juanita ordñez.jpg
Foto: Tomada del Facebook Juana Ordoñez

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe en tu correo el contenido que informa, inspira y te conecta con mujeres de nuestra comunidad

CIUDAD DE MÉXICO. Juanita Ordóñez tenía un sueño y lo persiguió hasta lograrlo: ser emprendedora en el rubro de educación. Para hacerlo, tuvo que renunciar a la multinacional estadounidense Google, creer en sí misma y ponerse a la cabeza de su lista de prioridades, una y otra vez, mientras cumplía con lo que considera su vocación.

De origen colombiano, Juanita tiene una larga carrera trabajando en empresas grandes como L'Óreal, donde inició su trabajo en marketing, o la empresa colombiana de productos lácteos Alquería, donde lideró la transformación digital de la firma y de Danone Colombia. Luego, llego al área de ventas de Google y posteriormente comenzó su carrera en la industria de la educación, al liderar esa área para América Latina.

Para ella, cada cambio laboral ha estado enmarcado por una búsqueda de aprendizajes y experiencias nuevas que pudieran serle útiles para alcanzar su sueño: emprender en el área de educación.

Finalmente lo hizo en 2021 al abrir Protalento en Colombia. Protalento es una empresa enfocada a desarrollar los talentos de las personas jóvenes para impulsar sus carreras. El proyecto de Juanita fue reconocido en el ranking 1000 EdTech Startups 2022 de Holon IQ, el cual enlista a las empresas emergentes de tecnología educativa más prometedoras del mundo. Entre ellas, hay 144 cuyas CEO's o fundadoras son mujeres; Juanita Ordóñez entre ellas.

Te puede interesar: La mexicana que es un referente internacional de la arqueología: Linda Manzanilla

Pero llegó otro momento de decisión y tomó la que tenía mayor peso para ella: priorizar su persona y su bienestar.

“Fue una de las razones que me llevó a salir de Protalento, amo el propósito de Protalento, pero me exigía, para los niveles de crecimiento y siguientes pasos, dejarme de lado a mí misma. Y fue una decisión muy difícil de tomar porque estaba haciendo bien por el mundo, pero no por mí misma", contó Juanita en entrevista para Dalia Empower.

Dalia es el movimiento enfocado en cerrar la brecha de género través de la transformación del liderazgo con programas de capacitación -individual o empresarial- especializados en soft skills o life skills, como la comunicación, la creatividad, la negociación o el pensamiento crítico. Incorporando al mismo tiempo una perspectiva de género, diversidad e inclusión.

El autocuidado y el balance vida que han regido las decisiones de Juanita Ordóñez integran parte de los life skills que, luego de la pandemia y con el rápido desarrollo de la inteligencia artificial, han cobrado un gran peso en el mercado laboral. Las empresas hoy, no solo buscan talento que posea un gran conocimiento técnico, sino que cuente con habilidades emocionales, sociales y cognitivas como la comunicación, la empatía, la colaboración, la negociación o la inteligencia emocional.

El autocuidado requiere esfuerzo y decisiones difíciles

Juanita detalló que igualmente salió de la tecnológica multinacional Google para priorizar sus sueños. A lo largo de sus años de trayectoria ha aprendido que ésa debe ser una constante de vida, pero acepta que ser coherente con ese propósito es un trabajo complicado.

Estando en Google perdió una muela producto del estrés por las metas que tenía que cumplir. Desarrolló bruxismo, que es un hábito inconsciente de apretar o rechinar los dientes, sobre todo por las noches. Esta afectación puede provocar molestias y hasta lesiones en distintas partes de la cabeza, el rostro y la dentadura.

De ahí que fue coherente en ese momento con uno de los principios que han regido su vida: ser la número uno en su lista prioridades. Pero seguir siéndolo no ha sido sencillo. Ha tenido que desarrollarlo. “Cuando pasé al emprendimiento, digamos que aprendí que una de las habilidades que debía desarrollar era la coherencia, porque el emprendimiento lleva a correr mucho y, en general, la vida lleva a correr mucho; o sea, somos una sociedad, una humanidad que corre y genera una corriente de afán que nos lleva a hacer”, argumentó.

“Nos hemos vuelto... así como hay personas que son adictas al cigarrillo o al alcohol o al deporte, porque no hay adiciones que sean buenas o malas, son adiciones. Todos hemos estado o casi todos, porque bueno, no puedo ponerlo universalmente, pero casi todos nos hemos acostumbrados a vivir en cortisol [la hormona del estrés]”, advirtió.

Cursa las eClasses, talleres, programas y masterclasses de Dalia Empower, especializadas en life skills, equidad de género e inclusión. Hazlo con la Membresía Dalia; descubre cómo

Su trampolín para crecer

No obstante, priorizarse también ha llevado a Juanita Ordóñez a crecer profesionalmente y a estar en el lugar que siempre deseó: emprendiendo en educación. Aunque dejó Protalento, aún es parte de Edlatam Alliance, empresa de la que es cofundadora y cuyo objetivo es enseñar a otras empresas a mejorar sus estrategias de crecimiento.

Además, es mentora en ikigai, una metodología japonesa que busca que las personas encuentren el equilibrio en la vida para lograr la felicidad. También es General Manager de Inter-American Association of Edtechs (IAAE). La organización brinda oportunidades de expansión de negocios a personas que emprenden en educación y tecnología. Además, representa al sector en eventos globales, oportunidades de financiamiento y debates sobre políticas públicas.

Dar todos esos pasos tampoco ha sido tarea fácil, pero la autoconfianza le ha permitido avanzar. Ella compara su salida de Google a la salida de la casa de los padres, pues se abandona la seguridad de una compañía bien establecida para comenzar, de manera independiente, un proyecto en ceros.

“Digamos que pasar de una empresa grande como Google... como casi que uno, cuando está en una empresa, pierde la personalidad, ¿no? Que en eso hay que también tener cuidado. Es como: 'Soy Juanita Ordoñez de Google'. Y yo había trabajado con grandes marcas y, de pronto, empecé con mi propia marca, de mi empresa, y era realmente creer en mí, en que estaba renunciando a un sueldo seguro. Estaba renunciando un trabajo que amaba, a una seguridad. Además, siendo mamá de niños chiquitos, pero realmente fue desarrollar y afianzar la confianza en mí misma", afirmó.

Lee también: El autocuidado, una prioridad del líder en tiempos de crisis

Redes de apoyo: su piso estable

Para Ordoñez, una pieza clave para colocarse como una emprendedora exitosa ha sido su red de apoyo, que la apoya de manera constante.

Por ejemplo, dedica las tardes de algunos días a la semana para el cuidado de sus hijos pequeños, mientras que su pareja hace lo mismo el resto de los días. Eso permite que algunos días pueda dedicarse a ser mamá y otros al trabajo, logrando con ello un equilibrio entre lo remunerado y lo no remunerado.

Otro ejemplo, mencionó, fue el tratamiento psiquiátrico que se regaló en un cumpleaños y que le ha permitido aprender a vivir sin ansiedad. "Amo Google porque pongo por colorcitos mi tiempo conmigo misma, mi tiempo con los niños, mi tiempo en pareja, mi tiempo en el trabajo, mi tiempo con la comunidad; entonces como que los colores, como que me ayuda a saber que estoy como cumpliéndome a mí misma", afirmó.

Retarse a sí misma ha sido también parte de priorizarse; aprender a estar incómoda para lograr ese movimiento que necesita para llegar a donde quiere. Lo mismo el ser red de apoyo para otras personas; ayudar a quien lo necesita. “Uno de mis mantras es ayudar a una persona cada día", comentó. Y esto lo persigue desde lo que considera su vocación: trabajar en educación para que la vida de otras personas cambie y logren el equilibrio que ella ha encontrado. Esa ayuda, dijo, puede ir desde conectar personas, dar consejos o sacarle una sonrisa a alguien.

Transforma tu organización e impulsa sus resultados con los programas sobre life skills/habilidades blandas, diversidad, inclusión y equidad de género de Dalia Empower para Empresas

En ese camino ha detectado que las personas deben trabajar más en sí mismas y, aunque a cada quien le funcionan acciones distintas, ella destaca cuatro aspectos fundamentales en los cuales las personas siempre deben poner atención: el físico, el mental, el emocional y el espiritual.

“[Los aspectos] Físicos son temas tan sencillos como respirar. Saber que, por ejemplo, cuando necesito quitar algo de la mente, si respiro cuatro veces hacia adentro y retengo cuatro veces, eso me ayuda a aquietar la mente. O, por ejemplo, que una de las primeras cosas que es ideal hacer en la mañana es tomar un poco de agua para activar la mente [...] es como entender el físico desde otra manera”, explicó.

“Lo otro, desde la parte mental. Y la emocional y espiritual. A veces, el espiritual es: 'Tengo que ir a misa o no'. El espiritual es realmente cómo me relacionó con el entorno y finalmente es como ese deseo de vivir”, aseveró.

Artículos Recientes

Si desarrollas life skills, las empresas pueden pagar hasta 30% más por tu talento

Así trabajan las y los 9 ganadores de Mente Mujer Dalia Empower por la equidad de género

9 de febrero de 2024

Vivir Quintana, Nike y 7 proyectos más reciben el reconocimiento Mente Mujer Dalia Empower

8 de febrero de 2024

3 life skills para una relación de pareja sana y exitosa; ¿las tienes?

Etiquetas

logo dalia

Women shaping the future of leadership.

Suscríbete al newsletter

Recibe en tu correo el contenido que informa, inspira y te conecta con mujeres de nuestra comunidad