La emprendedora trans que 'la rompe' en las 500 Global pese a la discriminación

“Yo sé que soy una anomalía en los datos", dice la mexicana Emilia González. Su startup Serpa Cloud fue seleccionada como parte de la generación 18 de startups de América Latina de la aceleradora 500 Global.

Emilia González-CEO & Founder Serpa
Emilia González, CEO y fundadora de Serpa Cloud. Foto: Cortesía

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe en tu correo el contenido que informa, inspira y te conecta con mujeres de nuestra comunidad

CIUDAD DE MÉXICO. Con su empresa Serpa Cloud, la mexicana Emilia González es uno de los pocos casos de éxito de empresarias trans. Lo tiene muy claro; ha roto estereotipos, ha enfrentado la discriminación e igualmente ha superado también desafíos profesionales y de negocios que a momentos parecían infranqueables.

Emilia cuenta en entrevista para Dalia Empower que así como la pandemia cambió la vida de muchas personas, para ella igualmente marcó un antes y un después con respecto a la vida que realmente quiere vivir, al autorreconociento y a la autoaceptación como mujer. Ese fue el punto en que comenzó la transición.

Apenas unos años después, en febrero de 2023, se decidió a emprender con Serpa Cloud, una startup que brinda soluciones en la nube a través de su plataforma SaaS (Software as a Service), la cual acelera y facilita el proceso de entrega de aplicaciones web. En palabras sencillas, con Serpa Cloud, los desarrolladores pueden entregar código a la nube en solo unos clics e incluso si tienen pocos conocimientos técnicos.

Serpa fue seleccionada como parte de la generación 18 de 500 Global, la reconocida aceleradora y fondeadora de startups en etapa inicial. La startup recibirá asesoría, contacto con potenciales inversionistas y menotores, así como un financiamiento inicial.

Lee también: 4 beneficios de una inclusión LGBTQ+ genuina y cómo lograrla

“Yo sé que soy una anomalía en los datos. De hecho, solo el 2% de las empresas dirigidas por mujeres tienen respaldo de capital privado. Entonces, si después tratamos de trasladar esas estadísticas hacia otras interseccionalidades, como es ser LGBT o trans o neurodivergente o cualquier tipo de situación, las cifras que nos aparecen ya ni siquiera son de emprendimiento o de trabajo, o ni siquiera de inversión”, expresa para Dalia, el movimiento enfocado a cerrar la brecha de género a través de la transformación del liderazgo, el desarrollo personal y programas para el crecimiento de empresas.

“O sea, las cifras que nos salen (de personas trans o LGBTQ+) es VIH, mortalidad, hospitalización y demás. Entonces, un poco, primero me siento súper agradecida porque sé que soy muy privilegiada de poder vivir esto, pero creo que también es súper importante porque fue un proceso de creer en mí”, añadió.

La visibilización, su lucha

Emilia vivió muchos años de su vida sin entender por qué no era feliz. Aunque tenía cierto conocimiento sobre la comunidad LGBT, no era suficiente ni libre de prejuicios. Lo que venía siempre a su mente eran imágenes de comediantes y personajes en los medios de comunicación ridiculizando personas o situaciones.

Pero en 2019, durante la transmisión de los premios Oscar del cine, vio aquello que le haría replantear su vida: el cantante y actor Billy Porter en la alfombra roja, enfundado en un esmoquín especialmente confeccionado para él, el cual terminaba en una elegante falda. En ese momento se dijo que había revolucionado la alfombra roja con un look sin género. A partir de allí, Emilia se abrió camino para explorar su vida, para replantearse y a tomar la decisión.

Lee también: 7 mujeres LGBT+ que rompen paradigmas en entornos laborales

“Para mí, mi mayor logro es poder decidir y poder determinar quién quiero ser, cómo me quiero construir, cómo me quiero llamar, cómo me quiero ver, cómo quiero que se vea mi pelo, lo que quiero crear, lo que quiero construir. Cómo quiero hablar, lo que quiero escuchar, lo que quiero. Entonces, es un tema. Cuando me muera voy a tener el gusto de haber vivido la vida al máximo, como a mí me gustó, como yo quise”, dijo la empresaria.

Hacer la transición no ha sido sencillo. Muchas personas decían a Emilia que hacerlo lo pondría en innumerables situaciones de vulnerabilidad y riesgo. Hubo quienes le advirtieron que siempre tendrías problemas económicos, por ejemplo. No obstante, nada de ello ha sido impedimento para ella. Por el contrario, tiene muy presente la importancia de hacerse visible y de hacer visibles a las personas LGBTQ+ en todos los ámbitos porque ocupar esos espacios es un derecho que la comunidad ha ido ganando y la gente debe desarrollar la conciencia de respeto hacia esos derechos.

“Hay gente que sí se identifica y que no sale del clóset, o que no se atreve a salir o a expresar o a vivir como quiera vivir la vida porque pues, sabes, existen todos estos tabús y estos prejuicios. Entonces, hay mucha desinformación alrededor. Yo conozco muchas personas que dicen: Bueno, es que yo me siento así, pero no quiero salir del clóset porque mi familia; ¿qué va a decir? Y porque: ¿De qué voy a trabajar? ¿Cómo voy a sobrevivir? Y me van a golpear y me van a maltratar, y voy a enfrentar violencia”, afirmó.

La ruta que la llevó a Serpa

Emilia considera que la clave su éxito con Serpa hasta el día de hoy, ha sido la confianza en sí misma, la autodeterminación, la tolerancia y la empatía hacia los demás. Pero no por eso ha enfrentado un camino sencillo.

Antes de realizar la transición y convertirse en Emilia, la mujer que es hoy en día, ella vendía carteras de tienda en tienda. Después entró a trabajar al sector de comercio electrónico y otras áreas tecnológicas. Esa fue la etapa en que la semilla de emprender un negocio propio comenzó a brotar. Se le ocurrió crear una empresa de soluciones tecnológicas y así nació Serpa Cloud.

Pero siendo una mujer trans, la ruta hacia ese objetivo ha tenido varios obstáculos. Encontrar capital ha sido la parte más compleja debido a la discriminación y los prejuicios y sesgos -inconscientes en gran parte de los casos- de las personas

Te puede interesar: 3 exitosas mexicanas de la comunidad LGBT en el mundo de los negocios

“No es tan fácil salir a vender y salir con esta identidad. No es lo mismo salir a buscar fondos o tratar de levantar fondos cuando el 98% va hacia el hombre blanco [...] es un obstáculo porque ¿sabes?, no solamente se trata de hacer el trabajo, sino también de esforzarte por deshacer ese sesgo inconsciente que muchas veces las personas tienen”, afirmó.

Por ejemplo, recordó que, antes de su transición, trabajaba en un lugar y tenía un equipo. Las ideas que proponía, por más arriesgadas que fueran, recibían apoyo. Pero a partir de la transición, ella observó que sus propuestas comenzaron a ser tomadas con mesura o hasta tachadas de emocionales, aunque si un hombre las volvía a poner en la mesa, repitiéndolas, eran mejor recibidas.

Para superar esa circunstancia, echó mano de toda su capacidad para liderar equipos de manera efectiva y de toda su capacidad de resiliencia, explicó. Esas habilidades de vida o life skills, le permitieron establecer estrategias para fomentar la educación y generar cambios. Una parte de esas estrategias ha sido hablar de manera individual con las personas.

Te recomendamos: Las mujeres son minoría en el listado Los 41+1 Ejecutivos LGBT en México 2021

Gracias eso Emilia ha logrado que su startup, integrada hasta hora por cuatro personas, fuera seleccionada para integrar la generación 18 de startups de América Latina de 500 Global. Recibirá un financiamiento y asesoría en distintas áreas como profesionalización y levantamiento de capital. Y va por más, pues está buscando la apertura de una ronda de inversión presemilla. Este tipo de inversión está enfocada a ayudar al emprendedor a dar forma a su idea de producto o servicio.

Actualmente Serpa está en fase de prueba en distintas empresas y presenta ahorros de 65% del tiempo regular de desarrollo. Tiene como objetivo llegar a más de 200 usuarios para finales de 2024, expandirse a Estados Unidos y crecer su equipo de trabajo.

El sector en el que se desempeña, el tecnológico, es uno donde predomina la participación de hombres. Esa esa la razón por la cual, los retos de buscar capital son mayores para una mujer y aun más para una mujer trans, expresó. “Es tratar de vencer esos sesgos inconscientes que tienen las personas acerca de la diversidad y cómo demostrar que lo que estás vendiendo, vale [...] no es que nos tengan que tratar con pinzas o algo parecido, o nos tengan que beneficiar. Entonces, yo creo que el mayor reto es luchar contra ese sesgo y, cuando está presente, tratarlo de corregir de una manera educada, de una manera política, pero sí constante y muy asertiva”, sentenció.

Síguenos en nuestras redes

Artículos Recientes

Lecciones de liderazgo de las mexicanas favoritas en París 2024

Imagen: Especial

6 cosas para hacer en tu descanso y mejorar tu liderazgo

Foto: Shutterstock
5 de julio de 2024

Guía rápida para que no 'se te suban' el ego y el poder cuando lideras

Foto: Shutterstock
5 de julio de 2024

Señales de que el poder y el ego están destruyendo tu liderazgo

Foto: Shutterstock

4 tips para aprender a delegar de manera efectiva y tomar vacaciones sin miedo ni culpa

Foto: Shutterstock

Gina Diez Barroso recibe Premio a la Mujer más Poderosa de México 2024 de Forbes

Foto: Dalia Empower
logo dalia

Women shaping the future of leadership

Suscríbete al newsletter

Recibe en tu correo el contenido que informa, inspira y te conecta con mujeres de nuestra comunidad