La sostenibilidad es real si hay diversidad, equidad e inclusión

Los estándares ambientales, sociales y de gobernanza en tu empresa están atravesados por la diversidad, la equidad y la inclusión. Sobre esto escribe Alma Arauz, de PwC México.

dei shutterstock_2369666263.jpg
Foto: Shutterstock

Por Alma Arauz *

Los estándares o criterios ESG (Ambiental, Social y de Gobernanza, por sus siglas en inglés) se refieren a factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo que los inversionistas toman en cuenta a la hora de inyectar dinero en una empresa. Estos criterios se han tornado cada vez más importantes en los últimos años debido a la creciente conciencia sobre esos temas, cambios normativos, inversiones sostenibles y la importancia de retener el talento y satisfacer a accionistas. Sin embargo, poco se ha hablado del valor que tienen dichos estándares, tomando en cuenta que al centro de ellos están las personas, y tampoco se aborda mucho la manera en que se intersectan o se cruzan con la Diversidad, la Equidad y la Inclusión (DEI).

De acuerdo con el estudio Más allá del Cumplimiento: los Consumidores y Empleados Desean que las Empresas Hagan más en ESG, el cual fue elaborado por PwC, 48% de los consumidores cree que las empresas deben hacer más para avanzar en cuestiones sociales, incluyendo la gestión del capital humano con elementos como la Diversidad, la Equidad y la Inclusión. Por ende, incluir el enfoque DEI dentro de nuestras estrategias ESG genera acciones más sostenibles y responsables con un impacto positivo en las personas, comunidades, el planeta y las organizaciones.

¿El enfoque de DEI solo debe estar en lo Social (S)?

Si bien puede ser más sencillo ver la correlación de la parte social con la perspectiva DEI, la realidad es que está presente en todos los componentes ESG.

Cuando hablamos del Medio Ambiente (E), debemos considerar la inclusión de estrategias que aborden cómo las poblaciones marginadas y, en particular, las minorías, son las más afectadas por los cambios climáticos. Por ejemplo, asegurar que la gestión de recursos naturales sea equitativa y garantizar igualdad de oportunidades en su acceso para todas las comunidades. Esto promoverá la equidad en la distribución de los beneficios medioambientales.

En la perspectiva Social (S) se consideran elementos como la cultura organizacional y los valores corporativos, la colaboración y la inversión en las comunidades. Esto implica la creación de programas educativos destinados a apoyar a grupos marginados dentro de la comunidad con el objetivo de mejorar la calidad de vida y fortalecer la empresa. Además, se refiere al acceso a un talento diverso, brindando oportunidades a grupos que históricamente han enfrentado discriminación.

Desde la perspectiva de Gobernanza (G) es fundamental reconocer que un sólido sistema de gobierno corporativo con una junta directiva diversa, potencia y aporta una amplia gama de perspectivas y experiencias. Esto mejora la toma de decisiones, al considerar diferentes puntos de vista, y promueve una mayor responsabilidad en la dirección que la empresa busca seguir.

En suma, la integración de DEI y ESG es esencial para el éxito sostenible de las empresas, al mismo tiempo que fomenta una sociedad más justa y equitativa. Aquellas empresas que adoptan esta perspectiva demuestran un compromiso genuino con los principios de ESG, reconociendo que éstos se centran en las personas y, por lo tanto, deben ser equitativos y justos para todos.

¿Qué acciones puede impulsar tu empresa para incorporar la perspectiva DEI en sus criterios ESG?

Las empresas deben ir más allá del mero cumplimiento de requisitos normativos y reportes de transparencia: se trata de adoptar un enfoque proactivo que integre la equidad y la sostenibilidad como valores fundamentales.

Aquí te presentamos algunas acciones para lograrlo:

  1. Establece estrategias que promuevan un liderazgo comprometido desde la alta dirección, mostrando los valores y la importancia de DEI.
  2. Fomenta una cultura inclusiva que celebre las diferencias y garantice la inclusión y el respeto por todas las personas.
  3. Recopila datos y métricas relevantes para comprender la posición de la empresa. Establece metas y objetivos alcanzables, basados en estos datos, y asegúrate de medir el progreso para realizar los ajustes necesarios.
  4. Implementa programas de capacitación y sensibilización sobre las dimensiones de la identidad personal, la verdadera inclusión y la conciencia de los prejuicios inconscientes.
  5. Asegúrate que la perspectiva de DEI esté presente en cada acción tomada en el marco de las iniciativas ESG.
  6. Colabora con las comunidades en las que opera la empresa. Escucha todas las voces, incluyendo las de las minorías, apoyando iniciativas que verdaderamente beneficien a estas comunidades.

La integración de DEI con ESG conlleva numerosos beneficios, como la mejora de la reputación empresarial, el acceso a un talento diverso, la mitigación de riesgos y la innovación en búsqueda de ventajas competitivas. Para lograr el éxito sostenible en un mundo donde la equidad y la responsabilidad social adquieren cada vez más relevancia y son más demandadas, es fundamental adoptar un enfoque proactivo.


  • Alma Arauz es Senior Associate del área de Workforce Transformation en PwC México.

Las opiniones expresadas por la autora de este espacio no representan la visión ni la postura de Dalia Empower


Artículos Recientes

Si desarrollas life skills, las empresas pueden pagar hasta 30% más por tu talento

Así trabajan las y los 9 ganadores de Mente Mujer Dalia Empower por la equidad de género

9 de febrero de 2024

Vivir Quintana, Nike y 7 proyectos más reciben el reconocimiento Mente Mujer Dalia Empower

8 de febrero de 2024

3 life skills para una relación de pareja sana y exitosa; ¿las tienes?

logo dalia

Women shaping the future of leadership.

Suscríbete al newsletter

Recibe en tu correo el contenido que informa, inspira y te conecta con mujeres de nuestra comunidad