¿Despertará el ‘Ruido’ nuestra empatía?

La cinta mexicana 'Ruido', que aborda la epidemia de desaparecidos en México, ya es la película de habla no inglesa más vista en Netflix. Patricia Alamilla reflexiona sobre ella, la empatía y el rol de las mujeres, de los hombres y del activismo.

RUIDO.jpg
Imagen tomada del tráiler oficial

Ruido ya es la película de habla no inglesa más vista en Netflix, con 7.18 millones de reproducciones en su primera semana. Dirigida por Natalia Beristáin y lanzada en la plataforma de streaming el 11 de enero pasado, aborda de manera brutal –no hay otra manera de hacerlo-, la epidemia de personas desaparecidas en México y lo que cientos, miles de mujeres están haciendo para encontrarles, y no cada una por su cuenta, sino brazo con brazo, construyendo redes y repitiendo entre ellas: “No estás sola”.

La cinta, protagonizada por la actriz mexicana Julieta Egurrola, expone en carne viva la corrupción, la deshumanización, el nivel apabullante de criminalidad, impunidad e incompetencia del Estado, y todo esto lo contrasta con la sororidad, la unión, la organización, la esperanza y la desesperación –sí, al mismo tiempo-, así como la desolación, la alegría y la fuerza –también al mismo tiempo-, de las mujeres que llevan a cabo una tarea a la cual ha renunciado la autoridad. Mujeres que dejan de hacer sus vidas para buscar. Porque, de todos modos, cuando sus familiares desaparecieron, ellas dejaron de vivir. Quedaron suspendidas en la nada, en un limbo donde sus gritos son sordos, donde impera el ruido aplastante del silencio.

Lee más: Las 3 muertes de Marisela Escobedo' muestra que México es perfecto para el feminicidio

Entre el mar de emociones y pensamientos que brotan al mirar esta cinta, quizá destaquen tres. Por una parte, la visión nítida de una sociedad rota, quebrada por años de violencia e impunidad. La mexicana. Una sociedad que ya no siente, que ya no ve y que ya no oye. La escena entre Julia, quien busca a su hija, y Abril Escobedo, periodista que investiga sobre desapariciones, es diáfana. –¿Y tú por qué te metiste en esto si tienes a tu hija?– pregunta Julia. —Pues, precisamente porque tengo a mi hija– responde Abril. Esa respuesta es un golpe de empatía y sororidad, pero quizá también es un reproche por parte de la directora. ¿Cuándo, todas y todos en México, responderemos como lo hace ella?

Por otra parte, surge una interrogante: ¿dónde están los hombres en esta búsqueda de 100 mil personas desaparecidas y en la búsqueda de justicia? La cinta de Beristáin les retrata sumidos en el dolor, inmóviles y hasta ajenos a la acción. El tema queda expuesto en la pantalla.

Recomendamos leer: 10 acciones que todo hombre puede hacer para acabar con la violencia de género

Finalmente, otra escena poderosísima: Julia –una mujer mayor-, se envuelve en un largo y silencioso abrazo con una chica activista, seguramente en sus veintes, en medio de una manifestación feminista. Se trata de la segunda vez que ambas se encuentran. Escenas antes en la cinta, habían compartido sus nombres y un cigarro. La arrojada chica le explicó a Julia en ese momento el significado de “acuerpar” (acompañar) a otras mujeres. Tras dos o tres vueltas a la nicotina entre ellas, la joven activista se despide sonriendo y arrojando como broma una pregunta al aire: “¿A poco tú también eres de las que defienden monumentos?”.

La conexión entre ambas mujeres, de generaciones y mundos distintos, surge en unos instantes en pantalla. Solo eso basta y todo se vuelve claro: de no haber mujeres que salgan a las calles a protestar, a gritar, a acuerpar, a tejer y a buscar, ¿quién más lo haría? ¿Quién más emitiría el estruendoso ‘ruido’ que este país necesita? No puede haber silencio; tampoco podemos seguir sordos.

Recomendamos leer: ¿Por qué hay mexicanas que temen o rechazan asumirse como feministas?


* Las opiniones expresadas por la autora de este espacio no representan la visión ni la postura de Dalia Empower


Consulta la oferta educativa de Dalia Empower sobre equidad de género y más:

Con programas, masterclasses y clases en línea sobre life skills (habilidades blandas), liderazgo, equidad de género, diversidad e inclusión.


Te recomendamos escuchar:


Artículos Recientes

March 2, 2023

¿Tu empresa ya cumple con proteger a sus empleados de riesgos psicosociales? Tips para que la pongas al corriente

January 27, 2023

Objetivo 17 para un Mundo Mejor: alianzas para la sostenibilidad y la mujer que las construye

January 24, 2023

México necesita recuperarse para volver a la empatía y al sentido de comunidad, dice Saskia Niño de Rivera

Redes Dalia

logo dalia

Un proyecto global de educación continua que apoya a las mujeres a alcanzar sus metas personales y profesionales.

Suscríbete al newsletter

Recibe en tu correo el contenido que informa, inspira y te conecta con mujeres de nuestra comunidad