avatar

Cristina Menchaca

“No tengo tiempo” ¿Cuántas veces al día nos cruza esta frase por la cabeza? Cuando alguien nos invita al cine, a participar en un curso, a una clase en el gym, o simplemente a escuchar una oferta.

Si pienso en todas la cosas que he dejado de hacer por falta de tiempo en los últimos meses, podría hacer una lista muy larga que incluirían desde cosas banales como pintarme el pelo o hacerme manicure; actividades de la casa como lavar los platos, regar las plantas o sacar la basura; actividades más trascendentes como leer un cuento con mi hijo o tomar un curso de desarrollo personal; hasta actividades vitales como ir al ginecólogo y tomar agua. ¡Cuántas cosas no hacemos por que “no tenemos tiempo”!

En realidad, todos tenemos la misma cantidad de horas, sin importar nuestro género, edad, nacionalidad, condición física, etc. El problema es que no sabemos aprovechar esas 24 horas y dejamos que el tiempo se nos vaya en cosas que no son importantes.

¿Te has puesto a pensar cuántas horas le dedicas a cada uno de los aspectos de tu vida que consideras importantes? ¿Cuántas horas destinas diariamente a tu familia, a tu salud, a tu alimentación, a tu organización personal? Es más fácil saber cuánto tiempo pasas en el tráfico, en la oficina o viendo series en Netfilx. Si contaramos las horas que dedicamos a cada actividad, veríamos que mucho de ese tiempo se va en cosas que no son nuestra prioridad.

Lo primero que tenemos que hacer si queremos sentirnos en mayor control de nuestra vida y de nuestro tiempo, es ser conscientes de cuáles son nuestras prioridades y hacer los ajustes necesarios para que eso sea lo que reciba la mayor cantidad de atención y energía. Por supuesto que es un desafío, pero si no empezamos al menos por ahí, seguirán pasando los días y nos seguiremos sintiendo frustrados, cansados y hartos de no tener tiempo para nada.

El verdadero manejo del tiempo no es una habilidad que desarrollamos, sino un conjunto de habilidades y hábitos que tenemos que implementar y practicar diariamente para lograr destinar cada momento a las cosas que son realmente importantes. Cuando logras organizarte, enfocarte, delegar, planear, priorizar y fijar objetivos; resulta mucho más sencillo tomar decisiones sobre qué hacer con tu tiempo y en dónde invertirlo.

En una sociedad como la nuestra, en donde se nos ha dicho que todo puede ser “rápido y fácil” es muy sencillo confundirnos y creer que debemos hacer más en menos tiempo. Sin embargo esto alude a estar ocupado, que no es lo mismo que ser productivo. Una persona productiva, no siempre está ocupada y esto es algo que debemos cambiar en nuestra mentalidad. Se puede ser productivo tomando un tiempo para leer y otro para descansar; todo depende de la prioridad que tengan estas actividades en nuestro día.

En el How to de Time Management, te guiaré para que identifiques las áreas de tu vida que son prioridad y que te enfoques en planear tus días respecto a aquello que te traerá mayores satisfacciones y te ayudará a lograr tus objetivos. Acompáñame este 30 de enero en Co-madre para que comiences el año sintiéndote mucho más en control de tus días y de tu vida.

“El tiempo es una de las pocas cosas importantes que nos quedan” Salvador Dalí

_______________________________________________________________

Cristina Menchaca es Lic. en Pedagogía por la Universidad Panamericana, tiene una Especialidad en Pedagogía de la Formación por la Universidad Nacional de Córdoba en Argentina y se ha desarrollado como Coach para el liderazgo y Coach educativo con la metodología de Growth Coaching International la cual se basa en ayudar a las personas a alcanzar sus metas.

Es tallerista, facilitadora y conferencista de diversos temas desde hace más de 10 años. Actualmente Consultor educativo en Dalia Empower y colabora en otras iniciativas privadas promoviendo ambientes innovadores y con enfoque humano.

Sigue a nuestra autora en sus redes:

IG: @cris_menchaca

Fb: @crismenchaca