avatar

Ingrid Medina

Hace 15 años cuando trabajaba en el sector de consumo masivo, un candidato a gerente de Recursos Humanos me preguntó en una entrevista “¿Qué es más importante en esta empresa: qué se hace o cómo se hacen las cosas?” Yo tuve que pensarlo porque estaba segura de que la respuesta real no iba a ser la que él esperaba. Entonces respondí: “las dos”.  

En mi empresa sabíamos que el qué  y el cómo logran los resultados, sin embargo no sabíamos practicarlo en la vida diaria. Desde entonces el mundo ha cambiado y ahora hay razones de fuerza mayor que hacen la tormenta perfecta que nos obliga a disipar esta confusión. Estos son algunos de los factores:

– La intensa competencia a la que estamos expuestos nos lleva a hacer uso de la inteligencia colectiva del equipo. Las diferentes perspectivas, estilos y habilidades implican diversificar cómo queremos conseguir los resultados.

-La generación Millennial que gracias a una crianza diferente demanda una gestión diferente. Ellos necesitan independencia, flexibilidad, apertura de ideas y trabajo colaborativo. Es importante considerar esto ya que ellos serán el 75% de la fuerza laboral mundial, en el 2030.

-Una sociedad que está aprendiendo a ser más civilizada, aceptando y abrazando las diferencias como un mecanismo para superar la pobreza económica y mental. El reporte de Deloitte de enero de este año La Revolución de la Diversidad y la Inclusión explica la importancia de los comportamientos incluyentes para el desarrollo de las economías.

En resumen, dos ingredientes muy importantes para lograr y exceder los objetivos en tu equipo son: la consistencia en qué quieres conseguir y la variedad de cómo conseguirlo.

meeting

Cito al célebre Peter Drucker: ‘si quieres algo nuevo, tienes que dejar de hacer algo viejo’. Dicho esto, te comparto ejemplos de comportamientos que puedes evitar para fomentar un clima incluyente:

-Preferencias hacia algún miembro de tu equipo. Eso significa hacer un genuino esfuerzo por tratar con respeto los aportes de todos los miembro de tu equipo.

-Interrumpir a tus colegas o a los miembros de tu equipo cuando hablan. Es normal que la mente reaccione de forma impulsiva; pero dejar que los demás expresen sus ideas y ser consciente de tus reacciones te ayudará a encontrar nuevas posibilidades para solucionar los problemas del día a día.

-Dominar la conversación durante una junta de trabajo. A veces creemos que tenemos todas las soluciones, pero no es así. Por el contrario, darle a tus compañeros el beneficio de la duda en las nuevas ideas fomentará las soluciones creativas.

-Retener la información. Hoy en día todos los equipos necesitan estar comunicados. No solo acerca de los objetivos, también acerca de las decisiones que se toman. Crear una cultura de información en donde se permite hacer preguntas ayudará a crear ambientes de emprendimiento e inclusión.

Trabajar con tus colegas y con tu equipo para mostrar propuestas y llegar a conclusiones que todos acepten por igual será importante para la creación de capacidades de liderazgo incluyente. Al principio tomará un poco de tiempo, pero después se convertirá en una dinámica que marcará el ritmo de tus reuniones y hará que los cambios sean más fáciles. Ponte en Acción.

______________________________________________________________________

Ingrid Medina es facilitadora del programa Women in Leadership, Manejo de equipos en tiempos de cambio. Ha sido directora de Recursos Humanos en multinacionales y se ha especializado en el manejo del talento, cultura e inclusión y en la asesoría a emprendedores en sus procesos de management y productividad.

Si quieres formar parte de este Programa, inscríbete aquí. 

Si quieres más información, síguela en LinkedIn

Más notas respecto al tema:

¿Por qué el SXXI viene con nuevas habilidades?

¿Por qué a todos les interesa el ENGAGEMENT… y a ti también te debería interesar?