avatar

Cecilia Fernandez

¿Cuántas veces no llegas a fin de mes preguntándote ¿en qué se me fue el dinero? No creas que eres la única persona a la que le pasa esto. Lamentablemente somos muchos los que estamos en esta situación.  La buena noticia es que hay solución. La no tan buena es que se necesita de tu voluntad para lograrlo y que no es una solución inmediata, necesitas dedicarle tiempo y atención.

El primer paso para lograrlo es identificar claramente en qué se te va el dinero. Para esto podrías anotar todos los gastos que realices en la semana. Puedes usar una libreta, tu agenda electrónica o aplicaciones como Hello Expense para Android o  Day Bank para Apple que se pueden descargar en tus dispositivos móviles. De esta forma tendrás un aproximado que te permita analizar las cosas en las que gastas y cuánto pagas por ellas.

Una vez que lograste anotar los gastos una semana, anímate y sigue. Ve registrando los gastos de las siguientes semanas. Así, poco a poco y casi sin darte cuenta habrás formado un hábito y lograrás tener el aproximado del mes completo.

Al mismo tiempo que vas anotando, evalúa la importancia necesidad, capricho o impulso que hay detrás de cada gasto que realizas.  Así podrás identificar aquellos gastos necesarios, aquellos gastos recurrentes, aquellos gastos que podrías haber evitado, y también otros que definitivamente no debiste de haber hecho. Cuando ves esta lista puedes poner en perspectiva cómo usas tu dinero y es más fácil  realizar esta clasificación.

finanzas 2

El siguiente paso es elaborar tu propio presupuesto. Esto quiere decir llevar un registro de todos los ingresos que tienes (ya después de haber pagado los impuestos correspondientes) y descontar todos los gastos que realices.  Dentro de los gastos, puedes hacer categorías como: deudas, casa, coche, educación, salud, vacaciones/salidas, etc. Si al final de este ejercicio, el saldo es positivo, ¡te felicito! Todo parece indicar que tienes un buen control de tus finanzas. Si tienes un saldo negativo significa que estás gastando más de lo que ganas y necesitas solucionar esta situación.

Revisando tus gastos y haciendo un presupuesto tendrás claro a dónde se va tu dinero y puedes empezar a plantear otras alternativas. Tal vez puedes aventurarte a invertir y hacer crecer tu dinero, tema del que hablaremos en mi próxima entrada. Recuerda que tus finanzas personales son precisamente TUS finanzas,  Muchos te podrán dar consejos, ayudas o recomendaciones, pero al final la decisión es tuya.

Notas relacionadas: Se vale tener libertad financiera

Cecilia Fernández es economista del ITAM, con maestría en Administración y especialidad en Dirección General en esta misma institución. Está cursando el programa de Doctorado en Educación por la Universidad de San Luis Potosí. Trabajó durante 10 años en el área de Financiamiento Corporativo de Casa de Bolsa Bancomer, y se desempeña como asesor externo en áreas de Financiamiento y Bursatilización de Activos. Lleva más de 20 años dedicada a la actividad docente, siendo actualmente profesor de asignatura en Universidad Panamericana de materias de economía y finanzas y en la Universidad Anáhuac en sus programas de maestría en línea.