avatar

Nicole Figot

Con mucha emoción dimos inicio a la segunda generación del ADN Dalia. Este grupo de mujeres y hombres, listos para darle un giro a su vida, llegó a Dalia Empower para comenzar la primera de las más de 78 horas que pasarán enfocados en aprender, reflexionar, y actuar.

La Directora Académica, Alina Bassegoda, dio unas palabras de bienvenida en las que felicitó a todos por atreverse a dar el salto y participar en este intensivo proceso de redefinición, creatividad y cambio; en el que descubrirán, fortalecerán y aplicarán el superpoder que cada uno lleva dentro.

Para aprovechar al máximo este proceso de formación y transformación, en Dalia Empower fomentamos el intercambio de experiencias que ofrece la diversidad de los participantes y detonamos la creación de redes efectivas a lo largo de nuestro Programa.

Esta segunda generación está conformada por actrices, empresarias, emprendedoras, maestras, médicas, abogadas, financieras, fotógrafas, banqueras, mercadólogas, expertas en administración, relaciones públicas, en recursos humanos, entre muchas otras  profesiones, habilidades y experiencias.

superpoderes Dalia

Experiencia Dalia

A lo largo de los próximos cuatro meses, este grupo de personas vivirá sesiones especiales de networking y cinco módulos enfocados en desarrollar y fortalecer habilidades de liderazgo, negociación, inteligencia emocional y cultural, creatividad y aquellas que es necesario desarrollar para enfrentar los cambios que provoca el futuro acelerado.

Para personalizar y aprovechar al máximo el trayecto que cada una atravesará; el Programa inicia identificando los talentos de cada participante que trabajará a lo largo de este proceso para convertirlos en fortalezas personales y laborales.

Además, hemos desarrollado una metodología especializada en acompañar la formación individual y particular de cada una. El “advisory” que tiene cada participante, brinda un espacio de trabajo y reflexión personal, para crea un plan de acción enfocado en sus fortalezas e inicia la planeación de un plan de vida y carrera.

Al concluir este proceso, las participantes habrán potenciado sus habilidades, competencias, y alcanzado un nuevo nivel de autoconfianza que las llevará a que junt@s puedan construir nuevas posibilidades que les permitan llegar más lejos de lo que pensaban.