avatar

Juan Alberto Gonzalez

Es increíble ver cómo pasa el tiempo. Hace 35 meses que fui Director General de Microsoft en México, una maravillosa travesía de más de 22 años.

Me encuentro en este momento gozando, comprometido y con absoluta confianza en lo que hoy estoy haciendo, me entusiasma el futuro. Sin duda he logrado salirme de mi área de confort. Recientemente leí que la clave para la felicidad es el progreso. Me siento muy feliz en este momento con los avances y los retos que se me han presentado.

Estos meses han sido un torbellino de experiencias. En este período fallecieron dos amigas que eran muy especiales para mí y el año pasado estuve internado en el hospital porque me atacó un virus extraño, estuve muy grave. En el aspecto familiar estamos pasando por retos importantes. Inicié mi propio proceso de reinvención, aventurándome a hacer lo que más me gusta: “Inspirar a las personas para que puedan dar la mejor versión de sí mismas “. Agradezco todos los aprendizajes que estoy viviendo y las oportunidades que se me están presentado.

Al salir de Microsoft se me ocurrió crear un plan de estudios que he desarrollado con mucho entusiasmo y compromiso. Estoy trabajando con excelentes coaches y mentores y al mismo tiempo asisto a cursos en distintas academias. He adquirido un par de certificaciones: una como conferencista, otra como coach de alto rendimiento. En este tiempo logré lanzar tres conferencias y el taller de #DarLaMejorVersiónDeTi mediante los cuales he impactado a más de 50,000 personas.

Junto a mi equipo he recopilado una cartera de clientes interesantes, continúo con mi proceso de coaching de alto rendimiento y me mantengo al día en tendencias y hallazgos dentro del mundo digital para poder lanzar entrenamientos en línea, próximamente. Es indiscutible que los resultados de las personas de alto rendimiento son proporcionales a nivel de acción que toman en sus vidas. Me identifico con ellas y me encanta. Ratifico que hay mucho camino por recorrer.

Con base en los aprendizajes, reflexiones y una revelación durante la práctica de una meditación, me vino a la mente la siguiente pregunta: ¿qué haría yo diferente si regresara mañana a la vida corporativa? Interesante reflexión ya que muchos clientes y algunos emprendedores se acercan frecuentemente para preguntarme sobre mi experiencia.

conocer cliente

A lo largo de las próximas dos entradas les compartiré cuáles son las 5 cosas que haría diferente y por qué. Por lo pronto empezaré por la primera:

1.- Obsesión por los clientes. Se dice fácil, sin embargo, en mis responsabilidades anteriores el entusiasmo y la pasión por nuestros productos me engrandecía.  Aunque la realidad es que el orden debe invertirse. La prioridad es desarrollar un interés genuino por las necesidades del cliente y de los socios, después el de los productos.  ¿Qué es lo que realmente necesitan tus clientes? Es indispensable obsesionarte en construir propuestas de valor que sean irresistibles para que cumplas y/o logres exceder sus necesidades. Si volviera a la vida corporativa, en mis reuniones diarias de trabajo reinaría la pregunta ¿qué es lo que realmente quieren nuestros socios y clientes? Ésta debe ser la estrella que guíe las decisiones más importantes en el negocio.

– ¿Cuándo fue la última vez que hiciste una investigación de mercado? ¿un ejercicio genuino para escuchar a tus clientes?

-¿Qué acciones tomaste que mejoraron la oferta o las propuestas actuales con base al estudio que se realizó?

-¿Con qué frecuencia te reúnes con los empleados que están frente a tus clientes o atendiendo las llamadas en el call center?, ¿qué te dicen?,  ¿qué retroalimentación te dan? ¿qué puedes hacer diferente?

-¿Quiénes son las personas o modelos a seguir en tu organización que están haciendo un extraordinario trabajo con tus clientes?, ¿cómo los puedes ayudar más?, ¿cómo otros pueden aprender de ellos?

-Cuando hay conversaciones internas importantes sobre tus productos y ofertas, ¿qué preguntas se hacen? Se preguntan: ¿qué es lo que realmente buscan los clientes?

-Después de cumplir las expectativas de los clientes es fundamental analizar si se pueden exceder. Si existe esa posibilidad, es el momento de hacerlo.

-¿Qué entrenamientos y capacitación estás dando a tus empleados para que puedan servir mejor? ¿cuál es la frecuencia de este entrenamiento?

Hay muchas cosas que nos podemos cuestionar para mejorar y marcar la diferencia con los clientes, el secreto es sencillo: Obsesión por tus clientes.  La complejidad es el enemigo número uno de la ejecución en las organizaciones. Estoy consciente que hay empresas y personas con mucha experiencia que entienden mejor que yo lo que estoy diciendo, ¿cuál es tu mejor práctica?, ¡compártela!

Sigue leyendo la próxima semana para conocer la historia completa de lo que haría si regresara a la vida corporativa.

______________________________________________________

Juan Alberto González Esparza (Beto), Director General y Co-Fundador de IRRADIATE MORE, es un líder de pensamiento visionario y un consumado innovador en los negocios. Tiene más de 25 años de experiencia inspirando cambios positivos en las personas, equipos de trabajo y organizaciones globales. Su experiencia profesional incluye 23 años en altos cargos con Microsoft como CEO para Perú y Colombia, la Región Andina y México. Actualmente es vicepresidente de Fundación Ojos que Sienten y tesorero de la Fundación Estados Unidos-México. Tiene el postgrado Bench Program en Liderazgo, de la Universidad de Wharton, y otras certificaciones. Estudió liderazgo en la escuela Sloan Executive Education del MIT y obtuvo su Licenciatura en Ingeniería en Cibernética y Ciencias de la Computación en la Universidad La Salle de la Ciudad de México. Está certificado por la escuela Speak Easy en San Francisco y ha participado en seminarios de INSEAD en París.

Si quieres más información síguelo en: @irradiatemore en Facebook  e Instagram

Juan Alberto González Esparza en Linkedin