Power Inspiring Women

Stacey Abrams, la superheroína de EU el día del asalto al Capitolio


Stacey Abrams Tomada Macmillan
Foto: Tomada de Macmillan.com

Stacey Abrams, considerada para la presidencia y vicepresidencia de EU en 2020, está detrás de la victoria clave de los demócratas en Georgia.

Suscríbete a nuestro newsletter / Escucha nuestro podcast …

ATLANTA, Estados Unidos. Un nombre resuena detrás de las victorias demócratas en Georgia: el de Stacey Abrams, una excongresista negra que trabajó durante una década para movilizar a los votantes de las minorías en este estado conservador, nuevamente marcado por las heridas de la segregación.

Los homenajes llegaron de todos lados el 6 de enero por la mañana, horas antes del asalto de seguidores del presidente Donald Trump al Capitolio, donde se realizaba el conteo para la ratificación de Joe Biden como presidente electo. Los homenajes a Abrams resonaron mucho más allá de la esfera política.

"Stacey Abrams es una diosa", tuiteó la cantante Cher en letras mayúsculas. Ella es "una verdadera superheroína", agregó el actor Mark Ruffalo.

"¿Cuándo le erigiremos una estatua?", dijo la futbolista estadounidense Megan Rapinoe.

Detrás de estos elogios está la victoria del demócrata Raphael Warnock, que se convertirá en el primer senador negro elegido en Georgia. Y también los resultados de Jon Ossoff. Georgia se fue a una segunda vuelta de elecciones el 5 de enero, luego que en los comicios de noviembre pasado, los republicanos ganaran sin obtener el 50% de los votos.

Lanzamos Dalia Masters; cursa El poder de la resiliencia, una clase maestra Paola Rojas

Con estos dos escaños, los demócratas recuperaron el control de la Cámara Alta y, por lo tanto, darán al futuro presidente Biden más herramientas para ejercer el poder.

Felicitando a los dos candidatos demócratas por sus "victorias históricas", la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, realizó un fuerte homenaje "a todas las organizaciones de base y voluntarias". "Fueron ustedes quien lo permitieron", dijo.

Detrás de estas palabras aparecía en primer plano Stacey Abrams, fundadora en 2019 de la organización FairFight, para permitir elecciones "libres y justas", luego de impulsar The New Georgia Project, que había permitido la inscripción en los padrones electorales de decenas de miles de residentes de Georgia.

También puedes tomar el programa de liderazgo: ADN, Born to Lead

Su trabajo de campo para movilizar a los votantes negros y de otras minorías, en alianza con otras organizaciones como Black Voters Matter (Los votantes negros importan), tuvo un impacto clave en la estrecha victoria de Joe Biden en Georgia en noviembre pasado. Algo novedoso allí para un candidato demócrata desde 1992.

"Esta es una coalición multirracial, multiétnica e intergeneracional", dijo recientemente a The New York Times.

"El estoicismo es un lujo"

Graduada en derecho de la prestigiosa Universidad de Yale, la exabogada fiscal Stacey Abrams, de 47 años, sirvió en la Asamblea legislativa de Georgia durante 10 años. Había liderado a la minoría demócrata entre 2011 y 2017, la primera mujer en comandar un grupo parlamentario y la primera afroamericana en encabezar un grupo de representantes en la Cámara Baja de este estado.

Stacey Abrams se postuló para gobernadora de Georgia en 2018, convirtiéndose en la primera mujer negra candidata en Estados Unidos para tal función.

Diez días después de una votación muy disputada, había reconocido que su rival republicano Brian Kemp, que acababa de dejar su puesto como funcionario electoral en Georgia, tomaría las riendas de este estado sureño.

Lee más: Kamala Harris tendrá un equipo liderado por mujeres en la Vicepresidencia de EU

Pero no sin denunciar las restricciones que han dificultado, según ella, el voto de las minorías: horas de colas en los barrios de ciudadanos negros y miles de inscripciones erróneas. Un discurso apasionado que la había impulsado a la escena nacional.

"Debería ser estoica en mi indignación y callar en mi rechazo. Pero el estoicismo es un lujo y el silencio es un arma para quienes quieren silenciar la voz del pueblo", dijo.

Irónicamente, Donald Trump quedó impresionado por su campaña "hermosa y dura", que le permitía ver un "futuro político brillante".

Dos años después, jugó un papel fundamental en la derrota del multimillonario republicano, ayudando a su rival a ganar en Georgia.

Abrams, la mujer a la que hay seguir en Estados Unidos

Stacey Abrams había sido contactada para postularse a la presidencia en 2020, pero ella había dejado pasar su turno.

Volvió a aparecer a mediados del año pasado en los pronósticos para convertirse en compañera de fórmula de Joe Biden. Haciendo campaña sin rodeos a favor de su candidatura, que dijo sería una opción "excelente".

Finalmente resultó ser Kamala Harris quien se convirtió el 20 de enero en la primera vicepresidenta negra de Estados Unidos.

Frente a voces que la habían encontrado demasiado directa, esta mujer nacida en diciembre de 1973 en Wisconsin, pero que creció en otro estado del sur, Misisipi, dijo que simplemente quería "tratar de decir la verdad".

Entérate: Totalmente femenino: así será el equipo de comunicación de Joe Biden

"Como joven mujer negra que creció en Misisipi, aprendí que si uno no levanta la mano, la gente no nos ve", expresó en la cadena CNN en abril pasado.

"Pero no se trata de llamar la atención para poder ser el compañero de fórmula (presidencial), se trata de asegurarme de que no se cuestionen mis calificaciones porque no es justo para mí que hablamos con mujeres negras jóvenes, mujeres jóvenes de color, jóvenes de color quienes se preguntan si ellos también pueden ser vistos", subrayó.