Commander Inspiring Women

Así rompió la abogada Claudia de Buen el techo de cristal en un ambiente masculino


Claudia de Buen Unna
Foto: Cortesía Comunicación Social BMA

La primera mujer que preside la Barra Mexicana habló sobre las resistencias que encontró en 25 años y dio tips para que las mujeres se hagan escuchar.

Suscríbete a nuestro newsletter / Escucha nuestro podcast…

CIUDAD DE MÉXICO. “A la mujer hay que empoderarla”, dijo Claudia de Buen Unna, quien recientemente ha roto otro techo de cristal en México al convertirse en la primera mujer en llegar a la presidencia de la Barra Mexicana del Colegio de Abogados (BMA), institución que está por cumplir 100 años.

Su llegada a la cima de esta organización fue un largo proceso que inició hace 25 años, cuando de Buen, maestra en Derecho de Familia, y un grupo de mujeres empezaron a luchar por espacios al interior de la Barra.

Cursa la clase maestra de Dalia Empower: Storytelling, controla tu narrativa, con los productores Billy y Fernando Rovzar

En entrevista para Dalia News+Media -plataforma de contenidos e información de Dalia Empower-, la abogada comentó que la manera en que ellas comenzaron a mover las aguas en ese momento causó escozor porque, debido a un tema de costumbres y a la educación de aquellos años, solo los hombres tomaban las decisiones. Las mujeres no eran consideras para ocupar puestos de liderazgo.

“Fue muy difícil, muy complicado y fuerte. Hubo cosas que no fueron fáciles de asumir, que fueron difíciles de asimilar. Pero ya lo logré, gracias por al apoyo que recibí mayoritariamente de hombres”, dijo

La abogada en derecho familiar y civil confesó que hasta ese momento había aprendido a no irrumpir en los espacios considerados masculinos, toda vez que creció rodeada de abogados hombres: sus hermanos y su padre Néstor de Buen Lozano, reconocido abogado en derecho laboral.

“La abogacía era así. Al igual que todos los colegios de abogados. Pero hubo una persona que tuvo más visión que yo”; el abogado Claus von Wobeser, quien dio a las mujeres la primera oportunidad en la BMA.

Cursa el programa de liderazgo de Dalia Empower: ADN, Born to Lead

Cómo las mujeres tomaron espacios en la Barra

La socia del Bufete De Buen recordó que Claus von Wobeser invitó a las mujeres por primera vez a formar parte de una comisión dentro de la BMA. Posteriormente, José Mario de la Garza invitó a la jurista al Consejo. Aquel fue su primer paso hacia la presidencia.

Cuando el grupo de abogadas quedó integrado hace 25 años, pidió al Consejo más espacios, pero la petición no gustó mucho. El Consejo tardó en considerar el tema, pero lo hizo a final de cuentas y poco a poco comenzó a invitar a las mujeres a formar parte de las comisiones de la organización.

“Al principio lo vi como una locura, pero al final dije: 'Vamos', y se le presentó la propuesta [de formar una comisión de mujeres] a Emilio González de Castilla [presidente de la BMA 2003-2004]. Se la entregamos y él nos dijo: 'No armen lío por favor'", contó.

Tras varias juntas y deliberaciones, finalmente les autorizaron formar una comisión de mujeres, a través de la cual trataron asuntos domésticos de la mujer y temas políticos y sociales.

Lee más: Tips de género para iniciar negociaciones con hombres

De encomiendas sencillas a responsabilidades cruciales

La virtual presidenta de la BMA contó que también recibió apoyo de Fabian Aguinaco, cuando éste fue presidente de la entidad (2005-2007). Aguinaco la invitó a formar parte de su consejo al igual que a otra mujer, la doctora Patricia Kurczyn.

De Buen Unna permaneció tres años en el Consejo, aunque solo se le encomendaban los temas sociales de la Fundación Barra Mexicana y no se le delegaban asuntos jurídicos.

Para 2015, bajo la presidencia de Ricardo Ríos Ferrer, fue contactada para integrar esa administración.

A partir de entonces, hubo avances notables en las encomiendas delegadas a mujeres. La jurista estuvo a cargo de la Coordinación de Derecho Civil por dos años. En la administración inmediata posterior llegó al Consejo y permaneció en él por cuatro años.

Recomendamos: Las mujeres lideran mejor en la crisis, revela un estudio

Para ese entonces, la inclusión era mucho mayor y siguió creciendo. Hoy el consejo de la Barra cuenta con ocho mujeres dentro de un consejo de 20 personas.

Una vez que Claudia de Buen Unna había pasado por diversas comisiones y dos periodos en el Consejo de la BMA, sabía que el siguiente paso era convertirse en la primera vicepresidenta. Eso, además, la llevaría automáticamente al cargo de presidenta, de acuerdo con los estatutos de la Barra.

Y así ha sucedido. La abogada tomará las riendas de la organización finales de febrero de 2021.

Lee más: Claudia de Buen, la primera mujer en presidir la Barra Mexicana en casi 100 años

Su agenda hacia la paridad

Claudia de Buen tiene una agenda de trabajo específica en materia de paridad.

Menciona que seguirá trabajando por la inclusión de las mujeres dedicadas a la abogacía. En la Barra hay actualmente 1,000 mujeres y 5,000 hombres.

También buscará el cumplimiento de la cuota de género en las conferencias que organizan. En ese sentido, apela a las llamadas “acciones afirmativas o la discriminación positiva”. Esto significa que que gobierno y empresas tienen que generar una acción afirmativa en favor de las mujeres. Por ejemplo: si un consejo de administración tiene 40 lugares, 20 deben estar ocupados por mujeres.

Otro eje de su administración será fortalecer el enlace con el Poder Legislativo, gobernadoras o con mujeres en cargos de administración pública para incidir iniciativas de ley que favorezcan a la población femenina.

“La Corte (SCJN) hizo un protocolo llamado Protocolo para Juzgar con Perspectiva de Género, el cual da indicaciones a los jueces de cómo juzgar cuando hay temas de género. Esto es un avance porque antes la ley se aplicaba por igual para todos", citó como ejemplo.

Por otra parte, explicó que desde hace tiempo se ha impulsado un cambio de nombre de la Barra para que adopte el de Barra Mexicana de la Abogacía. Pera esta reforma aún está pendiente porque la asamblea no ha logrado un acuerdo.

Como un llamado a las jóvenes abogadas, De Buen Unna recomendó a las nuevas generaciones que busquen un colegio o una organización que las impulse, pues si bien la brecha de género en la abogacía es todavía una realidad, también hay nuevas ventanas de oportunidad para las mujeres en esta profesión.

También te puede interesar: 10 acciones urgentes para la paridad laboral en México

Doble jornada

Claudia De Buen ha combinado las responsabilidades del trabajo con las del hogar. Contó que fue muy complicado cuidar de sus dos hijas.

Y aunque pudo llevar a sus hijas a la oficina, donde contó con un lugar adaptado para ellas, reconoce que de no haber tenido el soporte de su padre, sus hermanos y el padre de sus hijas, no hubiese logrado sacar adelante su carrera y su familia.

“A veces quedaba mal con mi padre, que era mi jefe, o en otras ocasiones con mis hijas, porque no estaba con ellas siempre. A veces, cuando ellas tenían actividades especiales y cumpleaños, yo buscaba la manera de escapar del despacho aunque llegara tarde”.

En ese sentido, la socia del Bufete De Buen consideró que hoy existe un rezago en las empresas en cuanto a las facilidades que otorgan a sus empleadas para que puedan llevar a cabo la etapa de lactancia o tareas de cuidado de los hijos.

Recomendamos: Cuarentena: momento para los hombres en el hogar

Tips para hacer valer tus ideas en una reunión

"Mi consejo es que se la crean y compitan", aconsejó De Buen de manera general a las mujeres que buscan espacios y romper techos de cristal.

Aunque de manera específica ofreció una serie de recomendaciones para que participen y hagan valer sus observaciones en una junta o reunión de trabajo diversa, donde hay hombres que suelen interrumpir las voces femeninas:

  1. “Si alguien repite tu idea, levanta la mano". Posteriormente di: "Es exactamente lo que dije" o "Qué bueno que estuviste de acuerdo con mi idea; vamos a trabajar juntos”.
  2. “Es mejor ir al grano”. La timidez, la confusión y la redundancia no son buenos aliados.
  3. Habla de manera pausada.
  4. Si no te ponen atención, calla hasta que lo hagan o realiza una solicitud explícita. Hazlo con calma y de forma respetuosa.
“Me pasó que una junta de Consejo, cuando me enteré que me iban a bajar de éste y que no iba a seguir los siguientes dos años. Con todo y que la reunión era muy tarde la reunión y ya todos empezaban a recoger sus cosas, les dije: 'Les pido por favor que me escuchen". Y fue en ese momento cuando di el anuncio de lanzar mi candidatura para ser Segunda Vicepresidenta. Hubo un silencio sepulcral, aplausos y hasta regaños”.

Lee más:Cómo hacerte escuchar cuando eres la única mujer en la junta