Commander

Aprende el arte de hacer nada para aumentar tu productividad


banca - pixabay
Foto: Mohit Mourya from Pixabay

Es hora de parar tu actividad frenética y de aprender el arte del ocio.

Suscríbete a nuestro newsletter / Escucha nuestro podcast

CIUDAD DE MÉXICO. ¿Qué tan a menudo haces nada durante el día? Si no es un hábito para ti, entonces quizá no estás logrando tu potencial de productividad.

Diversas investigaciones han mostrado que la ociosidad juega un papel crucial para el buen desarrollo y funcionamiento del cerebro. Y esa ociosidad no significa ver una serie en Netflix o scrollear infinitamente en Facebook, sino descansar y pensar. Nada más.

Eso es lo que muestra un estudio realizado en 2012 por las académicas Mary Helen Immordino-Yang, Joanna A. Christodoulou y Vanessa Singh, de University of Southern California y Massachusetts Institute of Technology.

Cursa la masterclass de Dalia Masters: El Poder de la resiliencia, con la comunicadora Paola Rojas

La inactividad es un tiempo que vale oro porque durante ese periodo las personas procesan y comprenden toda la información que han recibido en horas previas y eso les permite obtener conclusiones y generar nuevas ideas que pueden llevar a la realidad al retomar su actividad.

De ahí que aquella frase que asegura que las mejores ideas llegan durante la hora del baño, es verdadera. Claro, realizas una actividad, pero son minutos de descanso y relajación que las personas dedican a sí mismas, sobre todo, cuando tienen una bañera.

Cursa el Programa de Liderazgo Femenino ADN

El estudio indica, además, que el uso excesivo de las redes sociales se ha convertido en un problema en ese sentido, pues puede afectar el desarrollo de algunas habilidades socioemocionales.

Pero en un mundo donde el concepto de productividad está relacionado con estar ocupado haciendo algo todo el tiempo, donde la ociosidad es mal vista precisamente por eso y estar conectado al mundo virtual es ya una necesidad en un contexto pandémico, hacer nada es un hábito que nadie desea adoptar.

En un artículo para el sitio web Inc., el articulista, productor de radio y podcastero, Eric Mack, refiere un estudio publicado en Journal of Personality and Social Psychology, el cual encontró que personas de 11 países del mundo como Bélgica, Brasil, Costa Rica, Japón, Corea y Estados Unidos, preferían hacer cualquiera cosa que estar a solas con sus pensamientos.

El estudio fue dirigido por el estudiante graduado de psicología social de la Universidad de Virginia, Nicholas Buttrick.

Lee más: ¿Fatiga de cuarentena y burnout? Cómo recuperarte para la nueva normalidad

Es hora de parar, entonces, tu actividad frenética y reservar un tiempo considerable cada día a estar a solas haciendo nada. Se trata de vencer el miedo y la aversión a tal escenario o arriesgarte a un desgaste que no solo te arrastrará a la sequía de ideas y de productividad, sino también al mismo burnout.

Y ¿cómo puedes iniciarte en el arte de la nada? Haciendo cosas familiares que te lleven a la inacción y a tus pensamientos.

"Cuando te tomas un descanso, es posible que desees hacer algo que te absorba la mente para ayudarte con la motivación, pero técnicamente tu mejor forma de tomarte un descanso es hacer algo sin sentido", dice a The Wall Street Journal, Barbara Oakley, profesora de ingeniería en la Universidad de Oakland en Michigan.

Eric Mack y The Wall Street Journal comparten algunas ideas para que comiences a practicar el ocio.

Lee también: 6 pasos de Pomodoro, un método sencillo para aprovechar más tu tiempo

6 maneras de practicar el ocio

  1. Agenda, de inicio, media hora o una hora cada día para hacer nada
  2. Si corres, deja en casa los auriculares y aléjate del teléfono.
  3. Toma una ducha, pero deja los altavoces fuera del cuarto y tu teléfono.
  4. Siéntate en una silla cómoda o en un sillón. Solo siéntate.
  5. Da un paseo en solitario sin pulseras ni relojes inteligentes que midan tus pasos; también deja en casa los auriculares. Observa y disfruta el paseo.
  6. Cocina. De acuerdo con The Wall Street Journal el acto de cocinar una comida puede alentar una mente errante. Quizá por ello, durante las etapas más drásticas del confinamiento, las personas en todo el mundo se refugiaron en la preparación de cientos de recetas. Este es un tiempo de inactividad de la actividad.


¿Quieres aprender nuevas habilidades? Hazlo en Dalia Empower

Dalia Masters, clases maestras en línea y on demand con grandes personalidades

*Edición Especial: Ser Mujer, En nuestras propias palabras
Con 11 mujeres brillantes y diversas: Gabriela Warkentin, Vivir Quintana, Ophelia Pastrana, Martha Ortiz, Bárbara Mori, Laura Manzo, Alexandra Haas, Bertha González Nieves, Silvia Dávila, Olimpia Coral, Maca Carriedo

Storytelling: controla tu narrativa
Con los productores de la serie Monarca Billy y Fernando Rovzar

*El Poder de la Resiliencia
Con la comunicadora Paola Rojas

*Tu nombre, tu marca en el mundo
Con el chef Enrique Olvera

Otros programas y talleres

*Programa de Liderazgo Femenino: ADN

*Programa Women for Boards (forma parte de Consejos de Administración de alto desempeño)

*Taller de Finanzas 360

*Taller El Arte de la Negociación

*Revisa también toda nuestra oferta de educación continua en Dalia Ac