Business

Silvina Moschini: el unicornio no tiene que ser la meta de todo emprendedor


Silvina Moschini
Foto: Cortesía

La empresa de Silvina Moschini, Transparent Business, alcanzó el distintivo de unicornio rosa y ahora va por la Bolsa de Nueva York.

Suscríbete a nuestro newsletter

CIUDAD DE MÉXICO. La empresa Transparent Business se convirtió hace unas semanas en el primer unicornio rosa, o liderado por una mujer, en América Latina, pero Silvina Moschini, cofundadora y presidenta, tiene muy claro que esa designación responde más a un tema de marketing y que no es un objetivo obligado de todo emprendedor para ser exitoso.

“El tema de unicornio es un tema de marketing, puramente”, menciona la empresaria argentina, también consejera de Dalia Empower, en entrevista con Dalia News+Media, al recordar el origen del término.

El concepto unicornio -o 'unicornia', como lo llama Moschini en referencia a la inclusión femenina- es atribuido a Aileen Lee, fundadora de la firma de inversión de capital Cowboy Ventures. Se refiere a firmas tecnológicas que alcanzan una valuación de 1,000 millones de dólares en alguna etapa de levantamiento de capital. La palabra “rosa”, además, indica que la empresa es liderada por mujeres.

Dalia Empower te invita a cursar su programa insignia de liderazgo: ADN, Born to Lead

“Creo que todo lo que uno quiere lograr cuando tiene la determinación y está dispuesto a poner el trabajo que hay que poner, lo puede lograr. Pero no todo el mundo quiere un unicornio ni quiere tener un unicornio. Resignifiquemos. Éste es un camino; es un journey, no es un destination”, dice Moschini.

Es cierto que al contar con ese distintivo, una empresa tiene mayor visibilidad, pero “lo que es importante para mí, es que sí se puede; que las mujeres podemos; que tenemos que normalizar el ver a mujeres exitosas, siendo mujeres, orgullosamente y sin disculparse porque nos va bien”.

A principios de octubre pasado, Transparent Business, una solución integral de trabajo remoto, abrió una ronda para levantar capital y logró una valuación de 1,000 millones de dólares, con lo que se sumó a una lista de alrededor de 491 unicornios que existen hoy, de acuerdo con CB Insights, y cuya valoración en conjunto asciende a 1,542 billones de dólares.

También te puede interesar el taller de Dalia: Define tu propósito y diseña tu vida

La empresaria ha mencionado en los últimos meses que la firma dio un enorme salto en su crecimiento este año debido al aceleración digital que trajo consigo la pandemia del virus de COVID-19.

De solución individual a un gran negocio

Silvina Moschini cuenta que en los planes de la compañía está lanzar una oferta pública de acciones en la bolsa de Nueva York hacia fines de 2021, cuando se espera que la firma alcance una valoración de 10,000 millones de dólares y sea el estándar en gestión transparente de equipos distribuidos y servicios de trabajo remoto.

El negocio fue fundado en 2012 en Nueva York. Es una solución digital de gestión segura y transparente de equipos remotos para cualquier tipo de empresa, ya sea privada, pública, micro o gran empresa. Ha sido reconocida por Citigroup como la Mejor Solución para la Gestión de Personal. En México tiene clientes como Pepsico, Danone y Telcel.

Lee más Kavak es el primer "unicornio" mexicano con valor de más de 1,000 mdd

También provee servicios de contratación de talento, principalmente femenino, a través de su plataforma hermana She Works, fundada en 2016 y enfocada a capacitar a mujeres y conectarlas con oportunidades laborales flexibles en cualquier parte del mundo.

El año pasado, She Works recibió el premio Equals In Tech, que otorga la Organización de las Naciones Unidas a proyectos que buscan cerrar la brecha de género digital.

En se sentido, la firma también está buscando alianzas con empresas de talento y capacitación para lograr sinergias y generar un ecosistema que impulse el desarrollo profesional y el empleo.

Transparent Business (TB) nació como una necesidad que surgió en el primer emprendimiento de Moschini, Intuic, una agencia digital especializada en marketing digital, relaciones públicas y redes sociales.

Junto con su socio y CEO de TB, Alex Konanykhin -también fundador de la fábrica de software KMGi- creó la plataforma para lograr que sus equipos, distribuidos en varias parte del mundo, pudieran trabajar de forma coordinada y eficiente.

¿ Recomendamos ¿Sueñas con tu startup unicornio? Quizá no es una buena idea

"Fue la herramienta de uso interno que desarrollamos para hacer que nuestro equipo funcionara como un relojito. Luego empezamos a ver que esto que nos ayudaba podía ayudar a otras compañías", cuenta la ejecutiva.

Explica que la plataforma resuelve tres temas básicos del trabajo remoto: transparencia y confianza (¿cómo sabes que la gente se está reportando a trabajar?); colaboración y engagement (¿cómo haces para que la gente trabaje de forma sincrónica o asincrónica?), y rendición de cuentas (¿cómo mides la productividad y ofreces aumentos e incentivos?).

Emprendedora, consejera y mentora de mujeres

Silvina Moschini es considerada una emprendedora en serie. En su trayectoria están Intuic, Transparent Business y She Works.

Anteriormente, fue Gerente de Comunicaciones para América Latina de Compaq y Directora de Relaciones Públicas Internacionales en la misma compañía. También fue parte del equipo de management de Patagon.com, una de las compañías más exitosas de América Latina a finales de los años 90, así como Vicepresidente de Comunicaciones Corporativas de Visa Internacional.

Hoy también es mentora de mujeres emprendedoras a través de Vital Voices, 500 Startups, Google Launchpad y el Google AI Impact Challenge.

Es parte del consejo de asesores de New World Symphony, en Miami, Dalia Empower y Fundación Flor.

Sobre su labor como mentora, expresa que para ella es vital, pues al estar en contacto con mujeres brillantes conoce su visión y eso la enriquece y le da claves para mejorar su liderazgo.

Cuándo se le pregunta cuál es su secreto de gestión de tiempo para desempeñarse en tantos roles, menciona, sin duda, el trabajo remoto y una buena organización de sus actividades.

"El trabajo remoto te devuelve un montón de horas que en el camino antes te perdías en traslados. A mí me sobran de modelos tradicionales a esto, una dos tres horas que normalmente otra persona que trabaja en una oficina por ahí estaría perdida en transporte", dice.