Dalia Insights

¿Por qué los hombres callan ante sexismos de sus colegas? Esto dice un estudio...


hombre - Unsplash
Foto: NordWood Themes / Unsplash

Los hombres se dicen comprometidos para levantar la voz contra el sexismo, pero temen hacerlo en sus lugares de trabajo, revela un estudio de Catalyst.

Suscríbete a nuestro newsletter / Escucha nuestro podcast …

CIUDAD DE MÉXICO. Aunque los hombres expresan compromiso y quieren ser parte de la solución para eliminar el sexismo en sus lugares de trabajo, la mayoría percibe que hacerlo tiene un costo muy alto, por lo tanto se muestran dubitativos para tomar acciones, de acuerdo con un estudio realizado por Catalyst, una organización global no lucrativa, enfocada al empoderamiento de las mujeres y la igualdad de género en las empresas.

El reporte publicado en junio de 2020 y llevado a cabo entre 338 hombres de diferentes niveles laborales que trabajan en corporaciones multinacionales en México, muestra que 86% de los participantes dice estar personalmente comprometido a interrumpir las conductas sexistas cuando las ven en el lugar de trabajo; sin embargo, solo 31% siente confianza en su capacidad para hacerlo.

Cursa Dalia Masters de Dalia Empower: El poder de la resiliencia, con Paola Rojas

¿Cuál es el motivo principal de esta falta de confianza? El clima organizacional. El análisis encontró que un clima de silencio al interior de la empresa, suprime las intenciones de los hombres de levantar la voz.

Cuando hablar tiene costos negativos

De acuerdo con el documento, cuando hay silencio organizacional hay 50% menos probabilidades de que un hombres esté comprometido a interrumpir el sexismo y 40% menos probabilidades de que tenga confianza en su capacidad para interrumpir.

El silencio organizacional florece cuando hay temor de que haya represalias por mostrar inconformidad.

La investigación encontró que los hombres que perciben niveles más altos de silencio también reconocen más costos interpersonales. Entre ellos ser vistos como quejosos, demasiado sensibles o irritantes, o alborotadores. También más costos relacionados con el trabajo, como daño en las relaciones con supervisores o amenazas a la seguridad profesional; además de menos beneficios como producto de la confrontación.

Cursa el programa de liderazgo de Dalia: ADN, Born to Lead

Los encuestados que informaron niveles más altos de silencio en sus empresas tenían menos probabilidades de creer que la confrontación reduce el sexismo en su lugar de trabajo.

El informe también incluyó ocho entrevistas a profundidad con hombres de diferentes industrias para obtener más información sobre lo que detiene a los empleados masculinos o los anima a interrumpir los comportamientos sexistas en el trabajo.

"En otras empresas existe el problema de la exclusión de la mujer. Hay situaciones realmente malas. Es un entorno ofensivo para las mujeres. Hubo una situación en la que me pidieron que no dijera nada. Preferí dejar la empresa. Me marcaron por no soportar una situación que me desagradaba", menciona un gerente de primera línea entrevistado.

"Hay gente que te ataca y se ríe, pero si estás convencido de lo que estás haciendo tienes que dar explicaciones, sin agredir. No tiene que ser defensivo o agresivo. Tiene que ser algo inteligente: explíquelo correctamente y dígale a la persona por qué está convencido. Si preguntan: "¿Por qué estás a favor de las mujeres?" tienes que saber responder por qué", expresa otro ejecutivo participante.

Recomendamos: Guía para responder a los micromachismos en el trabajo y los negocios

El sarcasmo como respuesta frecuente

Otro dato relevante del reporte de Catalyst es que las respuestas indirectas en forma de sarcasmo o humor tienen 75% más probabilidades de utilizarse cuando se percibe un clima de silencio más elevado.

"Esto es digno de mención porque muestra que cuando prevalece el silencio organizacional, los hombres no sienten que tienen una amplia gama de opciones disponibles para interrumpir el comportamiento sexista. Y aunque puede parecer simplemente que 'los chicos son chicos', el uso del sarcasmo y el humor es especialmente preocupante porque esas tácticas pueden producir consecuencias adversas", detalla el informe.

En ese sentido, explica que algunas formas de humor pueden invocar sentimientos negativos como la ira, la desconfianza o el malestar y, como resultado, reforzar el conflicto interpersonal y la agresión.

Además, el sarcasmo puede utilizarse o interpretarse como una forma de criticar indirectamente a una persona. "El trasfondo potencialmente antagónico o mordaz del sarcasmo, junto con su naturaleza indirecta, a menudo cierra el potencial de una comunicación abierta y efectiva. Además, el humor sarcástico puede debilitar o enmascarar el punto y es más probable que provoque contraargumentos, en lugar de invitar a un diálogo constructivo".

Lee más: 90% de la población tiene prejuicios sexistas

Las organizaciones y sus líderes deben hablar

De acuerdo con Catalyst, las organizaciones y sus líderes deben comenzar a practicar acciones para acabar con el silencio a su interior y crear climas donde los hombres puedan interrumpir con confianza los comportamientos sexistas:

  1. Aprende sobre sexismo y comprende el impacto que puedes generar
  2. Evalúa de forma crítica el clima de silencio dentro de tu empresa.
  3. Anima a los empleados a romper el silencio, participa en conversaciones sobre sexismo y escucha una y otra vez. Sé un líder también en este tema.
  4. Toma en cuenta que tu puesto, género, raza, origen étnico, edad y muchos otros factores pueden entrar en juego cuando los empleados y tú deciden si se sienten seguros al hablar. Crea un entorno seguro, en el que hablar no se vea disminuido ni penalizado.

Consulta el documento completo