Los poderes de Dalia




La próxima CEO de una empresa, la realizadora de una app que va a revolucionar el sistema de salud, la mamá que tiene curiosidad de emprender un negocio y la niña que ensueña qué será de grande; tienen un secreto en común: Todas son heroínas.

Algunas lo saben, pero muchas no tienen idea de qué es eso que les duele en el cuerpo cada vez que alguien les dice que “no”. Todas fueron mordidas alguna vez por el deseo de que su vida signifique y transforme la realidad. Lo único que necesitan es reconocer su poder,  fortalecerlo y ejercerlo.

Para eso existe Dalia Empower, un espacio diseñado para que las mujeres exploren sus posibilidades y se preparen para enfrentar el próximo reto. Una red en la que pueden ser ellas mismas y compartir sus temores y logros con otras heroínas que como ellas, están reinventando no solo las reglas sino los juegos.

Nuestro modelo está enfocado en fortalecer el poder desde tres perspectivas:

  • Poder interior: Conócete

Saber quién eres es llenar el espacio que ocupas en todo lugar, ser honesta contigo y permitirte explorar sin juicios de valor, reconocer que te gustan cosas que te avergonzaban antes y dejar ir las que te gustaban pero que en algún momento perdieron sentido. El poder interior es el don de fracasar y aprender, de negociar e inspirar a otros a soñar contigo, de tomar decisiones midiendo el riesgo solo lo suficiente como para que te atrevas pero no tanto como para quitarle la adrenalina. El primer efecto de este superpoder es caerte bien, perdonarte por lo que no sale tan bien y felicitarte por el simple hecho de intentar.

  • Poder de: Prepárate

En la antesala del futuro las cartas están echadas. Ya no se trata de hiperespecializarse en un campo sino de conectar elementos disímiles para crear algo nuevo dentro de un sistema en el que todo está interconectado. El pensamiento creativo y la visión de futuro son las dos herramientas que posibilitan inventar los próximos espacios que vamos a ocupar para no conformarnos con los que ya existen. Es la posibilidad de capitalizar -en cualquier lugar y de cualquier experiencia- un aprendizaje significativo que amplía nuestros alcances.  El primer efecto de este superpoder es que tu kit de herramientas se amplía para facilitar procesos y visibilizar nuevos elementos para tomar mejores decisiones.

  • Poder con: Realízate

El poder se ejerce hasta que es puesto en práctica en una situación concreta. Solo cuando entran en juego otras personas, otros intereses y otras culturas es que podemos echar mano de las herramientas que hemos adquirido para entender una realidad hipercompleja en la que la solución de los conflictos comunes está íntimamente relacionada con la posibilidad de alcanzar los objetivos particulares. El primer efecto de este superpoder es descubrir en los otros nuevas posibilidades y establecer relaciones significativas que abren oportunidades.

Querer es poder: Enfócate

Puedes tener todas las herramientas, habilidades y conocimientos del mundo. Pero si no tienes un para qué, tu poder es estéril. Cuando hablamos de “querer” hablamos del “deseo”. Primero, del “deseo de desear” que te mantiene sensible a lo que acontece alrededor tuyo, abierta a que sucedan nuevos encuentros y dispuesta a jugar con los elementos fortuitos de la vida que despiertan la curiosidad y mantienen el deseo en movimiento. Luego del “deseo enfocado”. Las ganas de hacer algo. Eso que dirige tu atención y esfuerzos hacia un objetivo. No importa si es chiquito o grande, si es loco o realista. Es eso que una vez que se te mete en la cabeza te condena a llevarlo hasta las últimas consecuencias.

El camino no es fácil y está plagado de obstáculos que vencer, pero tú sabes que si has escuchado el llamado, no podrás dejar de oírlo. Tú sabes que si tu cuerpo adquirió la inercia, no podrás detenerlo. Si ese es tu caso, ven a Dalia Empower y conviértete en la heroína que estás destinada a ser.