Commander

Las habilidades socioemocionales serán básicas en el mercado laboral post COVID


inteligencia emocional
Foto: Mohamed Hassa/Pixabay

La formación profesional deberá enfocarse en la recalificación y reconversión laboral de los trabajadores, señala la OIT.

Suscríbete a nuestro newsletter

CIUDAD DE MÉXICO. No solo las habilidades digitales serán esenciales para el periodo de recuperación por la pandemia, como ha quedado evidenciado durante los últimos meses, sino las habilidades socioemocionales, de acuerdo con un reporte de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

A raíz de los cierres de actividades presenciales se ha registrado una fuerte contracción económica en todo el mundo y pérdida de empleo. De acuerdo con la organización, la tasa de desocupación en América Latina puede pasar de 8.1% en 2019 a 13.5% en 2020. A esto se sumaría un deterioro de la calidad del empleo en una región en que la tasa media de informalidad es de 54 por ciento.

El reporte Formación profesional en la respuesta a la crisis y en las estrategias de recuperación y transformación productiva post COVID-19, señala que aún no es claro cuáles actividades económicas demandarán más empleos hacia la recuperación; no obstante, hay indicios de crecimiento en construcción y el comercio al por menor y al por mayor. Lo mismo sucede con el rubro digital aplicado a educación, cuidados, comercio, recreación y gestión de empresas.

Cursa el taller de Dalia Empower: Comunicación efectiva

Bajo ese panorama, la formación profesional deberá enfocarse en opciones de recalificación o reconversión laboral.

"La formación profesional debe encarar el desafío de recalificar a los trabajadores que perdieron aquellos empleos que no volverán, pero también facilitar la transición para los que lleguen, impulsados por las medidas de reconversión productiva e impulso a la recuperación", explica el informe.

Dichas opciones de formación deberán estar orientadas, en primera instancia a las habilidades digitales, dado que la crisis ha impulsado actividades como el comercio electrónico, la educación en línea y, obviamente, el trabajo remoto.

También te puede interesar la e-class para adolescentes: ¿Qué elijo como carrera?

Un estudio sobre ciberseguridad publicado el 28 de julio por la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ha revelado que la pandemia aceleró la digitalización en América Latina, que solol en tres meses avanzó lo que se esperaba que demoraría tres años.

Igual de importantes, de acuerdo con el documento, son las competencias socioemocionales, pues permiten fortalecer la capacidad de trabajar en equipo, la iniciativa, el desarrollo personal y la automotivación, entre otros aspectos.

La inteligencia emocional implica conocer la propias emociones y reconocer las emociones de los demás, así como aprender a expresarse de manera asertiva y empática. El Foro Económico Mundial ha considerado esta competencia como la clave del empleo y de los líderes en el futuro, dado el avance de la digitalización y la automatización.

Lee más Entre los humanos y la tecnología está la inteligencia emocional

También deberán observarse las competencias de empleabilidad -como orientación a resultados, flexibilidad y adaptación al cambio, o aprendizaje-, las cuales permiten no solo conseguir un empleo, sino conservarlo, y son útiles para un amplio rango amplio de ocupaciones.

En relación con este último punto, de acuerdo con un artículo de la consultar McKinsey & Company, aprender será la habilidad con la que deberán contar todos los profesionales en los siguientes años para ser más competitivos.

Lee también: Aprender será la habilidad más buscada que deberás desarrollar

Y consiste en convertirse aprendices intencionales y permanentes, a través del desarrollo de una mentalidad específica y de ciertas prácticas.