Dalia Insights

La flexibilidad es clave para las madres que hacen trabajo remoto


shutterstock_174758666 (1).jpg
Foto: Shutterstock

Una encuesta en EU mostró que 61.4% de las madres con horario flexible reportó eficacia laboral contra 15.4% de quienes no tienen esa facilidad.

Suscríbete a nuestro newsletter

CIUDAD DE MÉXICO. Nuevos datos de una encuesta de la consultora McKinsey revelan cómo las madres que hacen trabajo remoto durante el COVID-19 muestran más efectos negativos que los padres en la misma condición laboral y cómo un horario flexible puede hacer la diferencia para las mujeres.

De acuerdo con la encuesta realizada a más de 800 trabajadores de Estados Unidos, 79.4% de los hombres que hacen home office y tienen dependientes económicos aseveró tener una eficacia laboral positiva; 63.2% dijo estar comprometido con su trabajo y 70.5% aseguró tener bienestar.

En contraste, de las mujeres con dependientes económicos que realizan trabajo remoto, 37% dijo tener efectividad laboral; 38.5% aseguró estar comprometida con el trabajo y 41% dijo tener bienestar.

Te puede interesar el programa de educación insignia de Dalia Empower: ADN, Born to Lead

La discrepancia entre ambos segmentos de empleados es amplia y se explica porque para las mujeres que realizan trabajo remoto su prioridad es tener un balance entre el trabajo y la vida privada, mientras que para los hombres esa necesidad ni siquiera se encuentra entre una de las primeras 10 prioridades.

El impacto del trabajo flexible

Otro dato importante que arrojó el estudio es que la flexibilidad de horario sí tiene un impacto positivo en las madres trabajadoras.

Del total de mujeres con dependientes económicos que se desempeñan de forma remota y cuentan con un horario flexible, 61.4% reportó eficacia laboral, contra solo 15.4% de las mujeres que no tienen horario flexible.

También te puede interesar nuestro taller: El arte de la negociación, conviértete en profesional

Algo similar ocurre con los otros dos indicadores. El 47.4% de las mujeres con trabajos remotos flexibles dijo estar comprometida versus el 27.3% reportado por las que no cuentan con esa facilidad. En cuanto a bienestar, 59.6% de las mujeres con trabajo flexible reportó tenerlo; en contraste, solo 19.3% de las mujeres sin ese beneficio dijo percibirlo.

Lee más: Mujeres y trabajo de cuidados, ¿cómo cambiar la realidad en mexicana?

¿Qué pueden hacer las empresas?

Segmentar. No todos los empleados tienen las mismas necesidades ni viven las mismas realidades, por lo que es importante usar las herramientas internas y los canales de escucha para analizar y saber a qué se está enfrentando cada persona y así la empresa pueda ofrecer apoyo en el área en la cual batalla más.

Personalizar. Es importante incluir en el diálogo a los trabajadores y considerar sus necesidades específicas para así configurar una cultura laboral que les permita adaptarse de mejor manera al trabajo virtual.