Business

La digitalización en Latinoamérica avanza tres años en solo unos meses


digitalización
Foto: Gerd Altmann / Pixabay

Un informe de la OEA y el BID revela que la pandemia ha sido un punto de inflexión pero advierte riesgos de ciberseguridad.

WASHINGTON, EU. La pandemia aceleró la digitalización en Latinoamérica que en tres meses avanzó lo que se esperaba que demoraría tres años, pero esta transición está acechada por riesgos, reveló un estudio sobre ciberseguridad publicado el 28 de julio por la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

"En un lapso de tres meses, experimentamos una aceleración de la transformación digital que se había anticipado que ocurriría en tres años", señaló el estudio Ciberseguridad: riesgos, avances, y el camino a seguir en América Latina y el Caribe. 

Este trabajo es un análisis del entorno digital y las prácticas de los países de la región de Latinoamérica y el Caribe que comenzó con un reporte hecho en 2016 por ambas entidades multilaterales que tienen sede en Washington. 

Te puede interesar nuestra e-Class: eClass Flexibilidad: el futuro de la productividad

Según los autores del informe, la pandemia de la COVID-19 "ha marcado un punto de inflexión fundamental" y también acentuó la "dependencia de la infraestructura digital". 

Sin estrategia nacional de ciberseguridad

Pero este tránsito se da en un entorno no exento de riesgos y amenazas cibernéticas y cuando solamente siete de los 32 países analizados cuentan con un plan de protección de su infraestructura crítica.

En caso de que se concrete una amenaza, 22 países tienen pocas capacidades para investigar los delitos que se cometen en el ciberespacio. 

El estudio, en el que participó la Universidad de Oxford y también el gobierno de Estonia, un país líder en digitalización, constató que hasta principios de 2020, solamente 12 países habían aprobado una estrategia nacional de ciberseguridad. 

Lee más: Los perfiles que necesitarás en tu equipo de análisis de datos

Sin embargo, esto marca un avance con respecto a cuatro años atrás cuando solamente cinco países tenían este tipo de estrategia. 

Los expertos destacaron que "uno de los factores que limita el progreso de nuestra región en materia de ciberseguridad es la ausencia de talento humano calificado" y calcularon que faltan unos 600,000 cuadros especializados. 

"El efecto catalizador de la pandemia del COVID-19 en la economía ha ejercido una enorme presión sobre nuestro entorno digital para que permanezca seguro, resiliente y efectivo", concluyeron los expertos.

Recomendamos: El COVID-19 acelera la Reskilling Revolution