Commander

La 'CEO oculta' de la empresa familiar: ¿líder relegada o activo emocional de negocio?


emprendedora
Foto:Unsplash

Las copropietarias de las empresas familiares tienden a ser 'jefas emocionales ocultas'.

Suscríbete a nuestro newsletter / Escucha nuestro podcast…

CIUDAD DE MÉXICO. Una de las tendencias sobre el rol de la mujer en las empresas familiares es el de ser ubicada de forma consciente o inconsciente como la 'jefa emocional oculta' que se ocupa de la familia y los colaboradores desde el punto de vista emocional, trabaja por perpetuar los valores y tradiciones, y da sentido de pertenencia, de acuerdo con un estudio de la consultora KPMG.

La firma señala que en ello tienen mucho que ver los prejuicios, sesgos y tradiciones culturales y familiares. Sin embargo, las características de este rol benefician a los negocios y no deberían ser algo propio de las mujeres, sino ser desarrolladas por los hombres.

Cursa la clase maestra de Dalia Empower: Storytelling, controla tu narrativa, con los productores Billy y Fernando Rovzar

En ese sentido, KPMG señala que las copropietarias -esposas del también fundador- se convierten en CEO, pero no en Chief Executive Officer sino en Chief Emotional Officer.

"Ellas se encargan de las necesidades emocionales de la familia, manteniéndola unida y perpetuando los valores y tradiciones familiares a la siguiente generación", menciona el reporte El Poder la Influencia en la Empresa Familiar 2020, el cual es un seguimiento del estudio Proyecto STEP 2019.

Cursa el Taller de Dalia Empower: Comunicación Efectiva

La investigación de 2019 -hecha en colaboración con el Consorcio Global del Proyecto STEP (Successful Transgenerational Entrepreneurship Practices)-, encuestó a más de 1,800 líderes de empresas familiares de 33 países de Europa, Asia Central, Norteamérica, América Latina, el Caribe, Asia, el Pacífico, el Medio Oriente y África.

El posterior seguimiento inició poco antes de la irrupción de COVID-19, en marzo del año pasado, y finalizó en noviembre. Estuvo integrado por 25 entrevistas personales con líderes de empresas familiares que representan algunas de las más grandes del mundo.

“Mi madre era el principio rectora de la familia y de toda la empresa. No era solo nuestra madre, sino también la madre de la empresa. Y todo el mundo tenía claro que mientras ella estuviera allí, todo seguiría funcionando y no teníamos de qué preocuparnos”, mencionó la directora de una empresa familiar de ingeniería mecánica en Alemania.

Recomendamos: 6 cosas del liderazgo femenino que a los hombres conviene aprender

De acuerdo con la investigación, 18% de los líderes de empresas familiares en el mundo son mujeres, y el porcentaje más alto pertenece a empresas familiares en Europa y Asia Central.

El documento subraya que las características tradicionalmente consideradas femeninas, como la lealtad, la preocupación, la sensibilidad a las necesidades de los demás, la solución de problemas y la resolución de conflictos, son parte de un estilo de liderazgo holístico que debe ser desarrollado por mujeres y hombres para el bien de la empresa.

Este estilo de gestión es un activo tanto para la familia como para la compañía, pues puede hacer más competitivo al negocio, de acuerdo con el informe.

Ello se debe a la combinación de la lealtad a la empresa y la familia, con un componente sensibilidad hacia las necesidades de los individuos y un proceso de toma de decisiones que se basa en el instinto, la intuición y la evidencia.

Lee más: Las mujeres profesionistas y de negocios en México

En otra entrevista que formó parte del estudio, miembros de una empresa familiar en Canadá señalaron que una de las funciones clave de la copropietaria y esposa del CEO era hacer que los clientes y otras partes externas se sintieran como si fueran parte de la familia

La cofundadora y directora ejecutiva de Hirsch’s en Sudáfrica, consideró que las mujeres juegan todos esos papeles en sus familias y obtienen sabiduría de cada uno de sus miembros para alimentar el negocio.

“Te ayuda a manejar toda una gama de situaciones empresariales y personales al mismo tiempo”, dijo.

Añadió que los múltiples roles familiares y empresariales se complementan entre sí y, en general, hacen que las mujeres sean más flexibles y expertas en el manejo de un gran número de situaciones.

"Han aprendido a hacer malabares en varias situaciones a la vez", destaca KPMG. Y el hecho de tener múltiples papeles en su negocio y en su familia les ha dado la habilidad de concentrarse en los detalles sin perder el panorama general; a tomar decisiones rápidas cuando es necesario; a ser disciplinadas en la toma de decisiones difíciles, y a no tomar las cosas a título personal.