Juegos para que tu hijo aprenda sin abrumarse

  • Una experta en educación básica te comparte algunos juegos para que tus hijos se entretengan y aprendan al mismo tiempo, sin sentirse abrumados durante el confinamiento.

Por Brenda Covarrubias

CIUDAD DE MÉXICO. Hacer de las matemáticas un juego y hacer de la materia de español una actividad recreativa es el reto al que se enfrentan millones de padres mexicanos para que sus hijos mantengan la motivación para aprender durante el confinamiento generado por a epidemia de COVID-19.

Desde el 23 de marzo, las escuelas quedaron cerradas y los integrantes más pequeños de la casa, sus familiares y maestros tuvieron que adaptarse rápidamente a la nueva realidad. 

Te puede interesar la e-Class: Cómo construir proyectos con alma

Por eso, Marielba Monroy, licenciada en Trabajo Social y en Educación Primaria, te deja algunas ideas para que tus hijos continúen aprendiendo y no se sientan abrumados por la situación actual.


(Foto: Shutterstock)

 

Negocia con ellos

Para lograr que se interesen en las actividades escolares no tienes que imponer nada. Al contario, mejor persuade a tus hijos para que las hagan y dedica un poco de tu tiempo a realizarlas con ellos. Si te interesas en sus actividades puedes lograr un cambio en su actitud.

“Si les dedicas, tal vez no una hora o dos, pero media hora diaria para juntos realizar las tareas escolares, será muy diferente. El niño, especialmente de educación primaria, requiere apoyo ya sea del docente o, en este caso, de los padres de familia”, explica la experta.

El ingenio es la clave

No necesitas sofisticados materiales didácticos para lograr que tu hija o hijo aprenda mientras se entretiene. “Utilicen lo que tengan en casa. Piedras, frijoles, semillas, frutas”, indica Monroy.

También te puede interesar la e-Class: Desarrollo web

Para que tengas una idea del tipo de actividades que puedes hacer mientras estás con los niños en casa, Marielba Monroy te regala unos sencillos ejemplos:

Matemáticas

Cocinando y aprendiendo. “Por ejemplo, mientras cocinas, pídele a tu hijo que te ayude a contar cuántas zanahorias tienes para la comida. Luego, pídele que te forme un triángulo con ellas y pregúntale cuántos lados tiene un triángulo. Después, pregúntale si con esas tres zanahorias te puede hacer un cuadrado, ¿por qué no se puede? Pídele que te explique”, sugiere.

Jueguen avión. Otro consejo de la experta es pintar un avión en el patio de tu casa (si lo tienes) y jugar con tus hijos a brincar de una casilla a otra solo si responden bien una suma, resta o multiplicación.

“Incluso entre hermanos lo pueden hacer. Que uno ponga las reglas y las operaciones que se tienen que responder en cada casilla para avanzar y que el otro las conteste”.

Basta numérico. Todos los niños aman jugar Basta. Así que puedes aprovechar eso y volverlo numérico. En lugar de poner las típicas casillas con “nombre”; “flor o fruto”; “ciudad”. ¿Qué tal si a cada casilla le pones una suma o una multiplicación?

Así, cuando los pequeños del hogar digan “basta”, por ejemplo, en el número 5, tendrán que hacer operaciones como 5x3; 5+21 o 20/5.

“Al final revisan las operaciones y el niño va a aprender sin darse cuenta, porque no lo estás presionando”, recalca Monroy.

Lee más: 6 consejos para parejas durante el confinamiento

Español

Para la experta, una de las habilidades más importantes en niños pequeños es la comprensión lectora. Y esta habilidad puede mejorar mucho durante el tiempo que dure la cuarentena.

“Pídele que te lea en voz alta. Negocia. Di a tu hijo que hoy te lea él y mañana le lees tú. Aunque parezca insignificante, para los niños no lo es. Se sienten importantes. En cuanto vea que le escuchas, que tiene que leer para alguien más, se va a esforzar todavía más porque sabe que está siendo escuchado”, enfatiza.

La clave está en que las actividades no sean monótonas y que los niños se sientan parte de la familia y vean el interés que tienes en ellos y las tareas que están realizando.

Si de plano tus hijos no se sienten interesados por las actividades y están fastidiados, es momento de que replantees las mismas y las cambies.

Consejos para evitar que se sientan abrumados

Lo primero que te recuerda Marielba es que los niños siempre van a mostrar sus emociones. “Si un niño está preocupado por un tema, va a insistir en preguntarte. De acuerdo con la psicología, cuando un niño te pregunta algo es porque está preparado para escuchar la respuesta, sin importar cual sea”.

Así que la educadora te sugiere hablar a tus hijos con la verdad y explicarles con detalle qué está pasando actualmente en el mundo. Si les hablas con la verdad, su confianza en ti aumentará.

Recuerda que los niños son esponjas, así que ten cuidado en lo que expresas frente a ellos. Si te ven todo el tiempo harto, abrumado o cansado, eso es lo que están aprendiendo. Es importante, mantener una actitud positiva frente a ellos.