Power

Guía para viajar durante la pandemia si tienes que hacerlo


viajar
Foto: G Henderson/Unsplash

Si tienes que visitar otro estado o país durante la pandemia, sigue estos pasos y recomendaciones.

Suscríbete a nuestro newsletter

CIUDAD DE MÉXICO. Algunas actividades económicas han reabierto en México y en otros países y las autoridades comenzaron a flexibilizar algunas medidas de distanciamiento social por el virus de COVID-19 en consonancia con esa reapertura, tal es el caso del sector turístico. En ese sentido, los viajes de negocios y de placer son tema de debate y dudas.

¿Es recomendable viajar? ¿Qué pasa en las aerolíneas y hoteles? ¿Cómo puedo minimizar los riesgos de contagio?

Te puede interesar nuestra e-Class: Flexibilidad, el futuro de la productividad

Restricciones de viaje

Antes que nada, es importante recordarte que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), desde su Guía del Viajero, recomienda a los mexicanos posponer viajes internacionales que no sean esenciales.

Además, algunos países impusieron restricciones de viaje por lo que antes de pensar en visitar algún destino, es importante que visites la página de la SRE para conocer qué países no permiten la entrada a viajeros mexicanos.

Por ejemplo, hasta este momento, México no se encuentra en la lista de países cuyos ciudadanos pueden ingresar a la Unión Europea o los Países Bajos. Es decir, no permiten el acceso a menos que seas profesional de la salud; trabajador fronterizo o diplomático.

Si tu viaje es nacional, busca información relacionada a cuántos casos de COVID-19 tiene tu destino, en qué color de semáforo se encuentra (rojo, naranja, amarillo o verde) y cuál es su capacidad hospitalaria disponible.

Hasta el 3 de agosto de 2020, estados turísticos como Yucatán, Baja California Sur, Veracruz y Jalisco, se encontraban en semáforo rojo, es decir, con alto número de contagios.

También te puede interesar nuestro curso en línea: Planeación estratégica digital

Por avión

Tal vez te sorprenda que a diferencia de lo que ocurre en restaurantes u otro tipo de servicios, al viajar en avión no se dejan asientos vacíos. ¿Por qué? De acuerdo con la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (LATA) el riesgo de contagio dentro de las aeronaves es bajo debido a tres razones fundamentales:

  1. El flujo de aire circula del techo hacia abajo, por lo que no hay condensación de gotas como en otro tipo de ambientes interiores.
  2. Los filtros High Efficiency Particulate Air (HEPA) limpian el aire de las cabinas de los aviones.
  3. Los asientos sirven como barrera que limita la interacción entre los clientes.

Adicionalmente, las aerolíneas han establecido medidas de seguridad para los viajeros.

Por ejemplo, tanto en Volaris como en Aeroméxico, los trabajadores te reciben con careta, guantes y mascarilla; te proporcionan gel antibacteral y se aseguran de limpiar constantemente las superficies.

Además, sanitizan el equipaje, monitorean constantemente la salud de los miembros de las tripulaciones y cumplen las medidas de distanciamiento social a la hora de documentar y pasar a mostrador.

Lee más: Los sectores más rentables para emprender en el post COVID-19

Cuídate antes y durante el vuelo

Como cliente, también tienes que cumplir algunas disposiciones que reducirán tu riesgo de contagio como permitir que te tomen la temperatura y portar cubrebocas antes y durante todo el vuelo.

Recuerda que, si presentas síntomas relacionados, se te puede impedir el acceso al aeropuerto y abordar el avión.

Una recomendación muy útil es visitar la Clínica de Atención Preventiva del Viajero de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) donde, además de que puedes obtener las vacunas que te hagan falta para visitar tu destino de forma segura, también te pueden realizar la prueba de COVID-19.

Si tu viaje es internacional, es importante que registres tu itinerario de viaje en el sitio web de la Secretaría de Relaciones Exteriores para que las embajadas y consulados puedan contactarte o rastrearte en caso de que surja esa necesidad.

Si decides posponer o cambiar la fecha de tu viaje debido a la crisis sanitaria podrás hacerlo sin costo. Las aerolíneas establecieron políticas de flexibilidad para cambios de itinerario, ya sea por razones voluntarias o extraordinarias sin costos extras o con cierto tipo de reembolsos.

Y ¿en el hotel?

Loa hoteles también han implementado una serie de medidas para garantizar la seguridad durante la estancia de los viajeros, ya sea un viaje por placer o por negocios.

Rafael García, presidente de la Asociación de Hoteles de la Ciudad de México, explicó en entrevista con Dalia News+Media, algunos de los cambios que se han implementado:

  1. Check in y check out rápido.
  2. Medición de la temperatura a todos los clientes del hotel.
  3. Todo el staff usa cubrebocas y careta.
  4. Sanitización y ventilación de las habitaciones antes del ingreso de nuevos huéspedes.
  5. Uso del elevador con máximo dos personas por viaje, guardando la distancia.
  6. Los bell boy (carga equipajes) lo harán con sana distancia y no compartirán elevador con los clientes.
  7. En los restaurantes al interior de los hoteles, los meseros atenderán utilizando los protocolos de seguridad.
  8. Los bares y discotecas dentro de los hoteles permanecerán cerrados. Serán abiertos conforme a los cambios en el semáforo a amarillo y verde.
  9. Las áreas de deporte y gimnasio se usarán previa cita y el área será restringida para que no haya más de dos personas en menos de dos metros.
  10. El uso de albercas es restringido a un cierto número de personas dependiendo el tamaño. Esta medida evita que las personas estén muy cerca en caso de un eventual estornudo, aunque las albercas tienen cloro.
  11. Los salones permanecen cerrados hasta que se transite al semáforo amarillo o verde. Bodas, banquetes, conferencias y seminarios no podrán ser realizados aún dentro de las instalaciones de los hoteles.

La ocupación máxima de los hoteles, mientras continúe el semáforo anaranjado, es del 30 por ciento. Sin embargo, de acuerdo con García, los hoteles de la Ciudad de México presentaron una ocupación promedio de 12% durante julio.

“Sí es un regreso diferente, mientras no esté la vacuna. Si es un regreso un poco más laborioso, con más cuidado, pero no dejará de ser confortable y amable. Es donde entra el trato de la hotelería que siempre se ha distinguido por ser muy buenos anfitriones en México, una vocación de servicio y lo que hay que guardar es distancia para no crear contaminación y protegernos”, señaló.

Escucha nuestro podcast Dalia Talk: Mujeres, mirarnos hacia adentro, con Eufrosina Cruz

Cómo cuidarte durante tu estancia

Al interior de los hoteles, los clientes deberán usar cubrebocas en las áreas comunes como elevadores, lobby y a la entrada y salida de los restaurantes.

Además, deben permitir que se les tome la temperatura y cumplir las medidas de sana distancia, las cuales estarán debidamente marcadas.

En el caso de que algún viajero presente síntomas relacionados con el COVID-19, los hoteles informarán a atención turística y se le realizará una prueba diagnóstica.

“Se le llama a un doctor o Locatel y se analiza el caso. Ya sea que se quede en el hotel 14 días en aislamiento, que es lo que se nos pide que hagamos, siempre y cuando se le haga la prueba de COVID-19 y salga positivo”, puntualiza García.

Durante el aislamiento, nadie más podrá entrar a la habitación. Los alimentos serán entregados en la puerta y se otorgará ropa de cama al cliente para que él mismo la cambie. El objetivo es evitar nuevos contagios.

“Todo se le consultará al cliente y si no acepta, se tomarán cartas con la autoridad que lo canalizará a donde él comente. La autoridad tiene hospitales donde se le puede tratar de acuerdo con sus síntomas y etapa de COVID en que se encuentre”, explica.