Dalia Insights

El COVID-19 cobra un alto costo en las carreras de las mujeres científicas


científica
Foto: Science in HD/Unsplash

Un estudio de académicos de Harvard, Yale y Northwestern, muestra cómo la brecha de género en la ciencia se agudiza por la pandemia.

Suscríbete a nuestro newsletter

CIUDAD DE MÉXICO. El virus de COVID-19 está cobrando un alto costo en las carreras de la mujeres científicas debido a que han tenido que disminuir el tiempo de investigación para dedicarlo al trabajo de cuidados, de acuerdo con un estudio realizado por académicos de Harvard, Yale y Northwestern.

En general, las mujeres científicas informaron que el tiempo que dedican a la investigación durante la pandemia ha disminuido 5% más que el que emplean sus colegas masculinos.

No obstante, aquellas con al menos un hijo menor de cinco años, laboraron 17% en promedio. Y quienes tienen más de un hijo dijeron haber perdido 3% adicional de tiempo.

Te puede interesar el taller virtual de Dalia Empower: Diversidad como estrategia de negocio

Estos son los resultados del estudio Efectos desiguales de la pandemia de COVID-19 en los científicos, realizado por los profesores de Harvard Business School, Kyle R. Myers, Karim R. Lakhani, y ocho colegas de instituciones como Yale y Northwestern.

El informe fue publicado en julio pasado en la revista Nature Human Behavior. Para su elaboración fueron consultados cerca de medio millón de científicos de 20 categorías a mediados de abril, un mes después de los cierres implementados en Estados Unidos debido a la crisis sanitaria.

Consulta toda la oferta de educación continua virtual de Dalia Empower

Previo a la pandemia ya existía una "brecha de género persistente y bien documentada en la ciencia", mencionan los investigadores. Tan solo en 2019, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) dio a conocer que menos de 30% de los investigadores en laboratorios de investigación y científicos en todo el mundo son mujeres.

Sin embargo, la crisis sanitaria mundial está causando más estragos y ampliando esa brecha, pues para las mujeres "refugio en casa no es lo mismo que trabajar desde casa".

Recomendamos: sequía de emprendedoras en tecnología en México

"Realmente es revelador el alcance de la infraestructura necesaria para apoyar a las mujeres con niños", dice Karim R. Lakhani. Sin suficientes servicios de cuidado infantil, "es lo mismo que cerrar el laboratorio".

Y advierten también que este problema se agrava en la medida en que las instituciones de investigación reabren sus instalaciones.

Los académicos destacan que el cuidado de niños no es considerado cuando las instituciones diseñan su política laboral, destinada a cubrir a la mayor cantidad de empleados posible. Por ello, sugieren que adaptar la política a escenarios específicos en vez de ejecutar una para todos los géneros y todas las situaciones.

Lee más: Una científica mexicana encuentra el punto débil del COVID-19