Del Empoderamiento al Feminismo Rural




No es secreto que la cultura mexicana es rica y diversa. Pero, ¿qué sucede cuando la diferencia que nos distingue se convierte en un estigma que divide y margina? Hoy que celebramos el Día Internacional de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo es importante reflexionar acerca del papel de las mujeres en las comunidades rurales, para impulsar el desarrollo.

En The Hunger Project decimos que el hambre y la pobreza extrema son consecuencias de la falta de acceso a los derechos humanos más básicos. Por eso es importante visibilizar los vínculos que existen entre desarrollo, pobreza, medio ambiente y género, para entender el desarrollo como un derecho que integra el conjunto de todos los derechos humanos (Gómez Isa, 1999). Desde esta perspectiva, el derecho al desarrollo reconoce la indivisibilidad e interdependencia de todos los derechos humanos y hace énfasis en que no es posible un verdadero desarrollo sin la efectiva implementación de todos ellos.

En The Hunger Project promovemos un Desarrollo liderado por las comunidades con igualdad de género, es decir un desarrollo que parta desde la participación comunitaria de los diferentes grupos sociales, empezando por las mujeres. De forma que puedan expresar sus necesidades e intereses, ser agentes activos de desarrollo y que conlleve al empoderamiento social, económico y político de las mujeres con vistas a lograr la igualdad.

Entendemos que para que este desarrollo ocurra, es necesario el empoderamiento de las mujeres y facilitar un entorno favorable para ello. Esto no es tarea fácil, ya que las violaciones de los derechos humanos se dan a partir de la existencia de una estructura social patriarcal, discriminatoria y sexista que subyuga a mujeres y niñas, que gobierna a través de programas asistenciales y sectoriales, y que justifica devastar al medio ambiente.

Esta estructura social se acentúa más en las comunidades rurales ya que dependiendo el grado de marginación social en la que se encuentren, será el nivel en que estarán arraigados los roles y estereotipos más tradicionales. Entre más alto sea el nivel de marginación, más difícil será la apertura a nuevas formas de pensar y vivir, creando un terreno hostil para lograr la igualdad real entre hombres y mujeres.

La mayor exposición de las mujeres a la pobreza, es debida al incremento de los niveles de inseguridad, precariedad y vulnerabilidad que sufren por su posición subordinada a los hombres en el sistema patriarcal de relaciones de género (Murguialday, 1999).

Es por esto que, para lograr un verdadero desarrollo sostenible, tenemos que visibilizar y cambiar esa estructura patriarcal conservadora y cerrada para poder construir una nueva que sea incluyente, una que permita redistribuir la asimetría que existe en el poder, construir nuevos espacios de convivencia, y de igualdad para que la mujer rural no siga siendo la expresión de la desigualdad.

Estudios muestran que cuando las mujeres son apoyadas y se empoderan, toda la sociedad se beneficia. De ahí que es fundamental reconocer el poder de las mujeres, facilitar su empoderamiento físico, social, económico y político, así como crear nuevas estructuras permanentes para que tengan voz en los espacios de decisiones.

Se ha comprobado que cuando las mujeres ganan voz en estos espacios hacen de la salud, la alimentación, la educación y la generación de ingresos, sus más altas prioridades y les permite tomar medidas contra la violencia doméstica, el matrimonio infantil, el trabajo infantil y especialmente, apoyar a otras mujeres a conocer sus derechos.

The Hunger Project cree firmemente que empoderar a las mujeres para que sean agentes clave de cambio es un elemento esencial para lograr el fin del hambre y la pobreza.  Nuestros programas tienen como objetivo el desarrollo integral sostenible empezando con las mujeres para desarrollar sus capacidades y promover su liderazgo, así como transformar la estructura social para que hombres y mujeres trabajando juntos, superen las diferencias y logren la cohesión social, clave para la sostenibilidad y el progreso futuros.

Para más información, visita www.thp.org.mx