Business

Consejos de emprendedoras exitosas para que arranques tu negocio


emprendedoras.jpg
Imagen: Cortesías

A qué instituciones recurrir al emprender o cuáles aspectos cuidar... Esto te recomiendan mujeres como Sara Galindo y Marisol Rumayor.

Suscríbete a nuestro newsletter

CIUDAD DE MÉXICO. Emprender es un camino apasionante, pero largo y llenos de retos. Durante ese trayecto, habrá ocasiones, quizá, en que no sabrás que hacer y tampoco sabrás a quién acercarte para resolver tus dudas.

Por eso, qué mejor que cuatro mujeres exitosas, que ya llevan más pasos en ese andar, te recomienden a qué instituciones acercarte; en qué áreas de tu emprendimiento debes poner más atención y hasta cómo hacerle para ‘no tirar la toalla’ en un mal día.

Sara Galindo, María del Sol Rumayor, Daniela Ancira y Anabell Trejo Branch contaron esto a Dalia News+Media con el objetivo de ofrecer una guía para quienes planean lanzar su propio negocio.

Te puede interesar el programa insignia de Dalia Empower: ADN, born to lead

Sara Galindo

Cofundadora de Mexicouture, plataforma de ecommerce de moda; DM32, plataforma para impulsar diseñadores, artistas y creativos; KM33, tiendas resort exclusivas.

Twitter: @SaraGalindoo

Instagram: @saragalindoo

sara galindo.jpg

(Foto: Cortesía de Sara Galindo)

“Si fracasas no importa, lo tienes que intentar, para que después de fracasar lo vuelvas a intentar y lo vuelvas a intentar, hasta que lo logres. No hay un proyecto que empiece siendo exitoso desde el principio”.

¿Qué te hubiera gustado que te dijeran antes de emprender?

Me hubiera encantado saber más de un acta constitutiva, qué significa tener un socio y cómo salir de una sociedad de la forma legal y transparente sin sentir ningún efecto emocional. Todavía esa parte me cuesta trabajo dominar y creo que, con mayor conocimiento legal, podría hacerlo muy bien.

Que alguien me hubiera aconsejado hacer una carrera de negocios en la universidad, en lugar de ciencias de la comunicación. Creo que hubiera ayudado mucho a que yo fuera 10 veces mejor. No tengo las herramientas y habilidades; sin embargo, soy muy aventada y lo hago. Pero podría ser mucho mejor. Son cosas que voy aprendiendo todos los días, pero me hubiera encantado, desde el principio, tenerlo muy claro.

El momento ideal para emprender…

Puedes empezar con o sin dinero, pero lo importante es empezar y no parar hasta llevarlo a cabo porque nunca estás lo suficientemente preparado para empezar y la gente posterga y posterga porque cree que no es capaz, pero la mayoría de la gente que emprendemos tampoco lo éramos hasta que lo hicimos.

En el camino vas encontrando respuestas a las diferentes situaciones que se van presentando.

¿Qué consejos le darías a las mujeres que quieren emprender?

Primero, es importante encontrar tu pasión y un propósito para poder ganar dinero de él. Cuando haces algo que te apasiona y te gusta, es muy fácil pasar horas y horas en ello porque lo disfrutas y te hace muy feliz.

Ya que encontraste esa pasión y la conviertes en una idea, tienes que hacer un plan de negocios. Un plan de negocios y analizar tu mercado. Ver si tu pasión la necesita hoy en día la gente a la que le estás apuntando; tu target.

Analiza tu mercado y haz un estimado de números en este plan de negocios para ver si es rentable o no. Al principio puede ser que no, pero no importa si al final sí lo llega a ser (rentable).

Sigue capacitándote; estudiando. No te quedes solo con lo que tú ya sabes. Estar siempre en la línea de la vanguardia de lo que estás proponiendo con respecto al negocio.

Tienes que armar un equipo muy bueno y buscar un gran socio que te acompañe en esto. Si quieres hacerlo solo, está bien, pero cuando tienes un socio las responsabilidades se distribuyen de mejor forma y creo que un negocio no se puede arrancar solo. Siempre debes tener a lado a alguien en quien confíes y que tenga talentos que tú no tengas; que tenga skills que no tengas para que puedan hacer una buena balanza.

El equipo de trabajo es muy importante. Al principio, cuando no tienes dinero, puedes hacerlo con base en resultados o con becarios. Pero sí necesitas un equipo que crea en ti. Debes tener siempre un mentor, alguien a quien admires en los negocios o en lo que estés emprendiendo para que le puedas preguntar al tomar decisiones importantes. Todo esto es al principio.

Metas por semana y por mes que sean específicas a cumplirse. Metas de ventas, de marketing, de lo que sea. Siempre debes tener una meta.

Ser muy amigo de la tecnología e invertir en ella porque hoy en día los negocios deben tener un sustento tecnológico para que crezcas y escales tu proyecto y tu negocio. Es muy importante que la tecnología esté de tu lado y tu proyecto sea tecnológicamente superavanzado.

Toda la parte legal es importante que la tengas clara, asesorarte de qué se necesita, permisos, inscripciones en el IMPI de los nombres, proyectos, logos. Armar tu acta constitutiva, ten un contador. Si no lo haces en regla contable y legalmente, nunca vas a avanzar y crecer.

No tengas miedo a que nadie vaya a consumir tu producto o vayas a fracasar. Normalmente de 10 ideas y negocios, una funciona. A todos nos ha pasado que una idea no funcione y sabemos qué es que no funcione. A lo que sí debes tener miedo es a no intentarlo. Si fracasas no importa. Lo tienes que intentar para que después de fracasar lo vuelvas a intentar y lo vuelvas a intentar hasta que lo logres. No hay un proyecto que empiece siendo exitoso desde el principio.

¿Qué les aconsejas para los momentos en que quieran ‘tirar la toalla’?

Les aconsejo que la última de las opciones en la vida sea esa porque hay mil posibilidades de sacar un negocio adelante, a menos que el mercado no lo esté consumiendo, y ahí yo vería como sí.

Mi consejo es ver cómo sí y no cómo no. Que el 90% de tus decisiones sean cómo sí y no cómo no, y cómo encontrar excusas para no llevarlo a cabo.

También te puede interesar nuestro taller: El arte de negociar, conviértete en profesional

María del Sol Rumayor

CEO y cofundadora de Disruptive Labs, empresa enfocada en lograr soluciones disruptivas y tecnológicas para los sectores público y privado.

Twitter: @marisolrumayor

Instagram: @marisolrumayor

marisol-ruimayor-1-ConvertImage.jpg

(Foto: Cortesía de María del Sol Rumayor)

“El mayor poder que le puedes dar a una emprendedora es la capacitación. No se vale que no te capacites a lo largo del camino”.

¿Qué te hubiera gustado que te dijeran antes de emprender?

Muchas cosas. A nadie más le importa tu negocio más que a ti. Piensas que a todo mundo le importa lo que estás haciendo y que va a ser prioridad para los demás, pero la realidad es que a nadie le importa más que a ti tu negocio y tienes que aprender a vivir y a lidiar con ello. Si el mundo no se enamora de tu negocio, de tu idea o proyecto como tú lo estás, no te lo tomes personal.

El camino del emprendedor y de la mujer emprendedora es un camino solitario. Es un camino incomprendido. Cuando vas a emprender todo mundo te da consejos de finanzas, actas constitutivas y los socios, y nadie te dice o te da consejos respecto a esta sensación de soledad que vives; especialmente durante los primeros años de tu empresa.

Siento que a la mujer se le exige mucho más y me hubiera encantado que me dijeran eso: no te la tomes personal y es un camino solitario.

El momento ideal para emprender…

Hay veces en que tienes un muy buen momento para emprender y tienes un superproyecto, pero tú no estás emocionalmente en un buen lugar. Creo que tienen que alinearse esos tres factores: tu emprendimiento, el momento y tú tienes que estar emocionalmente bien.

Nunca es el momento perfecto. También te tienes que aventar, pero tratar de estar en un buen lugar, tener el proyecto adecuado y buscar un momento adecuado en el mercado.

¿Qué consejos le darías a las mujeres que quieren emprender?

Hagan un plan, que se ordenen. No necesariamente un plan de negocios, un plan estructurado de qué pasos tienes que seguir o qué escalones tienes que subir para lograr ese emprendimiento.

Piensan que (emprender) es nada más comprar y vender. Arrancamos y le pongo un nombre. Nos olvidamos de dar esta seriedad o esta formalidad al emprendimiento.

Lo que yo diría es: haz un plan, traza una ruta. No tiene que ser necesariamente un plan de negocios o algo muy elaborado, pero sí un plan muy concreto de qué, cuándo, cómo y dónde. Y poner tiempos es muy importante también.

También creo que es muy interesante no iniciar ni muy grandes ni muy chiquitas. Tener metas que puedas lograr para evitar una frustración o un desencanto muy rápido.

Cuéntalo poco hasta que no lo tengas claro y registrado con derechos de autor, marca y modelo de negocios. Cuéntalo muy poco. No pesemos mal, pero sí hay que tener mucho cuidado porque hay gente que está buscando qué idea robarse.

¿A qué instituciones, dependencias, iniciativas les recomendarías acercarse?

Para mujeres, en Dalia Empower están haciendo muy buen trabajo.

En las etapas iniciales, es importante rodearse de un mentor. Hay muchas instituciones de mentoría como Endevor, pero hay algo más fácil que eso: métete a internet y está la página de micromentor.org o agarra a alguien que conozcas y que pueda ser tu mentor y te guíe.

Me gusta Startup México. El Tec de Monterrey, si eres exatec. Utiliza los servicios que ellos tienen. Acérquense a las instancias locales de desarrollo económico, tanto en el municipio como en los estados. Siempre va a haber programas interesantes ahí para apoyo, capacitaciones.

Acérquense también a instituciones privadas. Están haciendo cosas muy interesantes. Facebook está financiando empresas por el COVID-19. Amazon tiene proyectos para pymes. Todas las empresas digitales más grandes tienen programas: Twitter, Apple, Microsoft, Spotify.

También acérquense a las FinTech como Clip o Konfío. En términos de banca tradicional, la verdad yo estoy fascinada con Banregio y el trabajo que hacen. Soy cliente de ellos desde hace muchos años. Son ágiles y sencillos; no te la complican demasiado.

Bancomer hace un buen trabajo en la parte digital.

El mayor poder que le puedes dar a una emprendedora es la capacitación. No se vale que no te capacites a lo largo del camino. No es correcto que no quieras aprender más. Hoy, el que quiere, puede avanzar.

¿Qué les aconsejas para los momentos en que quieran ‘tirar la toalla’?

Nosotras tenemos el famoso sexto sentido. Hay veces que algo no te suena bien. Tienes que afinar tu sexto sentido para que esté superalerta, y cuando sientas ganas de tirar la toalla te hagas esta pregunta: ¿Es porque estoy cansada/tengo miedo o es porque realmente me estoy tirando al vacío?

Cuando quieras tirar la toalla una vez, sigue. Cuando quieras tirar la toalla otra vez, sigue más. Cuando quieras tirar la toalla tres veces, pregúntate por qué. A lo mejor tu negocio no es para ti; a lo mejor no es negocio y es momento de cerrar o a lo mejor es parte de los retos.

Siempre analizar si es el autoboicot, sin son miedos, si es inseguridad de no saber qué va a pasar. Muchas mujeres, si les empieza a ir bien, comienzan con el conflicto de que van a ganar más que su marido o que su pareja y dicen: no, me tengo que quedar chiquita o me va a dejar.

Hay que analizar qué te está haciendo sentir esto y hacer caso a tus instintos por un lado y, por otro lado, no tirar la toalla tan fácilmente.

Los emprendimientos más padres son de gente que ha luchado y que ha prevalecido a pesar de las circunstancias.

Lee más: 6 consejos de liderazgo entre mujeres de mando

Daniela Ancira

Cofundadora y CEO de La Cana, empresa social que vende productos hechos a mano por mujeres que se encuentran en prisión.

Twitter: @daniancira

Instagram: @daniancira

daniela-ancira-ConvertImage (1).jpg

(Foto: Cortesía Daniela Ancira)

“Yo creo que no hay un momento perfecto (para emprender). Si quieres tener todo listo y tu modelo de negocios perfectamente planeado desde el día uno, creo que eso es imposible”.

¿Qué te hubiera gustado que te dijeran antes de emprender?

Me hubiera encantado conocer todos estos programas de aceleración y de incubadoras que existen y que yo descubrí cuando mi proyecto estaba ya más avanzado.

Lo que hacen en Dalia (Empower) es increíble porque justo acercan a mujeres que tienen ideas y las ayudan a llevarlas a la realidad. A mí me hubiera encantado, desde que empecé, acercarme a un programa así porque me hubiera ahorrado mucho tiempo en adquirir conocimientos que no tenía o herramientas que no tenía.

El momento ideal para emprender…

Es un asunto más de lanzarte. Yo, en mi experiencia personal, fue de lanzarme. Yo nunca lo empecé con esta estructura, que me hubiera gustado empezar en un programa de emprendimiento, con una aceleradora. Lo hubiera hecho con más estructura, pero igual me lancé y funcionó.

Yo creo que no hay un momento perfecto. Si quieres tener todo listo y tu modelo de negocios perfectamente planeado desde el día uno, creo que eso es imposible. Hay empresas que llevan años y cambian su modelo de negocio constantemente.

Creo que, si nos esperamos a que todo esté perfecto, nunca va a llegar el momento de emprender. Es un tema de lanzarte y tener una idea que te apasiona, idea de tu modelo de negocio y aventarte.

El emprendimiento es un volado y ni hablar, hay que atreverse.

¿Qué consejos le darías a las mujeres que quieren emprender?

Una frase que no recuerdo quién la dijo, pero que me encanta es: encuentra tu pasión y luego encuentra la forma de ganarte la vida con ella. Eso es clave.

Si vas a emprender que sea en algo que te apasione, que te encante, porque se te van a cerrar muchas puertas. Te van a decir que no muchas veces. Habrá momentos difíciles. Te vas a topar con mil obstáculos, pero si en lo que decides emprender es algo que te apasiona, es lo único que va a hacer que no te rindas y que sigas adelante.

Mi consejo es ése: en lo que decidas emprender, que sea algo que te apasione profundamente.

¿A qué instituciones, dependencias, iniciativas les recomendarías acercarse?

Depende el giro de cada emprendimiento y habrá algunas más especializadas que otras. Por ejemplo, en tecnología hay ya ciertos proyectos que se enfocan en eso.

Recomiendo Dalia Empower, New Ventures, que a nosotros nos ha ayudado mucho y tiene un programa exclusivo para mujeres que se llama Viwala. También, Impact Hub tiene recursos increíbles.

BBVA Momentum y Ashoka, que ha sido para mí un antes y un después.

¿Qué les aconsejas para los momentos en que quieran ‘tirar la toalla’?

Son momentos muy difíciles. He notado que a la par de todos estos retos que han surgido como sociedad, también han surgido muchas otras iniciativas que buscan apoyar a emprendedoras y emprendedores en tiempo de COVID-19.

Me ha sorprendido la cantidad de convocatorias que llegan desde organizaciones, instituciones, que están dispuestas a dar dinero a soluciones para estos problemas sociales que han surgido o sean intensificado por la pandemia.

Sí hay muchos momentos difíciles, hay muchos retos, pero también hay recursos. Están surgiendo oportunidades de emprendimiento, incluso, en la pandemia.

Es cosa de buscar el dinero, los recursos, pero ahí están. Por ejemplo, Santander sacó una iniciativa para emprendedoras y emprendedores que apoyen soluciones de problemas que se han intensificado por la pandemia.

Es cosa de buscarle, pero lo bueno es que, a pesar de los problemas, han surgido iniciativas que buscan apoyar al emprendimiento o proyectos que ya existen y atienden causas que nos ayudan a resolver problemas sociales.

Son tiempos difíciles, pero igual se puede.

Escucha nuestro podcast: Machismos cotidianos, con Eréndira Derbez

Anabell Trejo

Cofundadora y CEO de Getin, empresa de conteo e indicadoras de afluencia para el retail.

Twitter: @anabelltrejo

Instagram: @anabelltrejo

Foto-Anabell-Trejo-1-ConvertImage.jpg

(Foto: Cortesía Anabell Trejo)

“Muchas veces, el tener el balance te ayuda a tomar mejores decisiones. Empezar una empresa no quiere decir que debas renunciar a todo lo demás”.

¿Qué te hubiera gustado que te dijeran antes de emprender?

Me hubiera encantado que me dijeran que lo más importante es tener un balance. Que tiene la misma importancia tener tu espacio personal y actividades de otro tipo, que no están relacionadas con tu emprendimiento. Muchas veces, el tener el balance te ayuda a tomar mejores decisiones.

Empezar una empresa no quiere decir que debas renunciar a todo lo demás.

El momento ideal para emprender…

No hay un momento correcto. Te tienes que lanzar sin esperar a ver qué pasa. Te tienes que lanzar y decir: si no es ahora, es nunca.

¿Qué consejos le darías a las mujeres que quieren emprender?

El consejo que les daría es que, a pesar de los obstáculos que se encuentren en el camino, al final del día una buena idea, tener un objetivo claro y disciplina para llevar a cabo esto, son tres acciones clave que siempre deben tener en mente porque les ayudará a no rendirse y a ser resilientes.

¿A qué instituciones, dependencias, iniciativas les recomendarías acercarse?

Siempre es bueno sentirte acompañada cuando estés emprendiendo. Puede ser desde una amiga, familiar o alguna persona que enfrente los mismos problemas que tú. Instituciones del estilo de Dalia (Empower) que te pueden ayudar a ver las cosas desde un punto de vista diferente.

¿Qué les aconsejas para los momentos en que quieran ‘tirar la toalla’?

Es normal sentir que quieres rendirte. Somos seres humanos y siempre existen malos momentos. A mí lo que me ha funcionado es despejar mi mente, respirar y pensar de qué forma resolver ese problema y si no la encuentro o me está costando trabajo, ver mi lado racional; tener la mente tranquila.

Todo siempre tiene una solución. Siempre, cuando quieres tirar la toalla, es justo porque te encuentras frente a un problema. Lo importante es saber cómo resolverlo y encontrar el mejor camino para ti y para el emprendimiento.