Cómo mantener la salud mental durante el aislamiento

  • Abandonar la espiral negativa es una de las recomendaciones que ofrecen distintos expertos. Entérate.

CIUDAD DE MÉXICO. Parte de lo que estamos aprendiendo durante la cuarentena es a lidiar con nosotros mismos y a lidiar con quienes viven con nosotros en una frecuencia diferente a la que estábamos acostumbrados. Experimentaremos emociones de todo tipo, que se intensificarán conforme la pandemia se propague en nuestra ciudad. Por ello es importante mantener nuestra salud mental a flote. Aquí unos consejos que reunimos de distintos expertos.


(Foto: Shutterstock)

Te puede interesar la e- class: Buscando la armonía

1. Adaptarse. La vida ha cambiado. No sabemos qué tanto para siempre, pero sí sabemos qué tanto por ahora, durante el aislamiento. El estrés ya era parte de nuestra vida cotidiana y ahora nos salen con que hay que encerrarse. El que se adapta a las nuevas circunstancias gana. Para esto hay que valorar y distinguir sobre qué cosas podemos accionar y sobre cuáles no. Eso genera tranquilidad. “No es tiempo de ser duro consigo mismo, ni en las actividades o logros profesionales y tampoco personales”, asegura Lynn Bufka, psicóloga y directora de la American Psychological Association.

2. Salud física y bienestar. La ansiedad, si no se reconoce y se actúa sobre ella, se descarga de muchas maneras. Una de ellas es comer sin freno. Planea comidas saludables y date un gusto solo de vez en cuando, de otra manera te verás 10 kilos arriba al final de la cuarentena. Busca distraer tu ansiedad, precisamente, agendando diferentes actividades durante el día.

Además, “sentarse frente a una pantalla todo el día, ya sea por trabajo o por placer, no es la mejor manera de pasar largos periodos. Especialmente porque la luz azul de los dispositivos, como los teléfonos inteligentes, puede ser perjudicial para el sueño y el bienestar general”, explica Sophie Gallagher en The Independent.

Enlista sugerencias proporcionadas por la organización Anxiety UK: descargar podcasts, juegos de mesa, hacer manualidades, tejer, probar la meditación, hornear nuevos alimentos, aprender un nuevo pasatiempo como el origami, hacer llamadas FaceTime, cocinar, escribir, leer un libro, hacer bricolaje o hacer jardinería.

También te puede interesar la e-class: Cómo tu imagen influye en tus ventas

3. Noticias dosificadas y fuentes confiables únicamente. El clásico “lo leí en Facebook”, no garantiza nada. Ni la veracidad de la información ni la claridad que puedas tener sobre qué tanto estás consumiendo noticias. Así que también es mejor tener una rutina.

La Organización Mundial de la Salud asegura que una corriente casi constante de noticias sobre un brote puede hacer que cualquiera se sienta ansioso o angustiado. ”El consumo continuo de noticias sobre una pandemia puede generar angustia en cualquier persona.

Busque actualizaciones de información y orientación práctica en momentos específicos durante el día, de los profesionales de la salud y del sitio web de la OMS, y evite escuchar o seguir rumores que lo hagan sentir incómodo”. 

4. Abandona la espiral negativa. El panorama es complicado. La crisis económica de los países, la crisis sanitaria, la nueva forma de vida. Es verdad y hay que ser realistas, pero la mente también debe ser educada y empujada hacia una visualización que no caiga en lo negativo.

La psicóloga Lucy Atcheson dice que una de las cosas más peligrosas para su salud mental es tener demasiado tiempo para pensar críticamente sobre la vida.

"Al aislarse uno mismo tiene mucho tiempo para pensar y, como resultado, es muy común experimentar una insatisfacción general de la vida. Puede comenzar el proceso sintiéndose tranquilo, pero gradualmente comienza a transformarse en esto. Se entra a un flujo constante de criticar tu vida y a ti mismo, y realmente necesita uno evitar esas espirales cognitivas".

5. Conecta con la naturaleza. Sal a caminar un rato, a tomar el aire, especialmente a que te de la luz del sol y ver algún espacio verde. Esto puede mejorar el estado de ánimo al disminuir la actividad en la corteza prefrontal, un área del cerebro que se ha asociado con la ansiedad. Si no puedes salir, escucha los sonidos naturales (como el de la lluvia o los pájaros) o incluso mirar imágenes puede ayudar.

Lee más: Llama ONU a proteger mujeres en la pandemia

Fuentes: Funsalud; American Psychological Association; The Washington Post; The Independent; Insider.