Identity

¿Cómo puedes evitar caer en falsos cursos de empoderamiento y desarrollo personal?


empoderamiento Shutterstock
Foto: NeONBRAND / Unsplash

Dos profesionales en coaching explican 4 factores que debes vigilar al elegir un programa para que tu integridad emocional, mental y física esté segura.

Suscríbete a nuestro newsletter / Escucha nuestro podcast

CIUDAD DE MEXICO. Ante la creciente oferta de cursos de empoderamiento y desarrollo personal impartidos por aparentes couches u organizaciones, es preciso que si eliges alguno, detrás de haya profesionales serios y sean seguros para ti tanto física como mentalmente, y no personas sin preparación o abusadores que pueden dañarte.

Especialistas advierten, sobre todo, de aquellos cursos que prometen fórmulas mágicas para que una persona transforme su vida en un solo fin de semana o encuentren el secreto de la riqueza y la abundancia en algunas semanas.

Eso es imposible, señalan, y alertan que se trata de estafas, ya que un verdadero entrenamiento de vida dura mucho más tiempo, no 'vende' fórmulas mágicas y requiere un acompañamiento profesional y certificado.

Milena Flautero, piscoterapetura y psicóloga de profesión con certificación por la International Coaching Federation (CFI), advierte en entrevista para Dalia News+Media, sobre los falsos programas de empoderamiento, cuyo origen en ocasiones son sectas que llevan a las personas al límite emocional y las dañan para lucrar con ello.

Cursa el programa de liderazgo de Dalia Empower: ADN, Born to Lead

Flautero ha tenido experiencia en el sector privado en México y España, impartiendo programas de entrenamiento a gerentes en Toyota.

Gemma Segui Muñoz, autora del libro Pon Color a la Vida, con estudios en Coaching, Programación Neurolingüística y Metaprogramación Cognitiva, y enfocada al entrenamiento de mujeres, asegura que la clave para desenmascarar las estafas es detectar si prometen el mínimo esfuerzo, cual píldora mágica, para supuestamente empoderar a las mujeres, y por otra parte, investigar qué tan auténticas son las personas que los imparten.

Ambas couches comparte una serie de consejos prácticos para que no caigas en estas estafas que no solo dañan tu bolsillo sino, incluso, drenan tu autoestima, tu poder, y lastiman tu salud mental.

Cursa la clase de Dalia Mastaers: Storytelling, controla tu narrativa, con Billy y Fernando Rovzar

Es solo acompañamiento, no un superpoder

La labor del coaching es entrenar a la persona para que defina su objetivo a lograr. Durante ese proceso, largo por cierto, se trabajarán temas personales o emocionales, explica Milena Flautero.

Es por eso que hay que tener cuidado con las soluciones instantánea a los problemas de tu vida. Muchas de esas soluciones consisten en enclaustrar a las personas para llevarlas al límite emocional sin ningún cuidado psicológico profesional.

“Esto es muy perjudicial porque el coaching no es llevar a la persona a un límite emocional [...] el coaching es un proceso en el cual acompañamos a una persona en el desarrollo de su conciencia, intuición y aprendizaje, sin hacer transferencias de nada [de empoderamiento]”, explica.

Desde su experiencia con altos ejecutivos de Toyota y otras empresas, Milena comenta que grandes compañías trasnacionales ya tienen un pool de coaches para acompañar a personas en su plan de carrera o a quienes que van a subir de posición. Por ejemplo, si una persona es manager y quieren que ascienda a director o directora, la idea es prepararle para el manejo de grupos más grandes.

Un buen coach profesional llevará siempre a las personas a comprender que tienen su propio poder, pero lo han mantenido oculto, incluso, para sí mismos.

Gemma lo explica con un ejemplo. El coach es quien enciende el interruptor de la luz para que la persona pueda ver lo que ha tenido apagado en su interior. Es así como lo acompaña para que encuentre el camino hacia el logro de sus metas.

“Yo no tengo nada; ella lo tiene todo. Lo que pasa es que no lo ve”, explica Gemma, quien durante años ha entrenando mujeres en varias países, ya que asegura que los falsos cursos de empoderamiento están en todas partes.

Recomendamos: 4 ideas erróneas que impiden a las mujeres ser exitosas

Tiene que haber química con tu mentor o coach

El primer filtro para detectar si un coach o un curso venden 'humo' y hasta puedes correr riesgo, eres tú: ¿Te generan confianza? ¿'Vibras' en esas personas?

Recuerda que con ellas compartirás cosas íntimas y tus metas personales, dice Gemma Segui.

"Si te gustan los libros de esa persona, te gustan sus post y resuenan contigo; [...] ves en una coherencia y congruencia entre lo que dicen y lo que hacen; te gusta lo que tienen, lo que han conseguido, el tipo de vida que ellas tienen y es lo que quieres y te lo transmiten, es un buen comienzo", comenta la profesional española.

Milena Flautero coincide en que debe haber química, porque ese coach hará preguntas que tal vez no te gusten, pero que las aceptarías si sientes confianza y comodidad con esa persona o personas.

“Nunca sabemos si vamos a estar preparados [para cursar este tipo de programas]. [Pero] lo primero es que la persona tenga interés en hacerlo y que tenga una idea de qué es lo que quiere alcanzar; por eso, la primera sesión, por lo general, es gratuita, para que la persona se dé la oportunidad conocer [de qué se trata un curso o couching]”, dice.

Recomendamos también: Tu propósito de vida: ¿una brújula o un poder?

Es un proceso largo y requiere gestionar emociones

Milena, también psicoterapeuta, menciona que hay momentos en que las personas necesitan complementar su proceso de entrenamiento con acciones para desbloquear obstáculos del pasado que no les permiten avanzar.

Un coach profesional, por ética, señalará a la persona si alguna situación bloquea su crecimiento y si un proceso psicoterapéutico en paralelo puede ayudar.

No obstante, con frecuencia las personas son escépticas con respecto a el campo de la psicología. En esos casos, un coach debe recomendar alternativas.

“Imagínate que a un alto ejecutivo le digo que necesita ir al psicólogo [...] normalmente lo que les digo es: Veo que este asunto te está moviendo muchísimo, platícalo mejor con alguien con quien tengas más confianza”, comenta.

Pero esto no ocurre en los falsos cursos de empoderamiento. Por el contrario, generalmente, los instructores no son sinceros y buscan manipular las emociones de las personas.

Por su parte, Gemma Segui, explica que el coaching puede ayudar también a gestionar emociones. Por ejemplo, en casos de duelo por divorcio, las personas pueden encontrar apoyo para gestionarse emocionalmente a través de un coach.

“Un divorcio es un duelo y es normal que si ella [la persona] siente que lo está llevando con rabia y que está extendiéndose ese aspecto a otras áreas de su vida y quiere aprender a gestionar, eso puede buscar en una coach”, detalla.

Lee y responde: Test: 40 preguntas para que midas tu inteligencia emocional

Si estás en un momento vulnerable, sé más cuidadosa

Si estás pasando por un momento difícil, en el que te encuentras muy vulnerable, sé más cuidadosa, ya que las personas en depresión, que se sienten desempoderadas o excluidas, están más expuestas a caer en manos de falsos coaches o hasta sectas.

“Los falsos coaches o sectas que te dicen que van a sanarte o hacerte más rico tiene una versión mercantilista del dolor”, expresa Milena Flautero.

Milena señala que los falsos cursos de empoderamiento o coaches fake saben que hoy en día las personas solo buscan soluciones fáciles y no desean llevar a cabo un trabajo interno de introspección y autocuestionamiento.

“Claro, yo quisiera ser más rica, perfecto. Pero, ¿cuál es mi patrón relacionado con hacer dinero? ¿Qué creencias tengo yo respecto a hacer dinero? ¿Cómo ha sido mi vida?”, menciona Milena, al referirse a cómo las personas deben abordar sus metas o problemáticas porque nadie los hará ricos ni exitosos.

Gemma comenta que las personas que buscan con urgencia una solución rápida, que no buscan una solución dentro de sí mismas y atraviesan un momento de poca claridad, están abiertas a cualquier cosa que les digan o a que les digan justo lo que quiere oír al precio que sea.

“Esta persona me cobra 60 euros y está otra 120 [...] agarro el curso que me cobra 60 euros que me ofrece algo más rápido y a menor precio. ¡Eso es falso! Nadie puede cambiar la vida de una persona por 60 euros ni por 100", dice.

El mensaje que dejan ambas coaches es claro: nadie solucionará tu vida en una hora con un precio muy bajo. O incluso muy alto, para quien considera que un producto o servicio es muy bueno solo por su precio. Ni los coaches ni la mentoría venden milagros. Son procesos de mejor personal que requieren de compromiso, esfuerzo y trabajo de quien decide tomarlos.

Recomendamos esta Opinión: 5 acciones para cambiar tus creencias limitativas y lograr tus objetivos


¿Quieres aprender nuevas habilidades? Hazlo en Dalia Empower

Dalia Masters, clases maestras en línea y on demand con destacados expertos

*Edición Especial: Ser Mujer, En nuestras propias palabras
Con 11 mujeres brillantes y diversas: Gabriela Warkentin, Vivir Quintana, Ophelia Pastrana, Martha Ortiz, Bárbara Mori, Laura Manzo, Alexandra Haas, Bertha González Nieves, Silvia Dávila, Olimpia Coral, Maca Carriedo

Storytelling: controla tu narrativa
Con los productores de la serie Monarca Billy y Fernando Rovzar

*El Poder de la Resiliencia
Con la comunicadora Paola Rojas

*Tu nombre, tu marca en el mundo
Con el chef Enrique Olvera

Otros programas y talleres

*Programa de Liderazgo Femenino: ADN

*Programa Women for Boards (forma parte de Consejos de Administración de alto desempeño)

*Taller de Finanzas 360

*Revisa también toda nuestra oferta de educación continua en Dalia Academy