Power

Ayuda a tu hijo en su estrés por el coronavirus




  • Estas son las cosas que puedes hacer para ayudar a tus hijos a lidiar con el temor y la frustración ante la pandemia.

CIUDAD DE MÉXICO. Si tu hijo te ha preguntado si tienes miedo de la enfermedad COVID-19, quizá es una señal de que él mismo está lidiando con una serie de emociones provocadas por la misma pandemia y toda la avalancha de información, verdadera o falsa, que surge cada día en redes sociales y medios de comunicación.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que los niños pueden responder al estrés de diversas formas, por ejemplo, mostrándose más dependientes, preocupados, enfadados o agitados, encerrándose en sí mismos o mojando la cama.

Te puede interesar el Webinar:  Manejo de las emociones en tiempos de crisis


(Foto: Shutterstock)

Lee más: La discapacidad queda vulnerable ante el coronavirus

Por ello, emitió una serie de recomendaciones para que puedas ayudar a tus hijos a lidiar con la ansiedad que genera no solo la sensación de vulnerabilidad ante la enfermedad sino el confinamiento en casa.

  • Muéstrate comprensiva ante las reacciones de tu hijo. Escucha sus preocupaciones y ofrécele más amor y atención.
  • Los niños necesitan el amor y la atención de los adultos en los momentos difíciles. Dedícales más tiempo y atención.
  • Tranquílizate al platicar con ellos y háblales con amabilidad.
  • Organiza momentos de juego y relajación.
  • Trata de mantener a los niños cerca de sus padres y familia. Evita separarlos de las personas que se encargan de su cuidado. En caso de separación (por ejemplo, por hospitalización), asegúrate de mantener el contacto frecuente (por ejemplo, a través del teléfono) y de ofrecer consuelo.

También puedes leer: Ejercítate en casa durante el aislamiento

  • Mantén las rutinas y los horarios habituales en la medida de lo posible, o ayuda a crear otros diferentes en el entorno nuevo, en particular actividades escolares y de aprendizaje, así como momentos para jugar de forma segura y relajarse.
  • Explica lo que ha pasado y cuál es la situación actual. Dales información clara sobre cómo pueden reducir los riesgos de contraer la enfermedad. Utiliza palabras que puedan entender en función de su edad.
  • Facilita también información sobre situaciones hipotéticas (por ejemplo, un miembro de la familia y/o el niño empiezan a encontrarse mal y tienen que ir al hospital durante un tiempo para que los médicos puedan ayudarles a recuperarse).
  • Y muy importante, para ayudar a lidiar a tus hijos con el estrés, primero tú debes saber gestionarlo: