Power

Ama de casa, consumidora, feminista: así ha cambiado la imagen de la mujer en medios


Televisión.jpg
Foto: Pixabay

El auge del feminismo y factores políticos han impulsado el cambio en los contenidos mediáticos, pero aún son insuficientes, consideran investigadoras.

Suscríbete a nuestro newsletter / Escucha nuestro podcast

CIUDAD DE MÉXICO. “¡Maldita lisiada!”. Esa es la famosa frase de un personaje de telenovela mexicana que data de 1995 y que se hizo legendaria hasta llegar a la actualidad. Soraya Montenegro era en aquel entonces interpretada por la actriz Itatí Cantoral, la 'mala' de María la del Barrio, a quien todo mundo odia porque busca ganar el amor del protagonista a como dé lugar

A más de 20 años, ese fenómeno mediático -cuya historia central era la de una mujer pobre, la 'buena' que se enamora de un hombre millonario-, llena hoy internet con memes y stickers protagonizados por Soraya.

Desde entonces, la imagen de las mujeres que muestran los medios de comunicación ha cambiado, pero no lo suficiente y, en algunos casos, por las razones incorrectas. Por ejemplo, para ganar más audiencia femenina, señalan investigadoras.

"El tema ha tomado importancia en la discusión pública en los años recientes, pero se trata de un tema que académicas feministas colocaron en la agenda de derechos humanos de las mujeres por lo menos desde la década de los 60", mencionó Aimeé Vega Montiel, académica e investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México, en entrevista con Dalia News+Media, la plataforma de información y contenidos de Dalia Empower.

Agregó que desde finales de los años 50 se registraron "los primeros estudios que analizan los estereotipos sexistas; la mirada masculina".

Cursa en Dalia Masters: Ser Mujer, En nuestras propias palabras con 11 mujeres diversas como Gabriela Warkentin, Vivir Quintana, Ophelia Pastrana, Alexandra Haas y Bertha González Nieves

Desde la década de los 90 del siglo pasado empezaron los cambios, contó. Pero se explican porque los medios de comunicación tenían la intención de captar ciertos nichos de mercado.

"Hay cambios, pero lentos; fueron muy lentos aun después de un arranque muy rápido de la crítica feminista”, dijo la periodista especialista en el tema, Sara Lovera en entrevista para Dalia News+Media.

El arranque al que se refiere Lovera fue justo en el mismo año en que Soraya emitiera a cada oportunidad su icónico grito en la televisión abierta. En 1995 fue el primer año en que, a nivel internacional, se cuestionó el papel de los medios de comunicación en la repetición de estereotipos de mujeres, así como la necesidad de regularlos.

Como resultado, en el capítulo J de la Plataforma de Beijing -un instrumento internacional sobre derechos de las mujeres del que México forma parte- contempla que estos roles y estereotipos deben ser eliminados y que más mujeres deben ser incorporadas a los medios.

Te puede interesar: Países de la ONU se comprometen por los derechos de las mujeres

De sumisas a empoderadas del shopping

A principios de los 90, las mujeres madres o esposas perfectas inundaban los contenidos que se transmitían. Las “malas mujeres” eran aquellas que no cumplían con esas características.

Para 2001 prevalecían roles femeninos sumisos y dependientes. Incluso, cuando se representaba a mujeres trabajadoras, se les ubicaba en lugares donde no competían con hombres, de acuerdo con el documento Las Mujeres y los Medios de Comunicación, del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), elaborado en 2005.

Vega Montiel afirmó que en los últimos años, el empuje que las mujeres han dado a sus exigencias para que los medios dejen de representarlas como personas sumisas, ha logrado que se hagan modificaciones, pero no por las razones que se esperaría.

Recomendamos: Las mujeres de la primera cumbre feminista mexicana de 1916 y su primer "escándalo"

La industria encontró que las mujeres podían ser muy buenas consumidoras si utilizaba la fórmula adecuada para mostrar productos o servicios.

Por otra parte, surgieron nuevas formas de representarlas, pero nuevamente, a través de estereotipos. Por ejemplo, en cuanto a diversidad sexual, surgió la mujer lesbiana perfecta.

También se comenzó a interpretar el poder femenino o a la mujer empoderada como aquella que posee recursos económicos, cuya única finalidad es consumir: ir 'de shopping'.

“Ha originado una distorsión de lo que propone el feminismo con respecto a los derechos humanos de las mujeres. Un ejemplo es el concepto de empoderamiento, que es muy importante y que elabora el feminismo, y alude a la importancia que tiene que las mujeres construyamos alianzas para favorecer el acceso de todas a los derechos humanos”, explicó.

“En cambio, utilizando el mismo concepto de empoderamiento, vemos a estas industrias culturales vendiéndonos empoderamiento, como es el caso de [la serie] Sex and The City [que vende la idea] de poder acceder al consumo de lujos”, detalló.

Todos estos estereotipos se arraigan a la mentalidad de las personas y se convierten en un modelo a seguir, de acuerdo con el documento Las Mujeres y los Medios de Comunicación, de Imujeres.

Cursa el Programa de Liderazgo Femenino: ADN, de Dalia Empower

En las noticias

"Algunos maridos aplauden a sus laboriosas mujeres y dejan de trabajar y retornan a la infancia. Algunas mujeres se quedan a solas con su independencia, sexualmente frustradas y emocionalmente atormentadas. Algunos hombres reaccionan con violencia y otros con amor. Y solo las muy fuertes logran independencia y una razonable dosis de felicidad”, menciona el reportaje El Precio que Pagan las Mexicanas por Liberarse, publicado por la revista Contenido en 1981.

unnamed-2.jpg

De haber sido publicado hoy en día, las redes sociales lo harían viral y criticarían con ferocidad la manera en que describe a las mujeres que trabajan y por poner en duda su capacidad para laborar.

Lovera mencionó que un factor que ha provocado que los medios de comunicación realicen algunos cambios en sus contenidos es, sin duda, el movimiento feminista, que ha tomado fuerza en los últimos años, y la coyuntura política.

“Han cambiado muchas cosas por la fuerza del movimiento [feminista]; se han tenido que disciplinar", expresó. Consideró que el cambio también responde a una intención de contradecir al presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien calificó como "misógino".

Subrayó cómo la amplia cobertura que tuvo el paro nacional de mujeres del 9 de marzo de 2020 puso las demandas en la agenda nacional y logró cambios en la manera en que la prensa cubre esas exigencias.

Por ejemplo, los feminicidios han dejado de integrar la nota roja para formar parte del rubro social y de justicia, y hasta medios caracterizados por usar el morbo al abordar la violencia contra las mujeres, han disminuido su tono, pese a que siguen usando estereotipos.

Lee también: Las mujeres y sus derechos son casi invisibles en los medios mexicanos

Por otra parte, son cada vez más los noticieros, sobre todo los dirigidos por mujeres, que han comenzado a usar de manera sistemática conceptos como “perspectiva de género” o “violación de derechos humanos de las mujeres”. Eso también está incidienco.

Vega Montiel recordó, por su parte, cómo el feminicidio de Ingrid Escamilla generó la llamada Ley Ingrid, una reforma que evita la filtración y publicación de imágenes de las víctimas en estos casos.

En su momento, las imágenes del feminicidio de Ingrid Escamilla fueron filtradas a la prensa y publicadas por una serie de medios. Con ello, se expuso públicamente a Ingrid y se le revictimizó, lo que generó la indignación social.

De acuerdo con el Proyecto Monitoreo Global de Medios, una iniciativa de análisis de noticias en el mundo, en México las mujeres ocuparon apenas 25% de las noticias en 2020; apenas un alza de 1% con respecto al reporte de 2015.

De seguir esa tendencia de crecimiento, la igualdad de género demorará 67 años en llegar a las noticias, de acuerdo con el estudio hecho por World Association for Christian Communication.

Entérate: Los medios son clave en la agenda feminista, coinciden en Foro de ONU Mujeres

En el entretenimiento

“Yo diría que en la televisión ha cambiado el discurso, pero no ha desaparecido de las telenovelas. Tenemos que hacer un estudio más profundo […] no se ha profundizado en los cambios [en medir la magnitud de la transformación]. Creo que los temas de las telenovelas han variado, pero muy levemente; el grueso del discurso no ha cambiado”, aseguró Lovera.

Y es que los proyectos que miden hoy la igualdad de género en los medios se centran en el área de prensa y noticias, destacó.

Desde su punto de vista, el rol de las mujeres ha cambiado, en general, en la pantalla, pero aún es un cambio insuficiente y de uno u otro modo, siguen siendo exhibidas como objetos de consumo.

“[Hoy muestran, por ejemplo, a] Mujeres lesbianas, pero en realidad se les estereotipa desde una perspectiva sexista, misógina; se trata de mujeres lesbianas, pero hermosas, según el estereotipo de belleza femenina; y [además] vemos episodios donde se desnuda a una de las protagonistas”.

Lee: La pandemia agrega 36 años al tiempo que falta para cerrar la brecha de género global


¿Quieres aprender habilidades para el éxito?
Capacítate en Dalia Empower

Clases y cursos on line y en vivo que puedes tomar desde tu hogar para adquirir las habilidades más demandadas del mercado.

Dalia Masters, clases magistrales sobre soft skills: en línea, on demand y con grandes personalidades

Skirt the rules: de emprendimiento a Unicornio
Con la primera mujer en hacer de su startup un 'unicornio' en AL, Silvina Moschini

Edición Especial: Ser Mujer, En nuestras propias palabras
Con 11 mujeres diversas que empujan la igualdad de género: Gabriela Warkentin, Vivir Quintana, Ophelia Pastrana, Martha Ortiz, Bárbara Mori, Laura Manzo, Alexandra Haas, Bertha González Nieves, Silvia Dávila, Olimpia Coral, Maca Carriedo

Storytelling: controla tu narrativa
Con los productores de la serie Monarca Billy y Fernando Rovzar

El Poder de la Resiliencia
Con la comunicadora Paola Rojas

Tu nombre, tu marca en el mundo
Con el chef Enrique Olvera

Otras cursos en línea y en vivo para que logres tus metas profesionales y personales

*Programa de Liderazgo Femenino: ADN - Herramientas para la formación de mujeres empoderadas en los negocios y en las empresas

*Curso El Arte de la Negociación

*Revisa también toda nuestra oferta de educación continua en Dalia Academy