Power

5 acciones de las Aceleradoras de Género del WEF contra el COVID-19


ss (1).jpg
(Foto: Pixabay)

Las Aceleradoras de Género son una iniciativa del WEF que ya han puesto en marcha acciones ante la crisis sanitaria en Latinoamérica.

Suscríbete a nuestro newsletter

CIUDAD DE MÉXICO. El impacto del COVID-19 en las mujeres ha sido desproporcionado. Ha puesto en riesgo los avances logrados durante los últimos años y puede retrasar aún más el cierre de la brecha económica de género, de acuerdo con instituciones como el Fondo Monetario Internacional.

En medio de ello, las Aceleradoras Closing the Gender Gap, impulsadas por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), están diseñando y ejecutando una serie de acciones para reducir el impacto, las cuales se agrupan bajo cinco ejes, de acuerdo con una publicación de la página del WEF.

Esta iniciativa tiene como objetivo crear plataformas de colaboración público-privadas para aumentar la paridad de género y reducir la brecha entre hombres y mujeres. Ya está activa en nueve países y se espera alcance a un total de 15 naciones para finales de 2020.

Sus líneas de acción son:

  • A nivel nacional: reunir a líderes de los sectores público y privado para generar información local y desarrollar planes basados en las necesidades específicas de cada lugar.
  • A nivel global: crear una red mundial que permita acelerar el aprendizaje de las mujeres a través del intercambio de ideas y experiencias.
  • Reducir la brecha de género: a través de un libro que sirva de guía y que cuente con herramientas, recursos y procesos para lograr la paridad económica de género.
  • Mediciones cuantificables: la iniciativa requiere que los líderes se comprometan con medidas cuantificables que se traduzcan en aumentar las oportunidades para las mujeres.

Te puede interesar la e-class: Flexibilidad, el futuro de la productividad

En América Latina y el Caribe, las aceleradoras del Foro Económico Mundial trabajan de la mano con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y han logrado convocar a ministros y CEO de toda la región para trabajar en el cierre de la brecha económica de género, liderazgo, salarios y participación de las mujeres en la vida laboral.

Las 5 acciones de las Aceleradoras

Elselot Hasselaar, jefe de Proyecto en el Centro para la Nueva Economía y Sociedad del WEF, y Andrea Saldarriaga Jiménez, coordinadora de Aceleradores de Género del Banco Interamericano de Desarrollo, explican en el artículo algunas de las acciones que se están llevando a cabo en la región latinoamericana:

1. Requilibrar el trabajo de cuidados

Antes de las medidas de distanciamiento social y el cierre de escuelas, las mujeres ya realizaban 76% de los trabajos de cuidado. La pandemia agravó la situación obligando a mujeres a abandonar sus trabajos remunerados o la escuela debido a la mayor carga de trabajo en el hogar.

Ante esto, abordar tanto las normas como las actitudes hacia el trabajo de cuidado no remunerado a nivel nacional puede ser la solución.

Por ejemplo, el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género de Chile ha trabajado con las empresas para difundir el mensaje de que los trabajos del hogar se deben dividir de manera equitativa entre hombres y mujeres.

También te puede interesar: Taller técnicas de negociación

2. Seguridad social para el sector informal

De acuerdo con el WEF, en Latinoamérica la mayoría de las mujeres trabajan en el sector informal. Esto las deja fuera de los esquemas de seguridad social y es preciso que ese derecho se extienda a a esa parte de la población.

En Costa Rica, el gobierno inició un programa de transferencia de efectivo para las personas que perdieron su trabajo recientemente. El dinero no solo es para quienes perdieron su trabajo formal, también incluye a los trabajadores informales y tiene un mayor énfasis en las mujeres.

3. Posicionar a las mujeres en los sectores de crecimiento

Turismo y alimentación fueron dos de los sectores que más impactó negativo han tenido y las mujeres representan gran parte de su fuerza laboral.

Para evitar que se vean más afectadas, las empresas y gobiernos deben garantizar lugares para ellas en los sectores de crecimiento. Tal es el caso del Ministerio de Trabajo en Colombia, que está reasignando trabajadoras a sectores que están creciendo como el de servicios.

4. Capacitación para pequeñas propietarias

La desaceleración económica también ha puesto en jaque a las pequeñas y medianas empresas (pymes), lo que tiene un especial impacto en las mujeres, pues del total de trabajadoras asalariadas y autónomas, 72.6% trabaja en una pyme.

Para asegurar que las pymes están bien equipadas para enfrentar la crisis, Banistmo, un banco de Panamá, estableció programas de capacitación y financiamiento para negocios encabezados por mujeres.

Lee más: ¿Eres emprendedora? Facebook te ofrece capacitación financiera gratuita

5. Combatir la violencia contra las mujeres

En el mundo la violencia contra las mujeres ha aumentado de forma importante durante la pandemia. Mientras en Argentina las llamadas a líneas directas de violencia aumentaron 40%; en Colombia las llamadas aumentaron en más de 90 por ciento.

Ante esto, los países deben adoptar medidas que sean accesibles para la población femenina y las empresas deben apoyar a sus empleadas.

Avon Argentina lanzó una campaña nacional para crear conciencia sobre el riesgo de la violencia contra las mujeres durante la pandemia y para dar a conocer los servicios disponibles de ayuda.