Power

4 razones para eliminar el IVA a productos menstruales en México


productos menstruales
Foto: Shutterstock

Un colectivo presentó una iniciativa de reforma en que advierte que el IVA a esos bienes de primera necesidad para las mujeres es discriminatorio.

Suscríbete a nuestro newsletter

CIUDAD DE MÉXICO. El 8 de septiembre el colectivo feminista #MenstruaciónDignaMéxico presentó una iniciativa de reforma para eliminar el Impuesto al Valor Agregado (IVA), de 16%, a todos los productos de gestión menstrual como toallas sanitarias y tampones, pues el gravamen a estos artículos de primera necesidad es discriminatorio e impacta de manera diferenciada entre hombres y mujeres.

El colectivo #MenstruaciónDignaMéxico -integrado por legisladoras de todos los partidos y organizaciones como Fundar y Oxfam México- busca que se implemente una tasa de 0% de IVA a estos productos.

La iniciativa fue presentada por la diputada federal Martha Tagle. Al menos 21 países y ciudades han eliminado o reducido gravámenes en la materia.

Toma la clase virtual de Dalia Empower: Perspectiva de Género

"Las toallas, pantiprotectores, toallas de tela, tampones y copas menstruales son bienes de primera necesidad en la sociedad actual y cuyo uso es indispensable para el ejercicio de los derechos fundamentales", explicó el colectivo en un comunicado.

Por esa razón, agregó, "la falta de políticas sociales que proporcionen su acceso libre y gratuito demuestran que esta carga impositiva representa una discriminación directa y atenta contra la igualdad sustantiva de las mujeres".

Consulta otros cursos y talleres de Dalia Empower para mujeres líderes

El bloque también detalló que una mujer necesita, en promedio, 360 toallas o tampones al año, lo cual representa aproximadamente un gasto de 720 pesos mensuales, lo que equivale a 5% del total de gastos de un hogar que pertenece al 10% de hogares más pobres en el país.

4 argumentos del colectivo para eliminar el IVA

  1. La menstruación es un proceso biológico, pero su impacto llega a la esfera social y pública. Si las mujeres no cuentan con espacios funcionales y seguros ni con productos para gestionar su menstruación, se ven impedidas para ejercer sus derechos como el de la educación, el trabajo y la salud.
  2. El IVA no es neutral al género, pese a que hombres y mujeres viven realidades socioeconómicas distintas. En ese sentido, se identifican cuatro rubros en que las mujeres están en desventaja: 1) empleo remunerado; 2) empleo no remunerado; 3) gastos de consumo; y 4) derechos de propiedad.
  3. Los productos menstruales no son de uso opcional; son insustituibles, de primera necesidad y exclusivos de las mujeres por su condición biológica.
  4. En ese sentido, el IVA a esos productos es una "discriminación directa". Se trata de un impuesto que se aplica un grupo de contribuyentes por su condición biológica. Además, impacta de manera "distinta y desproporcionada" entre hombres y mujeres.

Escucha nuestro podcast: Las mujeres como fuerza electoral

Bajo esta argumentación, al menos 21 países y ciudades en el mundo han eliminado o implementado reducciones de tasas a los artículos menstruales. Entre ellos se cuentan: Kenia (desde 2004) , Irlanda (2010), Nicaragua (2012), Jamaica (2013), Canadá (2015), Estados Unidos (2016), Bruselas (2016) y Francia (2016).

Lee más: El desempleo pega más a las mujeres en México durante julio

"Nos unimos con el propósito de posicionar la gestión menstrual como un tema de agenda pública para buscar políticas públicas que creen condiciones que mitiguen las desigualdades estructurales que impiden a todas las mujeres, niñas, adolescentes y otras personas menstruantes en México, vivir una #MenstruaciónDigna. Exigimos que el Estado Mexicano genere acciones para alcanzar la igualdad sustantiva de género en México", expresó el colectivo #MenstruaciónDignaMéxico.