Power

10 acciones urgentes para la paridad laboral en México


mujeres
Foto: Clker-Free/Pixabay

Crear un sistema universal de cuidados infantiles es una de las acciones que propone el Instituto Mexicano para la Competitividad.

Suscríbete a nuestro newsletter

CIUDAD DE MÉXICO. Robustecer estudios y estadísticas de sobre brecha de género en México y crear un sistema universal de cuidados infantiles, son algunas de las 10 propuestas que el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) presentó para mejorar las condiciones laborales de las mujeres, impulsar la paridad y la recuperación de la economía nacional.

El IMCO dio a conocer su nueva área Mujer en la Economía, a través de la cual busca aportar evidencia sobre el impacto de la brecha de género en la competitividad, así como soluciones.

Dicha área realizó su primer estudio, enfocado a entender los efectos económicos del virus de COVID-19 en las trabajadoras.

Te puede interesar tomar el taller de Dalia Empower: Maximiza tu desempeño y alcanza el éxito

Con base en una estimación de la consultora McKinsey, el instituto señala que si en México, la tasa de participación económica femenina fuera igual que la masculina, se generarían hasta 810 mil millones de dólares adicionales en 2025, una cifra equivalente a 70% del Producto Interno Bruto.

El informe del IMCO coincide con otros reportes, incluso globales, que señalan que las mujeres han resultado más afectadas por la crisis sanitaria a la luz de tres factores.

También puedes tomar el taller de Dalia: Diversidad como estrategia de negocio

Primero, tras el confinamiento, las mujeres se están reincorporando de forma más lenta que los hombres al mercado laboral. Además la pandemia ha exacerbado la doble carga de trabajo para ellas, al tener que absorber más tareas en el hogar.

Segundo, 53% de las mujeres trabajadoras se concentra en sectores que han sido más afectados por la pandemia y cuya recuperación podría ser más lenta. Y último: dado que aún es minoritaria la presencia de mujeres en puestos de liderazgo, sus necesidades no se ven reflejadas en la toma de decisiones del sector público y privado.

Lee más: Patricia Marroquin, de raíces purépechas, es la nueva curadora de arte nativo del Met

Bajo ese panorama, el instituto llamó a trabajar sobre 10 acciones específicas.

10 propuestas del IMCO

  1. Estudiar las brechas de género en la economía a profundidad. México requiere estudios con perspectiva de género más completos, que contemplen las causas y efectos de la participación económica y las condiciones laborales diferenciadas.
  2. Fortalecer las estadísticas para medir la brecha de género en el país. Ampliar cobertura, representatividad y transversalidad. Más y mejores datos generan mejores estudios y mayor oportunidad de crear soluciones.
  3. Ejecutar políticas para que más mujeres asciendan a posiciones de liderazgo en los sectores privado y público.
  4. Avanzar hacia la creación de un sistema universal de cuidados infantiles.
  5. Ampliar el esquema de licencias de cuidado. Hoy ya están en la agenda legislativa puntos como: ampliar la licencia de maternidad a 14 semanas; crear la licencia de paternidad y las licencias para atender eventualidades críticas de carácter médico familiar. Pero a raíz de la pandemia, ha surgido la necesidad de otro tipo de licencias, como el acompañamiento a hijos por motivos escolares y las licencias por aislamiento a portadores de covid-19.
  6. Incentivar la adopción de políticas corporativas de integración vida-trabajo con el objetivo de que los colaboradores puedan compaginar sus necesidades personales con las exigencias del trabajo. Trabajo flexible o días personales con goce de sueldo, son algunos ejemplos.
  7. Escalonar el regreso a clases presenciales. El inicio de ciclo escolar 2020-2021 se dio cuando varios sectores ya estaban en actividad presencial y eso ha generado una crisis de cuidados. Cuando la epidemia esté controlada, debería existir un plan escalonado de regreso a clases presenciales con base en en las zonas con menos casos y en las edades, empezando por los más pequeños.
  8. Al retomar las clases presenciales, evitar brotes en las escuelas que intensifiquen la crisis de cuidados. En este sentido, el IMCO subraya la importancia del presupuesto para gastos operativos de las escuelas, con el cual puedan adquirir los insumos sanitarios que requieran.
  9. Generar incentivos para que las mujeres de secundaria y preparatoria continúen estudiando. La educación a distancia y los trabajos de cuidados pueden generar abandono de clases. El instituto también enfatiza la importancia de romper con los estereotipos de género en los que se asume que la mujer debe encargarse del trabajo no remunerado de la casa. Becas con montos diferenciados para niñas y mujeres pueden hacer la diferencia, por ejemplo.
  10. Diseñar programas sociales prioritarios para mujeres trabajadoras de grupos vulnerables como seguros de desempleo, créditos y otras modalidades de transferencias directas a madres solteras, familias en la línea de pobreza, mujeres de zonas rurales, madres adolescentes y mujeres en situación de violencia.

Recomendamos: Recorte del gobierno mexicano a paridad pega más a atención directa a mujeres