Si no persigues lo que quieres, nunca lo conseguirás

Elige si caminas o te detienes. No olvides que el mundo camina contigo o sin ti.

Si el camino que tomaste no te lleva a tu meta, no es el camino correcto. Decídete a cambiar la ruta y cambia de estrategia pero busca cómo llegar. Tienes que dejar de hacer lo que te detiene si quieres transformarte.

El cambio te hará crecer. No te niegues una nueva oportunidad por conformismo ni justifiques tu decisión de no intentarlo para no perder lo que ya tienes. Define metas claras y realistas y sé persistente en vez de pasarte la vida quejándote.

¿Qué haces para mejorar? Las personas que logran sus objetivos son las que se atreven a ser diferentes y a utilizar su creatividad e imaginación. Además le ponen pasión a lo que hacen, aunque el camino sea rudo, como normalmente son los caminos. A grandes esfuerzos, grandes logros.

Deja de pensar en lo que no quieres que suceda y concéntrate en lo que realmente deseas. Deja de pensar que tú no serás capaz de lograrlo y visualízate llegando a la meta… a TU meta.

El peor error es no intentarlo. No intentarlo por miedo, flojera o falta de confianza… o simplemente por resignación. Normalmente desconocemos nuestros talentos y es más cómodo pensar que no podemos. Siempre con excusas, esperando que pase algo para empezar: cuando tenga trabajo, cuando me case, cuando haga mi maestría, cuando me separe, cuando baje de peso… sin darnos cuenta que una vida sin propósito no tiene valor. No nos estanquemos en la mediocridad, ya que nos hará cometer muchos errores. Pregúntate para qué vives. Si no te viene a la mente algo que haga latir tu corazón es momento de cuestionarte y ponerte a trabajar en la respuesta, si en verdad quieres crecer.

Aunque no consigas resultados inmediatos, NO TE RINDAS. Cuando vamos por la vida con pasos firmes y seguros hacia el objetivo, cada paso nos acerca y nos llena de energía para continuar. Si quieres caminar dando un paso para adelante y dos para atrás, jamás llegarás. Aprovecha todas las oportunidades que pueden llevarte a donde sólo tú sabes que quieres llegar. Cada día tenemos una nueva oportunidad de volver a empezar a caminar en el camino correcto.

Avanzar implica riesgo pero vale la pena tomarlo, aunque duela, para lograr el éxito personal que nos dará una recompensa interna difícil de describir. Haz lo mejor que puedas y aprenderás cada día a hacerlo mejor. Se vale preguntar y pedir ayuda para aprovechar al máximo todas las oportunidades. Todo lo que te prometas, cúmplelo. A ti no te puedes engañar.

Debemos encontrar el punto de equilibrio que necesitamos para vivir la vida que deseamos. Deja de preocuparte por lo que otras personas hacen mejor que tú y concéntrate en ti, en tus habilidades y aprende a reconocerlas y valorarlas para potenciarlas. No te arriesgues a estar al borde de la muerte para comprender el sentido de la vida y darte cuenta de lo breve que es y cómo la desperdiciaste. Recuerda que tú eres la única responsable de tu vida, nadie más, y no puedes dejar de hacer lo que realmente deseas para disfrutarla al máximo.

Esta entrada fue publicada originalmente en el blog de Retos Femeninos ____________________________________________________

Sylvia es una multipremiada comunicadora, publicista, conferencista y vocera de los derechos de las mujeres en distintos foros nacionales e internacionales. Como emprendedora es fundadora de la estrategia de comunicación integral Retos Femeninos, enfocada al crecimiento personal y profesional de miles de mujeres, y de la iniciativa Ya basta de violencia contra la mujer entre otras. Desde 2007 hasta la fecha presenta el evento del “Día Internacional de la Mujer” en la CDMX, Monterrey y Guadalajara y a partir del 2018, cada año, en una ciudad diferente, para cubrir la República Mexicana.  Es embajadora de Vital Voices por su labor promoviendo los derechos de las mujeres.

Síguela en Facebook y Twitter en: @retosfemeninos

Sitio web: http://www.retosfemeninos.com