5 cosas que haría diferente si regresara a la vida corporativa / 2

En la entrada anterior, les platiqué cómo, después de 22 años como CEO de Microsoft y un poco más de 3 años en mi propio proyecto, motivado por las preguntas de mis clientes reflexioné: ¿qué haría yo diferente si regresara mañana a la vida corporativa?

La primera cosa que haría sería poner a los clientes al centro de todo. En mis reuniones diarias de trabajo reinaría la pregunta ¿qué es lo que realmente quieren nuestros socios y clientes? Si quieres leer por qué lo haría así y cómo lo haría. Lee la entrada de la semana pasada.

Esta semana quisiera compartirles otros dos puntos que ahora considero fundamentales para la vida corporativa:

2.- Obsesión por mi energía y por ende mi resultado productivo. Considero que el mayor reto para las personas en su día a día es mantener su nivel de su energía. La estamina física y mental para poder enfrentar los retos de su vida personal y profesional.  Es decir, ¿cómo podemos generar nuestra propia energía para mantenernos en óptimos niveles de rendimiento y además tener la claridad para enfocarnos en lo importante y no en lo urgente?

Las personas de alto rendimiento destinan entre el 50% y el 70% de su tiempo en lo importante y no en lo urgente. Dedican su atención a lo que aporta a sus metas y sueños, tienen una gran habilidad en saber decir “NO”. Como presidente de una multinacional me consideraba una persona disciplinada, era estricto con mis hábitos y rutinas de salud, me mantenía en forma para poder enfrentar los retos de la vida corporativa, sin embargo, ahora que he estado aprendiendo y observando a otras personas, me percato que existen otros métodos que estoy incorporado, y que sin duda me hubieran ayudado a manejar mi estrés y ansiedad a un siguiente nivel.

Hoy he aprendido a generar mi propia energía física y mental, entiendo que existe una diferencia importante entre productividad y tu resultado productivo. El arte reside en que comandes tu tiempo en lo personal y en lo profesional de tal forma que alcances niveles superiores al 50% del tiempo destinado a lo importante y no urgente.

Aquí les comparto algunos hábitos de alto rendimiento que he integrado y que comparto en mi proceso de coaching:

– Toma 20 oz de agua como mínimo después de despertarte por las mañanas.

– Agradece en cuanto tus pies toquen tierra. Doy gracias por ….

– Estira tu cuerpo, actívalo durante 5 minutos.

– Ejercítate al menos 10 minutos diarios. Si puedes más tiempo fantástico. Sin embargo, hoy existen rutinas que te pueden llevar a un siguiente nivel con sólo 10 o 20 minutos al día. Combinar rutinas es recomendable, al menos 2 de cardio y 2 de alta intensidad a la semana. Sal a caminar, el tiempo no debe ser un pretexto.

– Planifica tu día. ¿Qué preguntas te haces por la mañana?, ¿qué es lo que tienes que lograr hoy con base en tus proyectos y objetivos más importantes personales y profesionales? Es fundamental dejar de lado tu inbox y las redes sociales. La prioridad es planear tu día. Aquí te comparto técnicas para planificar y enfocarte en lo más importante. Debes plantearte, ¿cuáles son las cosas más importantes que debo lograr hoy, pase lo que pase?

– Ten reuniones de 45 a 50 minutos, máximo 70 minutos (no recomendable)

– Toma descansos de 4 a 10 minutos cada 50 a 70 minutos.

– Toma agua y haz ejercicios de respiración para oxigenarte y elevar tu energía. Cuando lo haces consistentemente y bien notarás que tus siguientes 50 minutos serás más productivo. Inténtalo 10 días consecutivos y verás la diferencia. Configura tu celular en espacios de 50 minutos y comienza a hacer pausar.

– Deja los problemas fuera de casa, #Dalamejorversióndeti con tu familia, con tu pareja.

– Destina de 7 a 8 horas diarias de sueño.

planea tu día

3.- El poder de tu círculo de proximidad. Pensamientos positivos.  ¿Quiénes son las personas que están cerca de ti?, ¿de quiénes estás aprendiendo? La influencia y la persuasión son un arte. Es importante desarrollar mejor estas habilidades, establecer relaciones positivas es fundamental para alcanzar tus metas y sueños en la vida. Este círculo de proximidad debe conformarse por aquellas personas que te van a llevar a un siguiente gran NIVEL. Vas a aprender a ver el éxito en otros y a obsesionarte por crecer. Sumo a esta idea el reto de educar a nuestra mente a mantener consistentemente pensamientos positivos y esto es clave: comienza con la gente que te rodea.

No quiere decir que seas sobre optimista, lo que quiero transmitir es que ninguna buena idea en el mundo viene de pensamientos negativos. Cuida a la gente que está a tu alrededor, revisa los libros que lees, pon atención en la información a la que tienes acceso en redes sociales. Mantén tu mente sana. Aporta en tu círculo de influencia.

En este momento somos el promedio de las 5 personas con las que más compartimos nuestro tiempo conversando, interactuando, aprendiendo. Reflexiona:

– ¿Quiénes conforman tu círculo de proximidad?

– ¿Qué puedes aprender de ellos?

– ¿Qué pueden aprender de ti?

– Expresa tus sueños, tus metas, tus emociones, tus miedos, fluye y aprende.

– Toma acción masiva por tu vida personal y profesional.

Conozco personas que hacen esto espectacularmente. Te invito a compartir tus ideas, ¿qué funciona para ti? Este es uno de los temas más importantes que tratamos en nuestros talleres de #Darlamejorversióndeti, el poder de la influencia en los demás.

En la próxima entrada les compartiré los últimos puntos que haría diferente si regresara a la vida corporativa. Si tienes algún comentario, hazlo en las redes sociales de Dalia o en mi sitio.

____________________________________________

Juan Alberto González Esparza (Beto), Director General y Co-Fundador de IRRADIATE MORE, es un líder de pensamiento visionario y un consumado innovador en los negocios. Tiene más de 25 años de experiencia inspirando cambios positivos en las personas, equipos de trabajo y organizaciones globales. Su experiencia profesional incluye 23 años en altos cargos con Microsoft como CEO para Perú y Colombia, la Región Andina y México. Actualmente es vicepresidente de Fundación Ojos que Sienten y tesorero de la Fundación Estados Unidos-México. Tiene el postgrado Bench Program en Liderazgo, de la Universidad de Wharton, y otras certificaciones. Estudió liderazgo en la escuela Sloan Executive Education del MIT y obtuvo su Licenciatura en Ingeniería en Cibernética y Ciencias de la Computación en la Universidad La Salle de la Ciudad de México. Está certificado por la escuela Speak Easy en San Francisco y ha participado en seminarios de INSEAD en París.

Si quieres más información síguelo en: @irradiatemore en Facebook  e Instagram

Juan Alberto González Esparza en Linkedin