El liderazgo de las mujeres en tiempos de cambio

Aunque todavía hay mucho por hacer para conseguir la igualdad laboral y la paridad salarial, es importante reconocer hasta dónde hemos llegado en términos de las posiciones de liderazgo que hoy ocupamos las mujeres. No podemos olvidar que fue hasta la década de los 40’s que tuvimos acceso a puestos profesionales, no sólo de servicios.

Sin embargo, la vida es cada vez más compleja y la realidad ha hecho evidente que sumar el talento de las mujeres no sólo es un asunto de justicia social, también es un detonante que transforma los negocios y contribuye al desarrollo económico.

Esta transformación no ha sucedido de la noche a la mañana. Ha requerido de incansables luchas y de mucha preparación para que hoy las mujeres estemos a la altura de los retos que se nos presentan en un mundo que cambia a cada instante.

Con este propósito, en Dalia Empower lanzamos el taller “Manejo de equipos en tiempos de cambio” como parte del programa Women in Leadership; un espacio para pensar, discutir y descubrir con los mejores mentores cómo hacer frente a los nuevos retos de liderazgo en el mundo laboral.

“Cuando diseñamos el taller pensamos en estos tiempos de cambio que requieren actuar de otra manera. Debemos ver más profundamente y cuestionar nuestras creencias; ver más ampliamente y pedir opinión a otros; y ver con una perspectiva más larga para pensar a mediano y largo plazo. Por eso integramos herramientas teórico-prácticas para mapear el talento de los equipos, inspirar e influir en otros con una definición de liderazgo muy clara: Liderazgo es la forma de manejarnos usando nuestros recursos y conocimientos para: agregar valor, influir y autorrealizarnos. Así que mientras incrementamos nuestras herramientas, mayor liderazgo tenemos.” – comentó Ingrid Medina, speaker del Taller.

Ingrid Medina

En esta entrada, te invitamos a conocer más de esta propuesta a través del testimonio de cinco participantes representantes del mundo corporativo y el emprendimiento: Luz Elena Balderas, Fabiola Ortiz, Mónica Ramírez, Lourdes Vallejo y Montserrat Zavala, que comparten con nosotros sus retos y la manera en que el taller les ha ayudado a superarlos.

Luz Elena Balderas es Gerente Regional de Cadena de Suministro de LATAM en FMC.

“Para mí es un reto adaptar mi estilo de liderazgo a las características de mis equipos para conseguir los resultados esperados. Coordino equipos a distancia en cuatro países distintos. En ellos hay personas que pertenecen a distintas generaciones, expertos en distintas disciplinas.

Actualmente estamos atravesando por un proceso de fusión. Así que yo debo ayudar a mi equipo en esta transición hacia una cultura de innovación. Es todo un reto juntar dos compañías y mantener a los equipos motivados para diseñar juntos el futuro.

El taller me hizo sentir que no estoy sola. Intercambiamos experiencias y tips para mantener a las personas motivadas y no perder gente muy talentosa que podría sentirse insegura o desmotivada. Me ha resultado muy gratificante poder compartir con otras mujeres lo que sé y he aprendido. Puedo darles herramientas que les van a servir para enfrentar distintos retos.  

Un ejercicio muy útil para mí fue preguntarle a mi equipo si sabían en qué creo como líder. El resultado fue impresionante. Lo que compartieron me hizo llorar y sin duda me hace sentir motivada porque lo que hago para mí se ve reflejado en mi equipo. Están tranquilos y motivados en este momento de incertidumbre. Me siento feliz y empoderada porque veo resultados.

grupal en clase

Fabiola Ortiz es CEO de C3 Integraciones, una fábrica de software en la que, junto con su marido, desarrollan soluciones inéditas para clientes que requieren trajes digitales a la medida.

Mi principal reto como mujer joven en temas de seguridad y tecnología es que me la crean. Muchas veces tengo que demostrar que sé lo que hago y que tengo la experiencia para ejecutar y presentar proyectos con clientes muy importantes, por mucho dinero y con temas muy sensibles.

Una de las áreas de oportunidad que tenemos es cuidar las necesidades de mi familia (refiriéndose a su equipo de trabajo). Por ejemplo, con nosotros trabaja un papá soltero y en ocasiones tiene que faltar para cuidar a su hijo. Entonces tenemos que encontrar la dinámica para que pueda atender a su trabajo y su vida personal. Por otro lado queremos disminuir la fuga de talento. Sé que no podemos competir con los sueldos de las grandes empresas, pero lo que tenemos para ofrecer es un verdadero engagement.

El taller me ayudó a darme cuenta de hay cosas que das por hecho. En clase nos sugirieron hacer una encuesta de clima laboral y yo podría casi asegurar cuáles iban a ser las respuestas, pero ese día pasó algo que hizo cambiar la visión de un colaborador. Respecto al trabajo bajo presión él respondió que ‘en las noches temía que sonara el teléfono porque sabía que era la oficina’. Entonces me di cuenta de que tienes que cuidar lo que dices y lo que haces, todos los días. No puedes dar nada por sentado, tienes que preguntar.

Para la actividad de ‘Talento de Equipos’ creamos un propósito conjunto en el que no faltó nadie en la empresa. Algunas de las personas respondieron que su propósito en la empresa era ayudar a hacer feliz a la gente a través de las soluciones de la empresa. Ahí me di cuenta de que estamos haciendo sinergia y todos creemos en lo mismo.”

celebración

Mónica Ramirez es Senior Manager de Tesorería y Finanzas en Nissan Mexicana. Su área es responsable de administrar los recursos y decidir qué proyectos se inician a nivel nacional y en el mercado de exportaciones.

“En la empresa hemos pasado por muchos cambios. Ahora tenemos que nivelar las actividades. Uno de los retos que tengo es integrar a las personas de mi equipo que tienen edades e intereses distintos.

En el taller he aprendido la importancia del engagement. Ahora que me he involucrado con mi equipo, el ambiente es diferente, es más agradable. También descubrí que hay cosas que estoy haciendo bien. Con mi equipo siempre he sido directa y sincera. Me gusta dar feedback honesto para que no haya sorpresas. Trato de darle tips a las personas de mi equipo para que sepan a lo que vamos.

Lo que más me gusta del taller es escuchar la experiencia de mujeres distintas a mí. Toda mi vida he estado en un corporativo así que escuchar cómo se mueven las empresarias que tienen otros problemas es muy interesante. Creo que en el fondo todas quisiéramos empezar de cero pero es mucho riesgo.”

Lourdes Vallejo es Directora de Estrategias de proyectos y socia de Zaga Planners, una empresa que organiza eventos corporativos a gran escala. Tiene 21 personas a su cargo.

En la empresa soy todóloga. Llevo la administración, recursos humanos, atención a cliente, visita de la instalación de los proyectos, cotizaciones, seguimiento de los eventos y ahora también me involucro en la comunicación interna. En general me encargo de la experiencia completa.

El reto más grande que tenemos es de recusos humanos. ¿Cómo hacer un equipo colaborativo que se comunique adecuadamente? En el área de ventas específicamente la rotación no permite que se consolide esa posición por lo que los colaboradores viven en un estado permanente de inseguridad respecto a lo que va a pasar en el mediano plazo.

Las sesiones de coaching del taller me ayudaron muchísimo a entender dónde estamos, a dónde queremos ir y qué habilidades necesitamos usar. Me dio un enfoque diferente que me ha servido para darme cuenta de que no estamos tan mal. Sí hay mucho que hacer pero ya estamos en ello.

Yo fui madre muy joven, así que lo que veo ahí me ayuda a formalizar cosas que ya he ido haciendo. El taller me ayuda a ver las cosas desde otra perspectiva y darle forma a los conocimientos.”

en clase

Montserrat Zavala es Operations Manager en Harley-Davidson, Toluca. Trabajó muchos años en Ford Motor Company donde tuvo oportunidad de conocer muchas posiciones, después decidió, con su marido, emprender en el negocio de las motocicletas

“Desde 2007 mi esposo es distribuidor de Harley Davidson, teníamos tres hijos chiquitos así que decidí también independizarme. En el negocio de boutique de motocicletas hago de todo. Me ocupo de la estrategia comercial, busco nuevos negocios, atiendo clientes y viajo cada 6 meses a USA para ver qué es lo nuevo de este particular estilo de vida. En este trabajo he tenido un maravilloso crecimiento. Estoy obligada a aprender de todo y mantenerme actualizada.

Mi principal reto es manejar 90 empleados. Si bien había tenido experiencia en diferentes posiciones nunca había tenido que hacer nada de desarrollo organizacional o capital humano porque en el corporativo siempre había alguien más que se encargaba y a ti te preparaban para otras cosas.

En el taller he aprendido muchísimo. Respecto al reclutamiento ahora sé qué cualidades buscar en los candidatos al trabajo. También identificamos la importancia del engagement con los empleados. Por ejemplo, ya integramos los reconocimientos a los empleados. No son cosas caras pero sí significan mucho. También he aprendido a construir relaciones con límites porque en un negocio familiar a veces pareciera que las relaciones se vuelven paternales, lo que trae muchos problemas. La experiencia en el taller ayuda a replantear las bases y volver a tener conciencia de lo que debe de ser.

Lo que más he disfrutado es la pluralidad, estoy contenta porque aprendo mucho de Ingrid que tiene mucha experiencia y Dalia es el lugar al que tenía que llegar porque a diferencia del Ipade u otras escuelas de negocios, Dalia es flexible y se ajusta a mis tiempos.”

Como puedes ver, estas mujeres se enfrentan a problemas reales que plantean retos de liderazgo que no se responden con fórmulas preestablecidas por la costumbre, sino que requieren del talento y la habilidad de cada una para llevar a su equipo y a su negocio al siguiente nivel.

La tendencia de tener más mujeres en puestos de liderazgo ya no es una cuestión de corrección política, sino una necesidad estratégica que favorece el crecimiento de todos los sectores. Las razones para que esto suceda van más allá de la moda, tiene que ver con el talento y las capacidades que las mujeres han desarrollado para estar a la altura de los retos actuales que se presentan en un mundo volátil, incierto, complejo y ambiguo en el que les toca protagonizar el futuro del trabajo.

Si quieres conocer más acerca de nuestros programas de Women In Leadership, escríbenos a info@daliaempower.com