¿DESINTOXICACIÓN DIGITAL?

Actualmente es muy raro encontrar a alguien que no dependa de la tecnología, estamos acostumbradas a estar conectadas a Internet desde la computadora, el smartphone, la tablet y llenarnos de notificaciones durante las horas laborales (y fuera de), que no nos queda tiempo para disfrutar la vida real.

Notificaciones de aplicaciones de mensajería instantánea, correos electrónicos, redes sociales y peor aún, si tienes activadas las notificaciones de tus páginas favoritas, ya tendrás tu navegador saturado de notificaciones con las últimas noticias, en fin. ¿Has calculado cuánto tiempo estás online? 10, 18 o más horas, y no nos damos cuenta de lo importante que es el tiempo para cada una de nosotras a pesar de que estamos conscientes que es un recurso que de ninguna forma recuperaremos. A raíz de esta problemática, en el 2012 en San Francisco (EE.UU.) nace una organización llamada Digital Detox, la cual se dedica a organizar retiros de yoga y meditación que ayudan a la gente a desconectarse de la tecnología, de hecho su lema es “Desconectar para reconectar” y tal ha sido su fuerza que el Diccionario de Oxford ha incluido el término digital detox (desintoxicación digital en español) entre sus páginas. Y llegando a este punto, te compartimos 5 puntos para que comiences tu desintoxicación digital y disfrutes de lo que te rodea: tu familia, amigos y a ti misma, principalmente.

• Después de tu jornada laboral, oculta tu celular y desactiva las notificaciones de tus aplicaciones móviles, no hay ninguna razón para mantener el teléfono al alcance de la mano ni de la vista, especialmente cuando tenemos que estar centradas en otras actividades.

• Sin querer, nos hemos convertido en adictas al entretenimiento y la distracción, cada vez que tenemos un momento libre, volvemos a la pantalla para matar ese tiempo y no sentirnos ansiosas o aburridas. Te invitamos a disfrutar ese tiempo tranquilamente, sin distracciones, quedarte en silencio contigo misma, contemplar tu entorno, no será fácil al inicio pero poco a poco lo irás dominando.

• Practica el mindfulness por lo menos 30 minutos al día, te ayuda a tomar mejores decisiones, a reducir el estrés, la ansiedad y mejora nuestro estado de ánimo, incrementando la sensación de bienestar.

• No lleves tu teléfono móvil a la recámara. Déjalo en otra habitación, si tuvieras alguna llamada urgente podrías oírlo. Tenerlo contigo te impide dormir lo suficiente y con profundidad, provocando con el tiempo irritabilidad, desconcentración y estar menos alegre.

• Promueve los buenos modales dentro y fuera de tu trabajo. Cuando estés hablando con alguien en persona no teclees tu teléfono al mismo tiempo, es irrespetuoso. No des mal ejemplo de este comportamiento, ya que consciente o inconscientemente influye en nuestro entorno.

Esperamos que este artículo te ayude a tomar consciencia de las consecuencias de no desconectarnos de la tecnología, y al mismo tiempo te guíe para que hagas las desintoxicaciones digitales sean parte de tus hábitos.

 

@Nancy N. Salazar